“Sufrieron una feroz balacera” que dejó heridos hospitalizados. Reclamaban la renegociación de sus contratos de trabajo. Y denuncian que “la violenta y reiterada escalada represiva tiene la clara intención de amedrentar y anular la legítima protesta social”.

Posadas (Sábado 2 de diciembre). La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Misiones repudió “enérgicamente la brutal represión sufrida por trabajadores no solo precarizados sino tercerizados de ATE en el hospital Castro Rendón, de la ciudad de Neuquén, cuando pedían la renegociación de sus contratos que finalizan este mes”, dice un comunicado de prensa emitido este viernes.
“Los trabajadores ocupaban el lavadero del hospital significativamente ya que desempeñan tareas de limpieza, maestranza y seguridad cuando fueron increpados a desalojar a fuerza de balazos de goma, inclusive a la altura del rostro, violando de esa manera su propio y extremo protocolo represivo. También dispararon balas de plomo que recuerdan las “balas sobichistas” que, como los mismos compañeros de ATE Neuquén expresaron, es la misma represión en la cual mataron al maestro Carlos Fuentealba en dicha provincia. Cabe recordar que el Ministro de Seguridad es el mismo que en ese también nefasto momento”, agrega el parte al que adhieren además, la CCC Misiones, Barrios de Pie y el diputado provincial del Partido Agrario y Social (Pays), Martín Sereno.
El documento agrega: que repudian esta violenta y reiterada escalada represiva en un marco democrático con la clara intención de amedrentar y anular la legítima protesta social, generada por las consecuencias de las políticas económicas y sociales de hambre y saqueo aplicadas por este Gobierno y posiblemente por la ausencia total de vigencia del Estado de Derecho.
Y denuncian que este Gobierno de la alianza Cambiemos que viene entregando la patria al FMI, los Benetton, Los Lewis y a las corporaciones, pretende ajustar, hambrear y saquear sin que los trabajadores formales y los de la economía popular nos manifestemos. Razón por la cual ya cuenta en su haber con la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado como con el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, en ambos casos en el intento de apropiarse de tierras correspondientes a los pueblos mapuches porque, recordemos, son preexistente a los estados nación de Argentina y Chile.
“Nuestra conclusión es que estas maniobras para criminalizar la pobreza, la protesta y a nuestros pueblos originarios son estrategias para crear un nuevo enemigo interno: los necesariamente excluidos del sistema neoliberal . Esto se da en paralelo con la creciente militarización de todo el territorio nacional para naturalizar la presencia de cualquier fuerza de seguridad, gendarmería, prefectura, policía, grupos especiales, con el ilegal objetivo de salir a cazar pibes de los barrios laburantes y cualquiera que ose protestar o tener “actitudes sospechosas” se despliegan por los barrios y comunidades del país bajo el paraguas de “operativos integrales de seguridad” los cuales también repudia esta Confederación”.
El comunicado manifiesta finalmente “la entera solidaridad con los compañeros de ATE Neuquén” y sostiene que “no pasarán”, parafraseando con el lema usado desde la Primera Guerra Mundial para expresar la determinación de defender una posición contra el enemigo.

“Vuelven las balas sobichistas”

ate twitter

“Vuelven las balas sobichistas a Neuquén”, denunció la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de esa provincia. Vincularon, así, la violenta represión de este viernes en el centro de Neuquén, con las que sufrieron durante el gobierno de Jorge Sobisch, cuando fue asesinado el docente Carlos Fuentealba.
En esta represión hay dos personas heridas con balas de plomo, denunciaron.
De esta manera, las fuerzas de seguridad reprimieron la protesta de los trabajadores tercerizados que prestan servicios de limpieza, maestranza y seguridad en los hospitales de Neuquén y reclaman una renegociación de sus contratos.

 

Anuncios