Faruk Jalaf, presidente de la Cesane aseguró hoy que “no se justifica el aumento de los combustibles” y aseguró que ahora en la Argentina es el más caro de América. A partir de hoy la Premium cuesta 1,80 dólares cuando en Estados Unidos el galón que equivale a casi cuatro litros se cotiza a 1,90 dólares.  Consideran suspender las tarjetas por la comisión que cobran

Eldorado (Domingo, 4 de diciembre, Alejandro Spivak) El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino (Cesane) Faruk Jalaf afirmó que a partir de este incremento el combustible en la Argentina es el más caro de América. El empresario eldoradense fue contundente: “No se justifica u nuevo aumento de los combustibles”

En otro orden anticipó que los estacioneros están analizando suspender la venta con pago con tarjetas de crédito y débito.

Este domingo los ciudadanos nos levantamos con un nievo incremento en los combustibles que se ubica en torno al seis por ciento y que llevó a la nafta Premium a casi 30 pesos por litro. “Con este incremento pasamos a tener uno de los combustibles más caros de América porque el litro de nafta cuesta a partir de hoy 1,80 dólares cuando en Estados Unidos el galón que equivalen a casi cuatro litros se cotiza a 1,90 dólares”.

Para Jalaf mucho menos se justifica en el interior. “Si hubieran subido las naftas en Capital Federal para igualar el precio con el resto del país hubiera sido un poco más justificable”.

De todos modos estima que será el último aumento tanto del combustible como del gas y la energía. “No creo que haya ninguna modificación hasta febrero próximo sino no hay modificación en los precios del crudo y si no se produce una devaluación de la moneda antes”.

Para Jalaf no es justificable que la nafta llegue a los 30 pesos por litro. “La nafta Premium ya está casi en ese precio. Este es un valor muy elevado. Hasta este aumento en Uruguay el precio del combustible estaba por encima que en la Argentina porque lo comparaban con Buenos Aires. Uruguay no produce ningún tipo de hidrocarburos y la Argentina produce casi el 90 por ciento. Con este incremento el precio del combustible quedó más alto que los demás países de América”.

En otro orden Jalaf anticipó que los empresarios de las estaciones de servicio están analizando no vender más combustibles con pago con tarjetas de crédito y débito. “Nosotros tenemos la expectativa que nos mejoren la situación. Venimos pidiendo una restitución del margen de los porcentajes de ganancias. Pedimos que nuestra ganancia se ubique en torno al 10 por ciento. Hoy estamos ente el 7 y 8 por ciento. Es un margen muy bajo cuando la tarjeta de crédito se queda con un dos por ciento; más el costo financiero que son 28 días y cuando pagan nos debitan otro dos por ciento y si nos agarra un aumento como el de hoy donde uno vendió con tarjeta de crédito hemos perdido la ganancia. En cuanto a las de débito deberían ser sin costo porque es una simple transacción comercial donde no intervienen los bancos. Hoy nos cobran entre el uno y el 1,5 por ciento más todos los impuestos y, además se toman el tupé de quedarse los bancos cinco días con el dinero porque al cliente le debitan al instante, pero a nosotros nos acreditan el importe entre los cinco y siete días siguientes a la transacción comercial”.

Anuncios