Desde un anclaje en lo que califica de “peronismo moderno” que mantiene la prioridad puesta en la producción, la industria y la generación de empleo, Pedro Puerta criticó la reforma tributaria: “es un verso que afecta a las pymes”. Aunque critica al equipo económico elogia la construcción política de Mauricio Macri a quién considera un hombre de centro.

Posadas (Lunes, 4 de noviembre) “La reforma tributaria es un verso”, opinó en forma categórica Pedro Puerta que consideró castiga a las pymes. El dirigente de Unión Popular se muestra desencantado con la oportunidad política perdida para imprimir un shock con el pacto fiscal acordado con las provincias, no sólo para para eliminar los ingresos brutos sino fundamentalmente para simplificar el sistema impositivo y utilizarlo como herramienta de incentivo a la producción.
Desde un anclaje en lo que califica de “peronismo moderno” que mantiene la prioridad puesta en la producción, la industria y la generación de empleo, se mostró crítico de la conducción económica del gobierno nacional. “Los que están implementado las medidas económicas no tienen mentalidad empresarial ni siquiera tienen mentalidad de pymes, no pudieron ni reglamentar la ley de promoción del sector. Estos economistas ni siquiera tuvieron un quiosco en su casa, porque cuando uno tiene un quiosco en su casa uno entiende lo que es la política de créditos y de precios y en el día a día va entendiendo las demandas de las empresa”, subrayó en declaraciones formuladas a este sitio. “En términos económicos el país está en malas manos y a quien se le va a dar para que debatan la reforma tributaria es gente que no tuvo manejo diario de las necesidades de las empresas” remató sin medias tintas para objetar el mentado gradualismo que asocia al objetivo de “mantener el statu quo para ganar elecciones”.
Afirmó que Macri -a quién llama Mauricio por la relación de amistad que tienen- es un hombre de centro. Pero destaca que para gobernar en el centro, se deben tmar decisiones de de derecha y de izquierda. “En materia económica por ahí había algunas decisiones que se debían tomar más de derecha que se debían compensar con decisiones de izquierda. Esto significa un shock en bajar los impuestos a los empresarios y posibilitar a quien cobra un plan que pueda trabajar. Eso es hacer justicia social. Eso es lo que digo cuando afirmo que soy un peronista moderno”. Por eso –explica- si Macri es de centro, no puede tener un ministro de Defensa de Centro y un ministro de Economía de Centro.

Elogios a la construcción política de Macri

A pesar de estas formulaciones críticas, Puerta está lejos de posicionarse en la vereda de enfrente al proceso político iniciado en diciembre de 2015. Por eso no duda en elogiar la construcción política realizada por Mauricio Macri que “tuvo el gran mérito de haber terminado con el kirchnerismo”. Pero, atento al desarrollo de la economía en estos dos años apuesta a que a “Macri no le suceda lo mismo que de la Rua”. Y precisa que el “problema de de la Rúa no fue que era incompetente como Macri tampoco lo es, el problema de de la Rua fue que los de abajo, los que manejaban las políticas no se hacían cargo de sus responsabilidades. Y en tal sentido se preguntó retóricamente ¿Qué funcionaros de de la Rua están presos o procesados por el desastre de 2001? La gente se acuerda solo de Domingo Cavallo y la mayoría de los que hicieron desastre en 2001 están en el actual gabinete de Macri y la otra mayoría estuvieron en el gabinete de Cristina. En la misma línea de otros peronistas como Duhalde o Mendiguren, entre los que también se cuenta su padre Ramón Puerta, destaca que el peronismo pretende volver al Gobierno pero después del éxito de Macri y aclara: el peronismo moderno que asocia con la síntesis del republicanismo con regulaciones del Estado a favor de la producción. Y en eso de la producción se muestra obsesivo porque es un concepto que emerge como referencia en toda la entrevista. Y reitera “no quiero que a Macri le vaya mal, pero para que no le vaya mal me parece que debe cambiar a los once iniciales, hay varios en ese equipo que no son los mejores de los próximos 50 años y por consiguiente debe cambiarlos”.

La reconstrucción del peronismo

Con realismo, Puerta no cree que el peronismo llegue en 2019 a ser Gobierno porque el elector no votó al peronismo el 22 de octubre. “En Misiones votó a la Renovación y a nivel nacional votó a otra cosa que no es el peronismo, y por el caudal de votos que recibimos es muy probable que en 2019 nos voten para controlar a quienes gobiernen”, dijo. Y con todo rigor agregó “si yo digo que Unión Popular será gobierno en 2019 estoy mintiendo y estoy complicando las cosas al divino botón porque no es lo que la gente votó en estas elecciones intermedias”.
Analizando el escenario político, tanto nacional como provincial, ante todo reveló que en fue necesario “intervenir el partido Unión Popular. Fue un pedido mío porque veía que era un desmadre: Yo opté por no pelar nada más allá del equipo de trabajo que teníamos. Yo iba como diputado nacional y se le cumplió a cada uno”. Consideró que UP, como parte del peronismo en la diáspora tiene el objetivo de la unidad del peronismo que trasciende al PJ. “Mi tarea de aquí a marzo es reestructurar Unión Popular. Tenemos que renovar gente y ser la palanca que motive al peronismo que está en toda la provincia y que de alguna forma se tiene que encuadrar, restructura y encolumnar. El objetivo final es la unidad del peronismo. Unión Popular puede ser una de las patas de esta unidad o ser la cabeza. Estimo que el PJ va a intentar hacer lo mismo porque si no hay unidad estamos en el horno”.
Puerta proyecta así el 2019 en tres etapas, la primera reestructurar UP como espacio de inserción ganada en la campaña, y avanzar así en el segundo escalón que es la unidad del peronismo como pertenencia. El tercero es el armado de los frentes electorales. “La pregunta es que vamos hacer –afirma- es si vamos todos juntos o por separado para enfrentar a la Renovación” y recuerda con sinceridad que “en todos los frentes electorales que quisimos hacer principalmente con el radicalismo fracasamos”.

Peronismo por la producción

Siempre con los pies sobre la tierra destaca que “desde el peronismo debemos leer el momento histórico que nos dio el electorado en las elecciones del 22 de octubre último. A mí el electorado me voto como controlador y esto demuestra que en el 2019 el Frente Electoral no debe tener al peronismo exigiendo ser la cabeza”. Con mismo rigor agrega que hay muchos candidatos que deberán encolumnarse porque, en el caso nuestro fuimos los únicos que no perdimos votos con relación a las Paso de agosto y resistimos la polarización. Las elecciones demostraron que la expectativa del elector hacia nuestra propuesta existe. Yo le fui sincero al elector, yo soy peronista pero no con la mirada de los 50, 60 y 70 sino de un peronismo moderno”.
Es un convencido de que la única manera de ganarle a la Renovación que tiene dirigentes con alta imagen positiva como el gobernador Passalacqua y el conductor Rovira, es “unir a toda la oposición en un mismo Frente”. Pero aclara que bajo un proyecto de provincia claro porque “no nos vamos ajuntar para cambiar de Guatemala a Guatepeor”.
Y en este sentido hace hincapié en la producción. “Los únicos que hablamos del potencial productivo de Misiones en la campaña fuimos nosotros”.

Ejes de un proyecto de provincia

Repasó los tres ejes que son los que a su criterio hay que trabajar de aquí al 2019.
El primero es la cuestión impositiva porque si no se modifica el sistema tributario en la provincia de Misiones estamos muy mal Debemos bajar los impuestos y eliminar la aduana paralela y mejorar la recaudación. Esto se debe hacer no en forma gradual sino a través de un shock y como habrá una merma de ingresos el gobierno provincial se debe respaldar en el Estado Nacional. Fue el momento en que formuló las críticas al “gradualismo” del pacto fiscal.
Enfatizó que “el proyecto de reforma tributaria es un verso. Son cuatro años donde las Pymes van a pagar más impuesto y luego los bajan y terminamos pagando lo que estamos pagando en la actualidad”. En esta cuestión Puerta adhiere a las propuestas de reformular todo el sistema tributario argentino, no sólo para eliminar los ingresos brutos sino buscar una forma de recaudación más moderna, que no excluye a priori ninguna propuesta como la de transferir el IVA a las provincia”. El pacto fiscal le está complicando a las Pymes y, además es imposible acceder a la Ley Pymes. Se debería haber manejado de otra forma los números, más allá de haberse plantado como lo hizo San Luis”. Criticó en este contexto a gobernadores y legisladores que levantaron la mano sin siquiera debatir los efectos de la reforma fiscal sobre la economía real.
El segundo eje está enfocado a los jóvenes que es la generación de empleo que asocia al sistema tributario. “Tenemos un sistema tributario que no te impulsa la generación de empleo.
La discusión que debe hacer Misiones en el Congreso Nacional es si bajo los impuestos debe pelear para ser compensada con los fondos que le corresponden”. Insiste en que el gobierno de Misiones “gasta mucho en el armado de las aduanas paralelas y en el ejercicio de la política. He recorrido hasta el último rincón de la provincia y he encontrado una pobreza configurada hace años que la política fiscal de este gobierno no resuelve. Ese dinero se puede recaudar de otra forma e invertirlo en mano de obra».
Después de elogiar la apertura de oficinas de empleo destacó que UP tenía previsto dos proyectos para los jóvenes. Uno que tengan movilidad y puedan estudiar en otro lugar, fuera de la provincia porque el mejor programa de éxitos para el joven es cuando se va y tiene acceso a otra cosa fuera de su ámbito diario. “Intercambios educativos a nivel de tecnicaturas terciario con otros países del Mercosur y esto beneficia directamente a los misioneros porque Misiones es la provincia que más tecnicaturas y terciarios tiene”. El otro es el proyecto de intercambio con Brasil de las escuelas agrotécnicas porque el agro en Brasil está desarrollado con tecnologías, pero no en la cuestión del manejo de tierras y el agro en Misiones esta manejado muy bien en el manejo de tierras. No vas a traer la solución a la familia de la noche a la mañana, pero es una medida que soluciona el problema a mediano y largo plazo.
“Ya hay tres generaciones de personas que no saben lo que es trabajar porque los planes sociales arrancaron en la década de los ´90 y por tal motivo, ya son tres las generaciones que no tienen la cultura del trabajo porque los planes sociales no se generaron para darle trabajo a la gente sino para que se queden en sus casas sin hacer nada”.
El tercer eje es la conectividad “porque esa es la justicia social del futuro”. Lo que era el agua potable en los 90 hoy es la conectividad para que un chico de Fracrán tenga la misma calidad de vida que un joven de Posadas. “Lo mejor que hizo el gobierno de Cristina-reconoció- es el satélite y el conectar igualdad. Este programa debería haber sido política de Estado. Cristina dejó en el espacio un satélite fijo que está apuntando al centro-norte de la Argentina, se puede dar internet a la gente. Uno pone una parabólica apuntando al Arsat 2 con un rooter y le enviás la data de Arsat en Benavidez y le das internet a una familia, por ejemplo, en Fracrán y eso sale solamente unos 4 mil pesos”. Argentina tiene dos satélites y no tiene una ley de regularización de satélites. Y no se hace porque el que viene tira todo lo que hizo el anterior. Macri es la persona ideal para hacer eso”.