Jorge Franco anunció hoy que el bloque de 5 diputados nacionales que representan a la Renovación misionera en el Congreso integrará el interbloque Argentina Federal. Constituye la construcción de un espacio por el que venía bregando para potenciar las voces de las provincias y darle la fuerza de los números.

Buenos Aires (Jueves, 7 de diciembre. Enviado Especial). Jorge Franco confirmó hoy que los cinco diputados nacionales del Frente Renovador de la Concordia mantendrán la conformación de un bloque a partir del 10 de diciembre. Lo integrarán también, Daniel Di Stefano, Laura Derna que reemplaza a Maurice Closs que fue consagrado senador, y los electos Ricardo Wellbach y Flavia Morales.

En declaraciones a este sitio confirmó también que el bloque misionerista se sumará al recientemente formado Interbloque Argentina Federal que se convertirá en la tercera minoría ya que por ahora suma 32 legisladores y hay perspectivas de que se incorporen otros bloques.

Gobernadores del Partido Justicialista Juan Manuel Urtubey de Salta, Juan Schiaretti de Córdoba, Sergio Casas de La Rioja y Juan Manzur de Tucumán, avalaron recientemente la conformación del  interbloque que si bien tendrá espesor numérico en el bloque Justicialista no K de 19 integrantes. A partir del 10 será presidido por el salteño Pablo Kosiner que reemplazará a Digo Bossio que dio un paso al costado precisamente para facilitar la convergencia del PJ con el Argentina Federal. Esta decisión se tomó durante una reunión que se concretó en la tarde del martes. Articularán el trabajo en el Argentina Federal con el bloque de Unión por Córdoba, que dejó el massismo, y lo conforman 4 diputados; el Bloque Tucumano con 3 diputados, y pueden sumarse los legisladores de Santiago del Estero, además por supuesto de los 5 misioneros.

La construcción de un espacio común

Como informamos en ediciones anteriores, Franco que preside el bloque misionerista, reconocido con el nombre de Concordia Social, venía trabajando políticamente en el armado de un espacio de convergencia federal, precisamente con el propósito de unir las voces de las provincias en el recinto y hacerse valer con la fuerza de los números. No fue fácil ya que la tradición argentina hasta hace poco fue alinear a los legisladores en el Congreso de acuerdo con los mandatos de los partidos nacionales. La prédica de Franco a favor de privilegiar la representación de sus provincias era mirada con el riesgo de fragmentar la oposición o si se quiere los oficialismos, cuando la iniciativa apuesta a invertir la lógica de las lealtades partidarias. “No es fragmentar sino reforzar la unidad de acción en la diversidad y en el respeto a las identidades de cada provincia”, argumenta Franco, que interpreta así más ajustadamente el espíritu de época. El pronunciamiento de las urnas el 22-O le dio la razón al misionero que en estos últimos días logró tener más recepción para el armado del espacio.

Anuncios