El referente de Unión Popular, Pedro Puerta, consideró hoy que el consenso fiscal aprobado el lunes en el marco del acuerdo Nación – Provincia, no favorece a las pymes. “¿Realmente la pelota está en manos de los empresarios o todavía faltan condiciones para la inversión?, se preguntó retóricamente con la misma metáfora que utilizó el ministro Safrán en el informe al Parlamento, para afirmar que “no lo veo tan así”.

Posadas (Jueves, 21 de diciembre) El referente provincial de Unión Popular, Pedro Puerta,  salió hoy al cruce de las consideraciones formuladas por el ministro de Hacienda de la Provincia cuando en la reunión con diputados por el consenso fiscal el viernes pasado, sostuvo que la rebaja de impuestos, tanto nacionales como provinciales, ponía “la pelota en la cancha del sector privado”.

Utilizando la misma metáfora futbolística, el peronista de UP se preguntó retóricamente “¿realmente la pelota está en manos de los empresarios o todavía faltan condiciones para la inversión? No lo veo tan así, realmente si se analiza paso a paso la reforma fiscal, no elimina el punto más perjudicial para el empresariado misionero, la aduana paralela. Es decir, se modifican alícuotas de Ingresos Brutos, se buscará gradualmente (para mí muy gradual, diría excesivamente gradual) bajarle los impuestos municipales, provinciales y nacionales de modo tal que haya un incentivo para que el empresariado invierta. Ahora bien, el cobro anticipado de tributos, la cantidad de cuestiones que aún seguirán y siguen siendo gravadas por el esquema tributario de la provincia no se modifica. Y además, los resultados o el impacto positivo de esta reforma recién se verá reflejado en 2 años. O sea, que el empresario tendría responsabilidad por no invertir en un esquema que le es aún desfavorable y cuando le sea favorable, ya no va a tener quizás la misma oportunidad de invertir.

La clave acá es que el grueso de los que pueden generarte hoy por hoy puestos de trabajo son las pymes y a ellas, nuevamente esta reforma no les favorece. Una pyme o un emprendedor en Argentina no tiene espalda como para bancarse 2 años más de presión fiscal similar para recién al tercer año comenzar a ver la luz al final del túnel y tener condiciones “favorables” de inversión.

Distinto sería si ese gradualismo fuera acompañado por ejemplo de una eliminación en el corto plazo, muy corto plazo, de la aduana paralela. Ahí si un pequeño empresario o emprendedor puede analizar nuevamente sus números y animarse a invertir.  Hoy el riesgo sigue siendo altísimo

Anuncios