La petrolera YPF volvió a subir el precio del combustible. El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino, Faruk Jalaf, no entiende los motivos por los cuales la empresa estatal incrementó, nuevamente, el combustible. Esperan una reunión con funcionarios nacionales pero temen  que no hayan respuestas positivas a los reclamos.

Eldorado (Martes 6 de febrero). Para el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino (Cesane), Faruk Jalaf, este nuevo aumento en el precio de los combustibles no se justifica, máxima cuando el precio del barril de petróleo bajó. Desde este martes 6 de febrero, la empresa estatal incrementó un 3,5 por ciento el precio lo que da en los últimos días un acumulado que ronda el 9 por ciento (primero un 5 por ciento y sobre el nuevo monto, ahora otros 3,5 por ciento).
El empresario dijo que esperaban un incremento en el Impuesto a la Transferencia de Combustible y no en el precio, pero quizás incidió –especuló- el aumento del precio de combustible en Brasil y recordó que de todas maneras el precio está liberado: “no tiene techo”.
El presidente de la Cesane dijo además que el precio del barril de petróleo bajó de 70 a 62 dólares y estimó que con esta suba, las demás petroleras también acompañarán el incremento.
Volvió a insistir con que no conoce las causas del incremento en YPF pero si responde a la estrategia de disminuir el volumen de venta “las demás petroleras no tomarán la decisión de aumentar”.
Con este incremento YPF ubicará el combustible en un tres por ciento más caro que las demás empresas.

Venta en negro

Respecto a que estos aumentos disparen la venta de combustible traído clandestinamente de Paraguay o Brasil (hace unos años denunciaron que en viviendas de Bernardo de Irigoyen se podía conseguir combustible en “negro”, vendido en bidones), Jalaf dijo que “siempre y cuando se hagan los controles correspondientes es imposible la venta clandestina”.
“Siempre ocurrió que cuando las diferencias son grandes cualquier riesgo es factible”, afirmó el dirigente empresarial
Recordó que en una época se trasladaba combustible de la Argentina a Paraguay “y, ahora puede darse si las diferencias cada vez son mayores. Hoy un litro de nafta en la Argentina cuesta el doble de lo que vale en Paraguay. ¿Los motivos? No los sé porque inclusive el combustible que se vende en Paraguay es argentino. El problema son los impuestos que pagamos en el país, que implican un 100 por ciento. Si la Argentina no tendría impuestos a los combustibles se podría vender el litro a 14 pesos”.
Jalaf dijo que desde la Cesane están intentando reunirse con funcionarios nacionales “pero no queremos hacerlo sin tener una respuesta favorable a nuestros reclamos. Reunirnos por reunirnos no tiene sentido. Es perder el tiempo”.

Anuncios