La suba del dólar y el plan de “subsidios cero” de la Nación empujan la tarifa de la luz al alza. “En el contexto de energía cada vez más cara en dólares, tenemos la obligación con el pueblo de la provincia de Misiones, de explicarle estas cosas, primero, y después de ser cada vez un poco más eficientes y transparentes, para que el usuario, sepa qué está pagando y a qué corresponden cada uno de los ítems de la boleta”, explicó ayer el Secretario de Energía de la Provincia a la Multisectorial.

Posadas (Martes, 27 de febrero) Un severo diagnóstico de los condicionamientos que subyacen en los impopulares aumentos de la luz, realizó ayer lunes el secretario de Estado de Energía de la Provincia, Sergio Lanziani. Ofreció una charla en la Defensoría del Pueblo de Posadas, en el marco de las actividades de la Multisectorial conformada tras las últimas subas en la boleta de luz de Electricidad de Misiones Sociedad Anónima, (EMSA).
Afirmó que, con la política de Aranguren de llevar el precio del KV/H a 75 dólares y arrasar con los subsidios a la energía “las tarifas no van a bajar”; y esto a pesar de que el Gobernador bajó los costos provinciales (el VAD) de las últimas boletas y no los incluirá en las próximas.
“En este contexto de energía cada vez más cara, en dólares, a precios por encima de los valores internacionales, nosotros creo que tenemos la obligación con el pueblo de la provincia de Misiones, de explicarle estas cosas, primero, y después de ser cada vez un poco más eficientes y transparentes, para que el usuario, cuando recibe una boleta, sepa qué está pagando y a qué corresponden cada uno de los ítems que constan en la boleta”, completó el ministro en declaraciones a Misiones Plural.
Aunque la charla estuvo orientada principalmente a la culminación del Plan Estratégico a 20 años elaborado por la Secretaría y la gestión de un crédito con el Eximbank de la República Popular China, y que está destinado a resolver el déficit de infraestructura del servicio eléctrico provincial, la información volcada por el ministro no se limitó a lo estratégico, sino que incursionó en la difícil coyuntura actual y puso en evidencia que pese a los esfuerzos de la Provincia por moderar las subas tarifarias acotando el costo del VAD, (Valor Agregado de Distribución), el plan de “subsidios cero” del ministro de Energía y Minería de la Nación, aplicado sin criterio alguno de sustentabilidad social y en un marco económico incierto, hace depender el precio de la energía de los valores internacionales del barril de petróleo y empuja la tarifa al alza. Lanziani demostró con números y gráficos del propio Ministerio de Energía y Minería de la Nación, que la parte del león de las subas de la tarifa eléctrica que los usuarios misionero deben afrontar es consecuencia directa de las políticas nacionales en materia energética. “Nosotros no podemos influir en las políticas nacionales, porque son otra jurisdicción y son parte de una decisión política que tomó el gobierno de (Mauricio) Macri, que lo eligió la gente y están ejecutando una política energética nacional que es “subsidio cero”, es decir que los consumidores tienen que pagar el costo pleno de lo que cuesta generar la electricidad, y eso hoy son 75 dólares el MGV/h”. “Eso es la política nacional de energía, sino vayan a un surtidor, y anoten cuánto vale el gasoil o la nafta, fíjense cuánto vale el barril de petróleo, y cuánto vale el dólar, y siempre tiene la misma relación, sobre todo cuando sube, porque cuando el precio internacional del petróleo baja, los muchachos no bajan, pagan deudas. Y Lo mismo que está pasando con los combustibles va a pasar con la tarifa eléctrica”, vaticinó.

Tarifa plana y consumidores arrasados

Durante su exposición, Lanziani recalcó que el actual camino de subas indiscriminadas de la tarifa se explica en base a la evolución que sufrió el valor del MW/H de energía (Ver gráfico 1 adjunto) que fija CAMMESA mediante un complejo método que tiene en cuenta los costos de los diferentes componentes de la matriz energética nacional, (Gráfico 2), conformada preponderantemente hasta hoy por la generación a base de combustibles fósiles, petróleo y derivados como gasoil y fuell oil, que acaparan el 62% de la misma.

grafico 1
Gráfico 1
grafico 2
Gráfico 2

El precio que pagan los distribuidores, entre ellos EMSA, está determinado a su vez por factores de mercado, que consideran la disponibilidad y costo de los despachos de energía en un tiempo determinado. Todo esto lo evalúa CAMMESA, una sociedad anónima de integrantes no tan anónimos, ya que responden históricamente a las corporaciones que dominan el mercado mayorista. Sobre este precio promedio en el que impactan la cotización del dólar y los vaivenes de un mercado energético internacional ajeno a los problemas, y a la historia, de los argentinos, influyó fuertemente en los últimos dos años la política de eliminación de subsidios de Aranguren. El precio del MV/H que estaba a 70 dólares en 2015, era pagado por las distribuidoras a 7 dólares aproximadamente, dado el nivel de subsidios, que en 2015, multiplicado por el total de energía anual, habría alcanzado a unos 10 mil millones de pesos. La eliminación de subsidios, que en 2018 el ministro Aranguren se conjuró en reducir a un 10% sino a la nada; fue acompañada por la flotación libre del tipo de cambio y el ajuste a valores internacionales. El resultado no favoreció a los precios de la energía, que están hoy en Argentina entre los más altos del continente, en tanto que paralelamente, el incremento en el costo de vida, la inflación y una política salarial regresiva, complican al extremo a la economía de la mayoría de los hogares. En esta situación, y en el caso particular de Misiones, suma también negativamente, que CAMMESA pone trabas a la aplicación de la tarifa social, que se digita desde el orden nacional con criterios muchos casos abstractos. Esto se puede ver en que, por ejemplo, (Gráfico 3) la cantidad de usuarios que goza de ese beneficio es sensiblemente mayor en Corrientes que en Misiones, a pesar del perfil homogéneo de ambas provincias. Muchos son los ítems que exhiben con claridad cómo el ajuste en el sector energético que viene aplicando el ministro Aranguren no se diferencia de otras políticas de ajuste lanzadas por el gobierno nacional; en las que predominan las planillas de Excel y los criterios eficientistas de funcionarios embebidos de los conceptos y prejuicios del país central. Y se ignoran las condiciones particulares de las provincias como Misiones. El usuario muchas veces no advierte esta articulación de factores técnicos y políticas macroeconómicas asociados a un inveterado centralismo, y tiende a adjudicar exclusivamente a la prestataria provincial los aumentos.

grafico 3
Gráfico 3

La gente tiene que saber

“Es una decisión política, nosotros obviamente que no estamos de acuerdo con eso, nosotros creemos que la energía es un servicio y un derecho humano de inclusión social. Hoy, la gente cada vez tiene que destinar mayor porcentaje de sus ingresos para pagar tarifas, en detrimento de otras prioridades de consumo, pero esto depende de decisiones políticas a nivel nacional. El presidente Macri ganó las elecciones, está ejecutando un camino. Lo único que nosotros podemos hacer es contarle a la gente, bien clarito, hacia dónde va ese camino. Y ese camino va hacia insumos energéticos cada vez más caros, me refiero al gas, combustibles, nafta, gasoil, petróleo y la energía eléctrica, que está altamente dependiente del petróleo, porque el 65% de la energía eléctrica nacional se genera quemando gas en usina de ciclo combinado, gas y otros combustibles, como gasoil o fuell oil. Atar a estos precios al valor internacional del barril del petróleo y a la cotización del dólar que tenga en el día que dictan los mercados, bueno, es algo que está ocurriendo y va a seguir ocurriendo. Así que la gente tiene que saber eso”, enfatizó el ministro de Energía de Misiones.

EL VAD recargado

“Este es un proceso que se inició con la asunción de Aranguren a la Secretaría de Energía de la Nación, y en aquella época los distribuidores pagaban a Cammesa, (la administradora del mercado mayorista eléctrico) , un poquito más de 7 dólares el MGV/h, y ahora estamos alrededor de los 50, y ese camino va a subir hasta los 75 dólares”, precisó Sobre ese valor tenemos que montar nuestro Valor Agregado de Distribución, Esa es la energía que llega a Misiones, después EMSA debe distribuirla, y hacerla llegar a los usuarios, haciéndose cargo de costos de facturación y de administración,. Esto se llama el Valor Agregado de Distribución”, dijo Lanziani. Más allá de los casos individuales de errores o excesos en la confección de las boletas, o del factor eficiencia de EMSA, remarcó que lo que se puede explicar objetivamente es la tarifa en sí que “la Nación quiere llevar a 75 dólares, y ahora el gobernador con buen criterio sacó el incremento que debía incorporar la Provincia, que no se alterará en las tarifas de EMSA, pero el resto del aumento, es jurisdicción nacional, y este es el camino que estamos transitando”, subrayó Lanziani.

Anuncios