El gobernador Passalacqua ratificó la política de diálogo y consensos con la Casa Rosada. Convocó para anunciarlo al gabinete ampliado justo en el momento más complicado del gobierno nacional y cuando las encuestas marcan una caída de la imagen de Macri. La relación con la Nación revela así su sentido estratégico y de recuperación de las provincias como actores en el juego institucional de la República

Posadas (Lunes, 26 de febrero) En el momento más complicado del gobierno nacional, cuando todas las encuestas revelan una caída de la imagen de Mauricio Macri, Hugo Passalacqua salió a ratificar la política colaborativa y de diálogo institucional con la Presidencia.
Es el dato central que se desprende de su “bajada de línea” en la reunión de gabinete ampliada que presidió la semana pasada y que se dejó trascender a los medios. Esa actitud revela, fundamentalmente, que la relación con la Nación, definida por el Gobierno conjuntamente con la conducción de la Renovación ni bien asumió la Alianza Cambiemos en 2015, es estratégica y lejos está de cualquier especulación. Según fuente citadas por Primera Edición, en la reunión con sus colaboradores, “Passalacqua dedicó unos minutos a fundamentar la relación política con la gestión de Mauricio Macri. Dijo que no se arrepiente de plantear la meta: “no a la grieta” y “gobernabilidad con gobernabilidad se paga”. No a la grieta” se dice fácil pero hacerlo no es pavada, hacerlo requiere un trabajo de orfebrería, de ir y poner la cara, creer en lo que uno está haciendo. Somos un espacio distinto, de otro color político, pero a esa concepción de unicidad el pueblo la tiene que ver también, y el pueblo la ve, dicen las encuestas. Esta relación con la Nación de quienes repito, somos opositores pero trabajando juntos por el sujeto histórico es lo que le interesa a la gente”.

El sujeto histórico

Al introducir el concepto de “sujeto histórico” en su discurso, Passalacqua da una definición sobre lo que realmente está en juego: la restauración federal de las instituciones republicanas para transformar la realidad. Sino ¿de qué otro sujeto histórico habla?
Esta perspectiva de la relación Nación – Provincia se sitúa, como el mismo Passalacqua lo remarca, fuera de la grieta. “No caigamos en los fanatismos partidarios”, sostiene para ubicarse lejos del despliegue de las estrategias del odio, que está en la base de las disputas políticas en estos tiempos, en los que el marketing se impone a los debates ideológicos.
No es fácil plantarse fuera de la grieta, que es la lógica de las dos veredas y de los hinchas de fútbol. Y no es fácil porque en los círculos de poder no hay visibilidad de las propuestas, como la de la Renovación, de priorizar la reconciliación de la lastimada sociedad argentina. Cuesta, y el Gobernador lo admitió porque “se comió los gases en el Congreso Nacional”. Pero la grieta no se elimina con discursos solamente, sino participando en los proyectos provinciales y regionales de infraestructura, atendiendo la coyuntura y el largo plazo, sin oportunismos ni desconfianzas.
No es fácil sostener esta posición dialoguista cuando desde el progresismo se los condena y desde el oficialismo se sigue alimentando la lógica amigo-enemigo como estrategia electoral. Hay una deuda allí desde el oficialismo nacional que debería alentar con más convicción esa oposición democrática. Es cierto que hubo avances en el diálogo y consensos con los gobernadores en esa dirección. Y tuvo resultados en la sanción de leyes. Pero luego se retrocede con los DNU que los ningunea y se retrocede con la agitación de fantasmas. Ahora es Moyano. Mientras se continúe estigmatizando el pasado la grieta no se podrá cerrar. Y la primera víctima de la grieta es el análisis imparcial de la realidad. Sostener la grieta lleva al resultadismo, al corto plazo, inhibe la capacidad de proyectar. Pero fundamentalmente obtura la posibilidad de construir alternativas al ciclo de gobiernos populistas y neoliberales que en la Argentina se suceden desde hace años.
Es el contexto que revela la dimensión ética de la decisión del gobernador Passalacqua de reafirmar la línea del diálogo y los consensos en los momentos más complicados para el presidente Macri.

La Repercusión de la reunión

Los dos diarios que se editan en Posadas, hicieron referencia a la reunión de gabinete en sus tradicionales columnas de análisis.
En la Marcha de los Días, bajo el subtítulo: Bajada de línea, El Territorio destaca: “el gobernador Hugo Passalacqua concretó en la semana la reunión de gabinete. Los convocados sabían que este no sería una reunión más, porque tras tomarse unos días de descanso el mandatario recorrió las áreas y se reunió con sus principales colaboradores para conocer las debilidades y fortalezas para enfrentar el año.
“Los que estaban en falta o no habían realizado todos los deberes exigidos, llegaron intranquilos al encuentro, donde se dejó más que clara la línea a seguir. Les planteó que quienes no estuvieran de acuerdo tenían la puerta abierta. Por ahora, nadie se movió de su lugar, pero según asistentes al encuentro, muchos sintieron que los mensajes iban destinados a sus dependencias. Por eso, exigió a todos mayores rendimientos, pero aún más a quienes estaban demostrando limitados resultados o no terminaban de satisfacer las expectativas.
Passalacqua, dejó en claro a sus colaboradores que no permitirá más rencillas internas, como se dio en medio de la discusión de la tarifa eléctrica.
Al contrario, según la fuente, exigió a sus funcionarios -a quienes les recordó que están de prestado en el cargo- que deben mantener la humildad, dejar de lado cualquier fanatismo partidario y esforzarse en trabajar de manera solidaria, cerca de la gente que está lejos de las cuestiones ideológicas. Sobre todo, les remarcó que a los misioneros les interesa tener respuesta, sin importar de qué área del gobierno llegue y que la gente está preocupada y ocupada, en tener trabajo y bienestar para su familia.
“De esta manera cruda, les manifestó que no hay prioridad más grande que estar atento a lo que les pasa a la ciudadanía. Les exigió enfrentar con coraje estos momentos difíciles que transita el país y que fue oportuno, haber planteado siendo opositores -apenas iniciada su gestión- aquel concepto de gobernabilidad con gobernabilidad se paga; convirtiendo en una relación madura y de respeto con el gobierno de Cambiemos.
“En la bajada de línea, les recordó a sus colaboradores que Misiones en cuestiones económicas y financieras es una de las provincias más previsibles por su política de ingresos, lograda mediante el acompañamiento estratégico y político de Carlos Rovira”.
De su parte, Primera Edición, en la columna De Primera Mano, bajo el subtítulo “Passalacqua sin filtro”, señala:
“El gobernador Hugo Passalacqua puso, una vez más, en práctica la reunión del Gabinete junto a Oscar Herrera Ahuad, que permitió dejar muy claros los lineamientos de la gestión para lo que queda del mandato.
“Sin palabras rebuscadas, con mucho sinceramiento, el mandatario le habló no solo a los ministros del Ejecutivo sino a presidentes de entes y empresas con participación del Estado sobre la posición política de la renovación frente a la Nación, lo que espera de sus colaboradores y lo que cree que se necesita modificar para cumplir con las expectativas no solo suyas sino de la conducción partidaria.
“El sujeto de la política es la gente, no los dirigentes” les dijo y pidió dejar los fanatismos ideológicos que puedan profundizar “la grieta” porque esa pelea solo les interesa a los políticos. “A la gente no le interesa quien le resuelve el problema, si es un Ministro o Subsecretario, si es de Cambiemos o la renovación, a la gente le interesa que se lo resuelvan y punto”, fue en síntesis la explicación del mandatario a los presentes en la noche del jueves en un local gastronómico de Posadas.
“En varias oportunidades los llamó a “trabajar unidos, a comunicar unidos”, a demostrar un concepto “de bloque, de unicidad, porque eso transmite fortaleza en el proyecto renovador y transmite poder”. Pero les pidió que se trabaje en conjunto “para solucionar las demandas sociales”.
“A todos los funcionarios les reclamó “cercanía” con la gente y que se “maten trabajando todos los días” con “humildad para saber que donde estamos parados no son lugares que les pertenezcan porque los cargos no son nuestros”.
“En el concierto nacional ratificó el dato: “somos la provincia más previsible del país” porque “Misiones ha cumplido todos sus compromisos con la Nación, con los ciudadanos misioneros, ha superado la crisis, ha apoyado las reformas tributarias sin ajustar y le ha brindado apoyo a la Nación en los momentos más difíciles”. Al punto que mencionó estar en mejores condiciones que provincias grandes (en población y recursos) en la calificación de confianza que coloca Moody’s. “Estamos calificados igual que la Argentina, en una provincia pequeñita tenemos mejor calificación que Córdoba o Santa Fe”, habría sido la frase.
“Aunque les recordó a los Ministros: “Nos está tocando gestionar en un momento histórico del país y hay que asumir con coraje, al que no le gusta ahí está la puerta, esto es para guapos porque no hay otra forma de entenderlo”.

Anuncios