La Fiesta Provincial del Ternero puso el escenario para los reclamos. El costo de la vacunación contra la fiebre aftosa generó inconvenientes a los productores, por la disparidad de los precios a lo largo de la provincia. La Nación quitó ese subsidio.

Montecarlo (Lunes 5 de marzo). El presidente de la Asociación Ganadera del Alto Paraná, Tomás Haberle, pidió “reglas claras del Gobierno nacional respecto a la aplicación de la vacuna contra la fiebre aftosa”, frente a la disparidad en los costos y ante la quita de subsidios por parte del Senasa.
Este reclamo de Haberle en nombre del sector tuvo lugar tanto en la apertura como en el cierre de la vigesimoprimera Fiesta Provincial del Ternero que se realizó este fin de semana en Montecarlo. Es que la vacunación contra la fiebre aftosa generó inconvenientes a los productores de toda la provincia, sobre todo por la disparidad de los precios, insistió.
Desde la Provincia se comprometieron a acompañar el reclamo de los productores ganaderos mientras que el intendente local, Jorge Lobato, resaltó el trabajo que se está haciendo con el Gobierno provincial en el mejoramiento de los caminos.
En cuanto al precio en el remate el kilogramo vivo se ubicó en torno a los 39 pesos.
La vacunación contra la fiebre aftosa generó inconvenientes a los productores por la disparidad de los precios a lo largo de la provincia.
“Entendemos que mantener nuestros rodeos libres de la enfermedad en fundamental para el sector; pero se debe trabajar seriamente sobre los costos de la vacunación como también la periodicidad de la vacunación en determinadas haciendas, como así también en la zonificación de campos de riesgo”, agregó el presidente de la asociación ganadera.
Haberle dijo que la preocupación de la Asociación Ganadera del Alto Paraná es que “toda la ganadería pueda manejarse con reglas claras” y que en ese contexto solicitaron “a la autoridad provincial que realicen todas las gestiones necesarias, ante el Gobierno nacional, para optimizar este tema, porque esto pesa y mucho sobre la estructura de costos de la ganadería”.
Varias interlocutores señalaron, además, que el costo de la vacuna contra la fiebre aftosa “fue muy alto para los productores ganaderos” y que el costo operativo fue alto por ciertas exigencias dentro de lo que es el marco laboral y la quita de subsidios de parte de la Nación”.
Desde la provincia acompañarán el reclamo de los productores ganaderos, a través de las distintas asociaciones que conformar el sector en la provincia.
Por último, el intendente de Montecarlo Jorge Lobato, destacó el desarrollo de la ganadería en Montecarlo. “Esta localidad se destacó durante muchos años por su producción de yerba mate, por la forestoidustria y desde hace varios años, también por la excelencia en el sector ganadero”.
Lobato dijo que “junto al Gobierno provincial estamos trabajando en el mejoramiento de los caminos para que el productor tanto yerbatero como maderero y ganadero puedan sacar la producción sin mayores inconvenientes. Por ejemplo, se está trabajando fuertemente en el asfaltado del camino a Guaraypo”.

El remate

Tras el acto de apertura-clausura se procedió al remate de terneros.
El precio promedio fue de 39 pesos el kilogramo vivo. Hubo hacienda que se comercializó a 43 pesos el kilo vivo. “se pagó un muy buen precio. Estamos muy contentos, porque se mejoró el precio del año anterior”, dijo el presidente de la Asociación, Tomás Haberle.

Anuncios