“Es un falso concepto de que hay una lista de prioridades, para un Gobierno sensible y presente como el nuestro todo es importante”, sostuvo Rovira para fundamentar las inversiones en la Escuela de Robótica. Passalacqua además consideró que “sale mucho más barato encarar un problema que sabés que se va a venir, que encararlo una vez germinado y siendo un incendio absoluto” y el nuevo paradigma educativo es irreversible

Posadas (Jueves, 8 de marzo) La inauguración ayer del ciclo lectivo en Misiones tuvo dos momentos que son un contraste que no puede pasar desapercibido desde una lectura política. En horas de la mañana de ayer se realizó el acto central en la Escuela N° 38 “Niñas de Ayohuma”, de Itacaruaré. Se habilitó un nuevo edificio y el sistema de conectividad a través de fibra óptica. A la tarde, se inauguró también una ampliación en la Escuela de Robótica y a la vez que se firmaron convenios con empresas líderes en nuevas tecnologías.
¿Qué fundamentos hay en la toma de decisiones detrás de esas inversiones? Precisamente fue la pregunta que hicimos en la conferencia de prensa que Hugo Passalacqua y Carlos Rovira, junto al filósofo Alejandro Piscitelli dieron en la Escuela de Robótica. En un contexto de insuficiencias presupuestarias ¿por qué se destinan recursos a una escuela que demanda inversiones en alta tecnología, cuando hay otras necesidades?
Tanto el Gobernador como el conductor del movimiento político desplegaron razones que descubren un esquema conceptual referencial para la toma de decisiones.

Es más barato prevenir antes del incendio

Destacó el Gobernador que “la provincia de Misiones la última década ha tenido una salubridad financiera, producto de una política fiscal responsabilízima. Antipática porque se le cobra los impuestos a la gente, pero eso nos permitió en todos estos años invertir en infraestructura y en el campo del conocimiento”. Explicó que, sostenidos en esa política de austeridad y sensatez en el gasto, se pueden enfrentar los problemas y tratar de solucionarlos.
En este encuadre, destacó que hay “problemas que sabemos son de hoy pero también son del futuro y sale mucho más barato encarar un problema que sabes que se va a venir, que encararlo una vez germinado y siendo un incendio absoluto. Creo que de inteligencia política, de buena conducción, prevenir lo que se viene. Esto que estamos haciendo, esto que está en formación y por donde han pasado miles de chicos, es invertir en el futuro que es el hoy. Y estamos en el momento, recordando lo que decía Gramsci cuando hacía su definición de crisis “lo que tiene que nacer, no nació y lo que tiene que morir no murió”, ese momento de migración entre lo digital y lo analógico para hablar con los términos del campo en el que estamos. Creo que nosotros, y lo digo sin ninguna jactancia, como equipo político hemos sabido adelantarnos a los problemas. Carlos siempre ha tenido una mirada muy clara de lo que se viene y nos terminó siendo barato”.

El ejemplo de las PC ya en 2004

Para graficar el concepto, Passalacqua abordó una anécdota. “Yo no terminé de contar la anécdota de las computadoras, parece fácil poner una computadora por escuela. Yo me decía “¿qué me tira este? (por Rovira). Y cuando terminamos con eso y le informamos que habíamos puesto una computadora en cada escuela de Misiones me dice: ¿y si ponemos un laboratorio de informática en cada una? (risas)”.
En su discurso de inauguración había recordado que “en 2004, me llama el entonces gobernador Rovira, yo era ministro de Educación, y me dice Hugo: el 30 por ciento de las escuelas tiene una sola computadora. Y el 70 por ciento no tienen ninguna. Y logramos con mucho esfuerzo que el 100 por ciento de las escuelas tuviera una computadora. En esa época se acuerdan el tamaño que tenían, sigo agradeciendo al Ejército que nos brindó los camiones para entregar a todas las escuelas de la provincia. Y eso fue mérito de Rovira, fue el primer paso que parecía imposible. Después Alejandro nos abrió la cabeza como siempre, nos hizo pensar lo que vendrá. Terminamos repartiendo 25000, que es una cifra astronómica para su momento. Hacían falta muchísimas cosas, claro está, pero el haber hecho eso en aquel momento nos facilitó hoy esto. Aquella visión de hace 15 años de distinguir la perentoriedad del mundo analógico y se viene lo digital con velocidad abriéndose camino. El haberse anticipado y haber invertido dinero en aquella época, y haber empezado lentamente a abrirnos la cabeza, sirvió para que sea todo más barato y más factible. Entonces la inversión de hoy para el futuro te aliviana el peso económico y fiscal, haciéndote sobrar el dinero para cosas que siempre son necesarias”
Remató el argumento destacando que en un mundo de incertidumbres, “Lo que si sabemos los misioneros es que tenemos el 40 por ciento de la población menor de 18 años. Si Misiones no invierte en el futuro, estamos sonados como provincia. Y en ese caso no le dejaríamos a los que vendrán, ni siquiera una herencia. Entonces esto que hoy es modesto, que está iniciándose, es gracias a aquel pensamiento estratégico de hace 15 años. Con los errores que ello acarrea, yo en primer lugar me equivoco todos los días, es una cotidianidad. Pero ese trazo grueso, esa nave insignia que significa invertir en Educación, yo creo que lo estamos haciendo de un modo correcto y no tengo ninguna duda”.

La tecnología es accesible en costos

La pregunta fue también un disparador para que Rovira se explayara en los fundamentos de lo que bien puede interpretarse como el rumbo de las políticas educativas.
Destacó ante todo que hoy ingresar en la era digital es mucho más barato que en los años en que aparecieron en el mercado las primeras Macintosh, y comparó el costo con los libros, pizarrones, los armarios y hasta la arquitectura escolar.
Con estas precisiones desarrolló la idea del nuevo paradigma educativo. “Fíjense en ésta mesa –subrayó- que da una idea totalmente diferente a la antigua, individual ordenaditas con el docente delante del pizarrón y todos de espalda. Esto da la idea de colaboración, de intercambiar experiencias, de procesos nuevos. Donde el alumno va mirando, copiando, el docente anda recorriendo. Cambió todo. Y esto que es nuevo, es barato, por eso lo estamos haciendo tan rápido. Entre otras cosas claro está. Es una ventaja que el producto tecnológico hoy, en su gran mayoría, es accesible y no es un impedimento económico. No significa un gasto extraordinario, por eso la provincia lo está haciendo”.

El falso concepto de las prioridades

Si la pregunta por la toma de decisiones encerraba una disyuntiva sobre el establecimiento de prioridades, Rovira se hizo cargo y respondió en forma contundente: “es un falso concepto de que hay una lista de prioridades, para un Gobierno sensible y presente como el nuestro todo es importante. Hay que acostumbrarse a gestionar una gran gama de problemas, no es el viejo esquema de las prioridades, de que hago esto y dejo de hacer otras cosas. Estamos haciendo todo, en nuestra medida por supuesto. La asignación de recursos que sí son escasos, en una economía que apunta a esa escases, tiene que determinar asignaciones estratégicas e inteligentes, que es diferente pero atendiendo todas las prioridades”.

Anuncios