En una entrevista con Misiones Plural, Ramón Puerta apoyó la intervención del PJ y dejó entrever que Unión Popular apoyará la candidatura a gobernador de Humberto Schiavoni. El diplomático también analizó la reciente visita a la Argentina de Mariano Rajoy. Con el precio de la yerba, dice que “le mientan al productor diciéndole que vale tanto pero vale menos” y paga impuestos por lo que dicen que vale, expresó.

Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (17 de abril). Ramón Puerta, el embajador argentino en España y empresario yerbatero, exgobernador de Misiones, no coincide con el presidente Mauricio Macri y su planteo de desregular el precio de la yerba mate y pidió que el Estado “no le mienta al productor con la fijación de precios”.
En una entrevista con Misiones Plural, el diplomático argentino apoyó la intervención del Partido Justicialista y dejó entrever que Unión Popular apoyaría la candidatura a gobernador de Humberto Schiavoni.
Como Embajador, Puerta también analizó la reciente visita a la Argentina del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y empresarios de ese país.

La industria yerbatera

-¿Hay que sacar el proteccionismo a las industrias?
-A las industrias se le debe reducir los impuestos y bajarle, además, la tasa de interés.

-El presidente Macri planteó al gobernador Passalacqua la liberación, desregulación o flexibilización del precio de la yerba mate. Usted también es yerbatero. ¿Cuál es su postura ante el planteo del Presidente?
-Me sorprende que confundan regulación con liberación de precio. Yo defiendo la regulación del precio de la yerba mate. Mis opositores bancaron la desregulación. Ahora, no me gusta que el Estado mienta el precio. Es decir, que le mientan al productor diciéndole que la yerba mate vale tanto y resulta que vale menos. El pobre productor termina pagando impuestos por un precio que no le pagan porque no vale. La fijación de precio es un error, pero la desregulación sería tremenda. Hay que regular; no hay que plantar cuando hay superproducción; los precios deben ser reales, es decir lo que la oferta y la demanda van marcando. Se debe ayudar al productor con la reducción de tasas de interés en baja; con aportes patronales menores para que el trabajador tenga un mayor sueldo, pero no desregulando. Los productos anuales no pueden estar desregulados. Está regulado el olivo en Europa; en los países donde la economía funciona bien, está regulada la forestación. Si uno cosecha hoy una planta de yerba mate, tarda entre siete y diez años para llegar a su plenitud. Por tal motivo no se puede desregular. Quien plantee desregular está muy equivocado.

-Durante su Gobierno provincial, la Nación desreguló el precio de la yerba mate….
-Es cierto. El entonces Gobierno nacional (presidido entonces por Carlos Saúl Menem) desreguló el precio de la yerba mate contra mi opinión. Yo no apoyé la decisión del Gobierno nacional de ese entonces. Luego de un tiempo se volvió a regular el precio gracias a mis gestiones, pero deformaron la regulación pusieron la fijación del precio para que el Estado recaude más.

Puerta en las elecciones de 2019

-Algunos especulan con su posible renuncia como embajador en España en los próximos meses para abocarse de lleno a la campaña proselitista, con miras a las elecciones del 2019. ¿Qué hay de cierto?
-Yo voy a ayudar siempre a mi país. Cuando Macri inició su período de gobierno, el 10 de diciembre de 2015, estábamos peleados con el mundo. Principalmente con España. Yo me hice cargo de la Embajada más difícil y hoy las cosas están normalizadas. La próxima etapa para mí es la normalización de los partidos políticos. Reitero, yo voy a ayudar al país desde donde crea que puedo hacerlo. En 2001 me tocó asumir interinamente la Presidencia de la Nación (Puerta fue presidente durante la crisis de diciembre de 2001, por 48 horas, tras la renuncia de Fernando de la Rúa). En 2003, desde un primer momento, enfrenté al kirchernismo porque sabía que tanto Néstor como Cristina Kirchner no eran peronistas y plantearon la destrucción de nuestro partido. No podemos tener un país fracturado sino un país armonioso.

-¿Cómo analiza la intervención nacional del Partido Justicialista?
-Hay algo muy positivo. Por fin sacaron a los okupas de adentro del Partido Justicialista. Ahora hay que normalizar el Partido. Esa es una tarea para especialistas; yo no lo soy.

-En 1973 el ex presidente Juan Domingo Perón, ante la pregunta de un periodista en plena campaña sobre cómo pensaba ganarle a la oposición, contestó que no pensaba hacer nada porque la oposición -con los problemas que tiene- me hará ganar las elecciones, dijo. A 45 años de esa frase pareciera que se repite la historia, pero al revés: parece que hoy el peronismo le haría ganar a Macri. ¿Coincide con esta reflexión?
-Yo soy peronista. Creo que la visión de Perón era la de un estadista reconocido a nivel mundial. Es un pensamiento que no solo vale para Perón sino para cualquier gobernante. Si la oposición se equivoca le hace ganar al oficialismo.

-Pensando en las elecciones del 2019, fuentes políticas provinciales aseguraron que Unión Popular ya habría acordado su apoyo a la candidatura a gobernador del senador Humberto Schiavoni. ¿Es así?
-Unión Popular es en Misiones un brazo muy importante de un peronismo que fue vapuleado en los últimos años. Nosotros (Unión Popular) no somos parte de Cambiemos. Somos un partido frentista.

La visita de Rajoy

-¿Qué balance hace de la visita a la Argentina del presidente español, Mariano Rajoy?
-Con la visita de Rajoy se concluye la primera etapa de normalización absoluta entre España y Argentina, que se había iniciado en enero de 2017 cuando el presidente Macri visitó España. El país europeo tiene bien en claro la enorme ventaja que sería para ellos comercializar con la Argentina y, también, los argentinos somos conscientes de las ventajas que se nos abren si comercializamos con España. Argentina es un gran mercado con escasos recursos y, España es un pequeño mercado con infinidad de recursos.

-Mucho se habla de la importancia de ambos países en el acercamiento que puede producirse entre la Unión Europea y el Mercosur…
-Es cierto lo que usted plantea. España y Argentina juegan un rol preponderante en el entendimiento entre la Unión Europea y el Mercosur.

-¿Es España la apertura para que la Argentina ingrese comercialmente a Europa?
-No me cabe ninguna duda. No hay mejor ingreso a Europa que no sea por España porque, por ejemplo, tiene mayor conectividad aérea y marítima. Además, Argentina debe mirar el eje existente entre España y Alemania. Ambas naciones son las dos potencias que más crecen en Europa.

-En la reunión que el presidente Macri mantuvo con los empresarios españoles, algunos le plantearon la imposibilidad de, aún, invertir en la Argentina por una falta de seguridad jurídica.
-El buen nombre se pierde en un minuto; recuperarlo tarda años. Yo entiendo que haya empresas españolas que duden, aún, en invertir en la Argentina. La seguridad jurídica en la Argentina se va consolidando.

-Dicen quienes estuvieron en la reunión que algunos empresarios y economistas españoles le plantearon a Macri la necesidad de dejar el gradualismo y pasar a la plena libertad de mercado. ¿Fue así?
-Son técnicas diferentes. Los que gobiernan tiene el derecho de elegir un camino o el otro.

-En la reunión también se habló de la postura que planteó la empresa Telefónica en cuanto a las inversiones en comunicaciones. ¿La regla de “juego” es la misma para todas las empresas?
-Estoy convencido que sí. El proyecto de Ley enviado por el Ejecutivo Nacional al Congreso de la Nación no beneficia en particular a ninguna de las empresas relacionadas con las comunicaciones que están interesadas en invertir en la Argentina. Es decir, las empresas deberán competir entre ellas y beneficiar, en definitiva, al usuario. Tenemos que tener mejor conectividad.

Anuncios