Cuando muera un chico… habrá pueblada y solución.

Por Alejandro Spivak.

Eldorado (Opinión). Los tiempos de los funcionarios no son los tiempos de la gente. Así queda demostrado una vez más con los funcionarios de Vialidad Nacional, ya sean los actuales o quienes los precedieron que pasaron con más penas y olvidos por la función.

Hace varios años que los distintos intendentes de Colonia Victoria vienen solicitando a Vialidad Nacional mayor seguridad vial. Hasta el momento no fueron atendidos.

A diario unos 200 alumnos cursan sus estudios primarios en la escuela ubicada en Parejhá. Se estima que unos 60 chicos deben cruzar la ruta Nacional 12 para cumplir con sus funciones educativas, con el peligro que eso conlleva.

A diario, también, los ciudadanos de esta localidad deben esperan sobre la banquina el transporte de media y larga distancia que circula por la mencionada ruta Nacional, con el peligro que ello conlleva.

A diario, por supuesto, decenas de vehículos deben ingresar y salir de Colonia Victoria sin ningún tipo de señalización, ni semi rotondas que los protejan, con el peligro que esa acción conlleva.

Ojalá que en las próximas líneas no tengamos que escribir un hecho luctuoso. De ser así los únicos responsables serán las autoridades de Vialidad Nacional que tienen la obligación de velar por la seguridad de los ciudadanos.

Pero no hay respuestas para esta zona.