Las organizaciones sociales y los principales gremios del país rechazaron el plan de “entrega y ajuste del Gobierno de Macri”. Pero pese a que el reclamo general de los participantes era el llamamiento a una huelga general, no hubo anuncios en ese sentido.

Posadas (Sábado 2 de junio). ¿Qué dejó la marcha federal que recorrió el país y convergió en Plaza de Mayo? El contundente pedido de un paro general, contra las políticas económicas y de ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional, y que no contempla las urgencias populares.
Durante el acto central de cierre de esta marcha, poco después del mediodía del viernes, los referentes de las organizaciones sociales y sindicales presentes exigieron a la CGT la inminente convocatoria a un paro general.
Si bien estaba previsto que el acto tenga lugar frente al Congreso, el veto del presidente Mauricio Macri a la ley que pretendió frenar los tarifazos –el jueves–, hizo que los organizadores cambien el lugar de la convocatoria para expresar frente a la Casa Rosada el rechazo a esa medida antipopular y para presentar ante la sociedad la serie de proyectos de Ley que después llegarán al Congreso y que buscan beneficios para los más afectados por la crisis económica.
La Marcha Federal comenzó el lunes en Posadas con un multitudinario acto, al igual que en el resto del país. El martes partió la columna del NEA y el viernes se integró a las demás columnas nacionales que entraron a la ciudad de Buenos Aires desde tres puntos, para concentrarse en la Plaza de Mayo.
La Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Evita y distintos grupos pertenecientes a la CTA lideraron esta movilización que según los organizadores, alcanzó a unas 200 mil personas.

“¡Paro general ya!”

marcha - infobae
La Marcha del viernes (Foto de Infobae).

El acto contó con la presencia de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y referentes de Organizaciones en Lucha, el Frente Popular Darío Santillán, La Garganta Poderosa y representantes de distintas organizaciones sociales. Estuvieron además, representantes de las dos CTA como Hugo Godoy (ATE), Roberto Baradel (Suteba), Roberto Pianellli (Subte) y de la CGT, Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Bancarios – Corriente Federal), entre otros referentes llegados de todo el país.
El primer orador fue Daniel Menéndez de Barrios de Pie, que se mostró contento por compartir el acto “con dirigentes sindicales que están dispuestos a ponerle el pecho a esta realidad. No es tiempo para cobardes y hay que pagar el precio de salir a la calle y si es necesario, de convocar a un paro nacional activo con cortes de ruta en todo el país”, reclamó.
Después, Nora Cortiñas –de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora-, calificó a Macri como “el Robin Hood al revés: le roba a los pobres para darle a los ricos” y rechazó la militarización del país y “el hambre al que están llevando al pueblo en un país que fabrica alimentos para 400 millones de personas”.
Adolfo Pérez Esquivel, a su turno, preguntó “cuál es la hipótesis de conflicto” que respalde la actuación de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior, al tiempo que reafirmó la lucha por la defensa de “los derechos de nuestro pueblo, que este Gobierno los va perdiendo día a díaW, Instó a no renunciar a “nuestra libertad para someternos y perder la soberanía”.
Hugo Godoy, de la CTA Autónoma, expresó que la marcha federal nació “para alimentar la esperanza” y comprometió a los que estaban en el palco a impulsar y llevar adelante en junio, “un gran paro nacional con movilización, en todo el país”.
Sergio Palazzo, del gremio bancario y en nombre de los gremios de la Corriente Federal y del Consejo Directivo de la CGT que acompañan a Pablo Moyano, expresó que también reclaman “que la CGT acompañe la decisión de un paro nacional para reclamarle al Gobierno que cambie sus políticas”.
Roberto Baradel, del gremio docente, cargó contra Macri y Vidal: “dejen de atacar a la escuela pública”, dijo, para anunciar después que las CTA pararán el viernes 8 e instó a “ponerle fecha con todas las organizaciones sindicales y las organizaciones sociales a un paro general donde nadie vaya a trabajar”.
Juan Carlos Alderete(CCC) reclamó como necesario y urgente “el paro nacional para pararle la mano a la política de este Gobierno” y finalmente, como cierre de los oradores, Esteban “Gringo” Castro (CTEP) explicó los objetivos de la marcha federal que se pronunció desde todo el país en contra de las políticas de ajuste y entrega del gobierno de Macri.
Pero el sabor amargo llegó con el cierre del acto, que no comunicó ni un plan de lucha y mucho menos un paro general coordinado entre los principales gremios de trabajadores.

marcha - la nacion
La Marcha del viernes. Foto diario La Nación.
marcha - perfil
La Marcha del viernes. Diario Perfil.
Anuncios