El parlamento misionero creó hoy el Consejo Provincial de Responsabilidad Fiscal a través de una ley que establece la adhesión de la Provincia al Régimen Federal sancionado en diciembre pasado y que por la misma norma se extenderá a los municipios.

Posadas (Jueves, 28 de junio) El parlamento misionero creó hoy el Consejo Provincial de Responsabilidad Fiscal a través de una ley que establece la adhesión de la Provincia al Régimen Federal sancionado en diciembre pasado y que por la misma norma se extenderá a los municipios.
Entre sus múltiples objetivos, el central es formular conversores presupuestarios que permitan la consolidación y presentación homogénea de los presupuestos municipales con el de la Provincia.
Con este sentido deberá elaborar el marco macrofiscal que sea de utilidad para la planificación presupuestaria de los Municipios y confeccionar reglas para la formulación de proyecciones presupuestarias plurianuales, fijación de metas físicas y evaluación de su cumplimiento.
El Consejo estará integrado por nueve representantes. Serán electos tres por cada zona geográfica, sur, centro y norte, con derecho a voto; y un coordinador, representante por la Provincia, sin derecho a voto pero con facultad de veto.
Los representantes de los Municipios serán elegidos dentro de cada zona geográfica entre los Secretarios de Hacienda o Tesoreros de los mismos, quienes pueden delegar expresamente su función, siendo el cargo rotativo en la forma que establezca el reglamento interno, desempeñando el cargo ad-honorem.
Establece la ley que los Municipios que adhiera a la Ley deben publicar en su página web oficial el Presupuesto Anual aprobado, o en su defecto, el Presupuesto prorrogado, hasta tanto se apruebe aquél, y las proyecciones del Presupuesto Plurianual, luego de presentadas a los Concejos Deliberantes correspondientes, y la Cuenta General del Ejercicio. Con un rezago de hasta un trimestre se verán obligados a difundir información trimestral de la ejecución presupuestaria (base devengado y base caja), del gasto (base devengado) clasificado según finalidad y función, del stock de la deuda pública, incluida la flotante, y del pago de servicios. Asimismo, se presentará información del nivel de ocupación del sector público municipal al 31 de diciembre y al 30 de junio de cada año con un rezago de hasta un trimestre, consignando totales de la planta de personal permanente y transitoria y del personal contratado.
La ley también encuadra la toma de decisiones referidas al gasto público municipal. Establece la ley, en su capítulo tercero que “la tasa nominal de incremento del gasto público corriente primario neto de cada Municipio no podrá superar la tasa de aumento del índice de precios al consumidor de cobertura nacional publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Esta regla se aplica para la etapa de presupuesto y de ejecución (base devengado).
Para no dejar lugar a interpretaciones la norma especifica que “el gasto corriente primario neto es entendido como los egresos corrientes primarios excluidos: 1) los gastos corrientes financiados con aportes no automáticos transferidos por el Gobierno Nacional y/o Provincial a los Municipios que tengan asignación a una erogación específica; 2) los gastos corrientes destinados al cumplimiento de políticas públicas nacionales y/o provinciales, que sean definidas como políticas de Estado por futuras leyes nacionales o provinciales.
La ley establece otras obligaciones y restricciones. En el artículo 5 fija que “la tasa nominal de incremento del gasto primario neto no puede superar la tasa de aumento del índice de precios al consumidor de cobertura nacional, publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos…”
El miembro informante, Marcelo Rodríguez desarrolló en el recinto los cambios que introduce la ley en función de los compromisos asumidos en el consenso fiscal firmado entre Nación y Provincia refrendado por ley el 18 de diciembre pasado en Misiones.

recinto sesion 18 de diciembre

Anuncios