“La UCR nació para luchar contra el régimen no para ser funcionales al régimen”, sostuvo el diputado tucumano Ariel García que estuvo en Posadas en el homenaje a Mario Losada. Revela la existencia de un descontento cada vez más extendido entre los radicales por el rumbo económico pero advierte que Macri parece tener anteojeras y desliza una crítica a la cúpula partidaria al afirmar que “Alem no hizo la revolución del Parque para ocupar cargos”.

Posadas (Viernes, 13 de julio) “Parece que Macri tuviera anteojeras y no ve lo qué está sucediendo y lo mal que le va a la gente”, sostuvo aquí el diputado provincial de Tucumán, Ariel García y advierte que la decisión del Presidente de la República de sostener el rumbo aumenta la concentración de la riqueza en desmedro de las mayorías. García no duda en calificar de “fracaso” la gestión, y pero no se queda en la superficie de los indicadores al subrayar que no alcanza con que Mauricio Macri reconozca errores, sino que cuestiona las políticas de fondo y propone cambiar la hoja de ruta.
El diputado tucumano, que está enfrentado en su provincia a la corriente de José Cano, estuvo hoy en Posadas con otros dirigentes radicales, para sumarse a un homenaje a Mario Aníbal Losada, que tal como se informa en nota aparte se cargó de significación para los desafíos de época de la política al rescatarse la cualidad dialoguista para fundar consensos del misionero que llegó por esas virtudes a presidir el comité nacional. “Nos encontramos hoy en Misiones en un homenaje a este titán de la política que fue Mario Losada, un hombre de construir consensos, de abrir los puentes para el dialogo. El homenaje a Mario Losada no es sólo descubrir una placa, sino destacar algo que lo trasciende, el homenaje no es a los hombres sino a las ideas. La UCR nació en la lucha contra el régimen no para ser funcionales al régimen”, enfatizó García en declaraciones formuladas después de la ceremonia a nuestros cronistas.
Gustavo Grinspun que también estuvo en el homenaje describió un escenario muy crítico en lo económico, ante este cuadro de situación, le preguntamos al tucumano sobre las dos perspectivas para el análisis que puede hacer como diputado de la provincia de Tucumán y como de la UCR e integrante de la Alianza Cambiemos, que está sosteniendo, desde la política la gobernabilidad.
Observó García que una revisión de los acontecimientos sucedidos a lo largo de la historia de nuestra Patria, no demuestra que estamos frente a hechos nada nuevos, sino que ya hemos vivido en épocas anteriores y si bien con otras características, tienen mucha similitud con lo que sucede hoy.
La crisis es de la política
“Esta crisis económica tiene que ver con la ausencia de la política”, enfatiza el diputado para agregar que “hoy estamos ante el fracaso de lo que se anunció, con bombos y platillos, como la nueva política. Se decía que lo nuevo era que los Ceos, lo gerentes, venían a trasladar su experiencia de la actividad privada a la administración pública pero quedó demostrado que la ausencia de la política que es la sintonía con las necesidades de la gente, llevó a tomar decisiones en desmedro de la población y se alienta el crecimiento de la brecha entre los que más tienen y menos tiene. Estos problemas que vienen desde los orígenes de la declaración de la independencia se explican por la riqueza concentrada en pocas familias en desmedro del resto. Las pequeñas y medianas empresas, que son generadoras de la economía, hoy se enfrentan a dificultades ce para mantener costos, generar empleo, mantener el nivel de producción. Vemos que se cierran negocios, que a la gente le resulta cada más difícil llegar a fin de mes”.
Fracaso del mejor equipo
Al considerar el cuadro de situación, no tuvo reparos en hablar del “fracaso del mejor equipo, que se vendía como estrategia de marketing. Y no era el mejor. En términos futbolísticos nos quedamos fuera del mundial porque está ausente la política. El histórico Congreso de Tucumán del 16, es una muestra clara que la Argentina, nuestra República, demanda de la recuperación de los hombres y mujeres de la política que sean capaces sentarse a la vuelta de una mesa y cada uno desde su mirada, de la forma que le parece que hay contribuir, encontrar un camino común. Por eso nos encontramos hoy en Misiones en un homenaje a este titán de la política que fue Mario Losada, un hombre de construir consensos, de abrir los puentes para el dialogo y encontrar denominadores comunes, porque ¿para que estamos en política si no es para resolver los problemas de la gente?.
Macri con anteojeras
El Presidente el 9 de julio admitió errores pero volvió a ratificar el rumbo, se le preguntó
Acordó que esa decisión de sostener el rumbo no hará más que más que profundizar este esquema de revalorización financiera en desmedro del sector productivo. “Sin dudas, al ratificarlo pareciera que está con anteojeras sin mirar lo que está pasando en el país y no comprende al pueblo argentino. La gente se siente defraudada y desilusionada. Hay que asumir con autocrítica que le pedimos que votaran por un cambio pero que no es este el cambio que querían. Los radicales tenemos responsabilidad ante la gente. Por eso la UCR debe dejar de ser un convidado de piedra de las decisiones, que se toman en el círculo rojo.
Los radicales y los cargos
Se le preguntó que alcance tuvieron las repercusiones espués del disparador por el absurdo de Elisa Carrió, y específicamente por las declaraciones de dirigentes como Suárez Lastra que no tuvieron pudor en reducir el rol de la UCR a la de acompañar. “Macri gobierna nosotros acompañamos”.
Recordó García que Suárez Lastra fue uno de los redactores de la “Contradicción Fundamental”, el documento que definía situaba esa contradicción en la antinomia pueblo – antipueblo. “Habría que preguntarle de qué lado lo ve a Macri”, ironizó para admitir que “no hay dudas que hay un puñado de dirigentes que son un funcionales de manera cómplice de las decisiones que toma este Gobierno, Carrió, Sanz, que buscan el calor oficial. Suscribo a la corriente del radicalismo que mantiene el objetivo de la unión cívica expresados por Hipólito Irigoyen. Alem no hizo la revolución del Parque para ocupar cargos, la UCR nació para acompañar a los desposeídos, para mejorar las condiciones sociales, para reducir desigualdades y construir una nueva nación”.
En el mismo sentido añadió que “no venimos no de un partido que nació inflando un globo, sino de una trayectoria de hombres y mujeres que dieron todo en la lucha por mejores condiciones para su pueblo. El homenaje a Mario Losada no es sólo descubrir una placa, sino destacar algo que lo trasciende, el homenaje no es a los hombres sino a las ideas. La UCR nació en la lucha contra el régimen no para ser funcionales al régimen. El radicalismo no puede estar condicionado a un banquete arreglar en una cena que y encima después parece que no se cumplió o no se habló todo lo que se tenía que hablar”
La grieta agotada como estrategia
En la charla insistió con que los radicales “tenemos responsabilidad histórica y debemos estar al lado de la gente. Para hace falta cambiar ella hoja de ruta. Tenemos que pensar siempre en la gente, que ha votado confiando en el radicalismo, que íbamos a ser garantes de ir por un cambio de lo que fue la década kirchnerista, fuimos depositarios de la confianza de ese pueblo. Por eso desde la UCR tenemos que trabajar, volver a plantear políticas desde la idea que nos dio origen, invitar al encuentro de los argentinos, el concepto de la unión cívica”. Abogó por dejar el método del retrovisor profundizando las grietas y demonizar la grieta y explicó que “ese recurso ha sido una estrategia de campaña, ahora es nuestra responsabilidad construir un futuro, si no somos capaces de resolver problema del presente no vamos a poder construir ningún futuro. El desafío es volver a convocar a la unión de los argentinos a encontrarnos en el campo popular como fue el origen unión cívica, una convergencia de todos los sectores populares para sacar adelante a la Argentina. Volver a la fuentes sin caer en romanticismos, la mirada reparadora de la historia es saber de dónde venimos para saber a dónde vamos, la unión de la juventud, hay reencuentro de todos los argentinos, tratar de unirnos, es la hora de los pueblos, encontrarnos en el campo popular en la mayoría.
De la periferia al centro
Finalmente no descartó que la recuperación de las banderas históricas e identitarias de la Unión Cívica se de en un movimiento de la periferia al centro, es decir desde los radicalismos de las provincias. No le faltaron argumentos para hilar los procesos históricos con la actualidad y se mostró convencido de que la Patria nació en la batalla de Tucumán cuando Belgrano desobedeció a los porteños y junto a Bernabé Aráoz derrotó a los realistas. Un antecedente fundamental para declarar después en 1916 la independencia.

Anuncios