Tareferos ocuparon la sede del edificio de Nación en Posadas. Reclaman mercaderías, tarjetas sociales y poder acceder al subsidio de la interzafra con tres recibos en lugar de cinco. “Casi no hubo trabajo y no podremos lograr los cinco recibos”, aseguran.

POSADAS (Jueves 2 de agosto). El grupo de tareferos liderado por el obereño Hugo Silva ocupó las oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en Posadas, como protesta por la angustiante situación económica que atraviesan y en reclamo de que se flexibilicen las condiciones para acceder a los subsidios de interzafra: “que sean tres recibos en lugar de cinco, porque de lo contrario nadie legará a los subsidios, porque hubo muy poco trabajo”, aseguran.
Además, solicitan las tarjetas sociales y un pago único de seis mil pesos por trabajador”. Este miércoles por la noche se apostaron frente a las oficinas del Ministerio, donde pasaron la noche con chicos y mujeres, pese al frío. “Esta mañana –hoy, jueves 2- nos dijeron quee están sin luz y que no atienen al público. Sabían que veníamos los tareferos con proyectos y a solicitar las tarjetas sociales, que veníamos a reclamar que no sean cinco sino tres los recibos de sueldo para la interfazra y no nos quieren atender. Dicen que Zacarías (Ricardo Zacarías, coordinador en Misiones del Ministerio) está en el interior y no nos atiende, Acá hay mujeres y niños en la vereda, con mucho frío, pero no nos atienden. Tomamos el edificio ante la negativa de recibirnos y no vamos a liberar pese a que es una toma pacífica, donde todos pueden seguir haciendo sus trámites pero no vamos a desalojar. Queremos respuestas”, aseguró Silva.
Los tareferos denuncian la grave situación económica que los afecta y la falta de respuesta de parte de las autoridades nacionales. Trajeron proyectos para unas 350 familias y solicitan las tarjetas sociales de 2300 pesos y mercadería mensual como ayuda, además de un subsidio por única vez de 6000 pesos por cada compañero de trabajo, pero no los reciben y por lo tanto no se van a retirar, aseguran.
Este año la situación es más complicada que en años anteriores. Terminaron antes de trabajar y temen que al no lograr los cinco recibos de sueldo para poder acceder al subsidio de la interzafra, se queden sin el beneficio. “La única manera de lograr algo es que salgamos a las calles a luchar porque el Gobierno de la Nación nos tiene abandonado. La Provincia nos asiste siempre, pero es un tapa agujero”, sostienen.

Epígrafe: fotografía temática de tareferos, tomada de Internet.

Anuncios