“Misiones ni el Nea no tienen problemas de seguridad”, dijo el diputado nacional. Pidió que los recursos para luchar contra el narcotráfico lleguen a las fuerzas provinciales. Y reclamó prevención y recuperación para los jóvenes que pueblan las cárceles por esta actividad ilegal.

POSADAS (Martes 7 de agosto). El diputado nacional por Misiones, Ricardo Wellbach, dijo que Misiones o el NEA no tienen problemas de seguridad como para que las fuerzas federales desembarquen en la zona y calificó a esa presencia como atentatoria contra el diálogo y la convivencia en la región.
“Quizás hayan problemas de seguridad en otro lado, pero el problema que afecta a los misioneros es el narcotráfico y el empleo de mano de obra de misioneros que produce esta actividad ilegal”, dijo Wellbach durante su intervención en Diputados, este martes, cuando pretendían tratar en una sesión especial -que finalmente fracasó por falta de quórum-, la derogación del decreto que reforma el funcionamiento de las Fuerzas Armadas y el que elimina los beneficios por zonas de las asignaciones familiares.
“Cuando tuvimos experiencias dolorosas con inundaciones, en Misiones, el Ejército colaboró y estuvo presente y por ello se merece el respeto de todos los misioneros. Pero en esta circunstancia, este decreto, coincido con la diputada Graciela Camaño (la diputada convocó la sesión especial, en acuerdo con el peronismo federal y con el apoyo del Frente para la Victoria, la izquierda y el Movimiento Evita), creo que atenta fundamentalmente no solo contra el diálogo, en estas cosas que son fundamentales en nuestro país, cuando debemos sentarnos todos los sectores involucrados de la sociedad y no solo aquellos que toman decisiones alejadas de la realidad”, expresó.
Ejemplificó con que tanto Misiones como el NEA están tranquilos y no necesitan esta movilización del Ejército con el pretexto de llevar tranquilidad a nuestro pueblo. “Estamos preocupados, sí, por el narcotráfico. A nosotros nos preocupan los misioneros que viven de la changa del narcotráfico; tenemos estas changas, porque los narcotraficantes reclutan jóvenes y los hacen trabajar, les pagan, con esta mercadería que a su vez son comercializadas por estos jóvenes, que son los que finalmente pueblan nuestras cárceles”, lamento el legislador.
En ese sentido solicitó que las herramientas e implementos de lucha contra el narcotráfico que el Gobierno nacional entregará a las fuerzas, “se las den a nuestras fuerzas provinciales que sí están comprometidas con nuestra realidad. Que le den lo necesario para trabajar bien. Para que esos jóvenes que son reclutados para las changas del narcotráfico y que después venden esa mercadería para tener un ingreso, puedan saber de qué se tarta. Que sepan”, dijo.

“Nos preocupa la prevención y la recuperación”

“Nos preocupa además del narcotráfico, dos cosas que el Estado nacional está descuidando: la prevención, con un Cedronar que no cumple función, que no tiene presupuesto y nos preocupa la rehabilitación de nuestros jóvenes, su recuperación. En el medio está el narcotráfico, pero si no tenemos un trabajo profundo de prevención y recuperación, seguramente vamos a tener demandantes. Tenemos que trabajar a largo plazo, me da mucho temor que cuando se habla de educación, escuchamos que hay que volver al servicio militar o cuando tenemos problemas de seguridad, hablan de que hay que volver al Ejército. Compañeros, este país se hace con diálogo y con democracia; tenemos que convocarnos a dialogar más y a resolver los problemas y no mandar a las fuerzas para poner los problemas debajo de la alfombra”, expresó.

Anuncios