La abogada y especialista Jimena Estatuet, estuvo en el programa radial Pasa de Todo y habló de la denominada ley corta como así también de la fusión de Cablevisión y Telecom y la influencia en el mercado de servicios en Posadas y Misiones. También se refirió de como el proyecto de ley corta se relaciona con ARSAT y las consecuencias con las pymes y cooperativas.

Posadas (lunes, 13 agosto) Material difundido por “Pasa de todo”. Estatuet contó que Ley Corta “se denomina a un proyecto de ley, que fue aprobado en el Senado de la Nación y fue girado a diputados para el tratamiento, en donde se regulan unas muy pocas cuestiones pero muy importantes de las telecomunicaciones, y por eso la referencia a Ley corta, por la cantidad de disposiciones que contiene. Además, se utilizó la referencia a ley corta por que vendría a hacer como un anticipo de lo que debiera ser una ley completa e integral de las telecomunicaciones o de las comunicaciones convergentes, como también se dice”. Estatuet agregó que el “proyecto de ley regula dos cuestiones muy importantes. La primera de ella es que permite la compartición de infraestructura. La segunda de ellas, es que permite a los prestadores del servicio de telefonía fija, históricos como son Telecom y Telefónica, y de telefonía móvil, Personal, Movistar y Claro, acceder a la prestación del servicio de televisión satelital que hasta el día de hoy lo tienen prohibido. Cuando hablamos de las telecomunicaciones nos referimos a Telefonía fija y móvil, internet y a la televisión por cable, y cuando hablamos de servicios de radio difusión nos referimos por ejemplo a la radio y a la televisión por satélite”.
Sobre la fusión entre Telecom y Cablevisión y la situación de Telefónica, Jimena explicó que “lo que sucede es que Telecom, al fusionarse con Cablevisión, está en condiciones inmediatas de brindar el servicio de televisión por cable, ya que cablevisión tiene desplegadas redes fijas de televisión por cable en todo el país. En cambio Telefónica, si bien al igual que Telecom siempre tuvo vedada esta posibilidad de brindar televisión por cable y fue recientemente habilitado, recién tiene que empezar a desplegar sus redes fijas, que implica muchas inversiones y también demoras. La única forma que tiene Telefónica y Claro de igualar en condiciones a la situación que tiene Telecom hoy, es mediante la televisión por satélite, porque la televisión por satélite no necesita de despliegue de infraestructura física. Con un solo satélite se puede iluminar a todo el país sin necesidad de desplegar redes. ¿Y qué sucedió? El proyecto del poder ejecutivo, al ingresar al Congreso preveía que Telefónica y Claro, y también Telecom, pudieran brindar el servicio de televisión por satélite a partir de enero del 2019, pero el proyecto fue sometido a modificaciones en la Comisión de Medios del Senado y eso se prorrogó al 2020 en algunas localidades, a 2021 en otras, y a 2022 en otras. En Posadas por ejemplo, recién a partir del 2021 podrían hacerlo. Entonces eso fue lo que mayormente generó malestar en empresas como Telefónica y Claro, que ya han iniciado acciones tanto administrativas como judiciales”.
Además, Jimena habló de cómo el nuevo proyecto de ley se relaciona con ARSAT y afecta a las Pymes y Cooperativas del rubro que brindan servicios de telecomunicaciones. Al respecto sostuvo que “la ley corta toca recursos que ARSAT tenía reservados, como son determinadas frecuencias para la prestación de servicios móviles. En algún momento, durante el gobierno anterior se habló de que ARSAT podría convertirse en un cuarto operador móvil, que lo haría de forma mayorista, como un revendedor, y el servicio sería brindado por operadores móviles virtuales. Lo que hace la ley corta es eliminar la reserva de frecuencias que poseía ARSAT para la prestación del servicio móvil, frecuencias de 4G, y dejarlas libres para que el Estado las concurse o las licite a prestadores privados, y con una previsión o protección para las pequeñas y medianas empresas y cooperativas, operadores regionales o locales del 20% del espectro, que se reserva para estos últimos actores. Sin estas frecuencias las cooperativas y pequeñas y medianas empresas nunca estarían en condiciones de ofrecer el servicio de cuádruple play (un mismo prestador pueda ofrecer servicio de telefonía fija, telefonía móvil, internet y televisión). Hoy, las Pymes y cooperativas ofrecen el servicio de internet, de televisión por cable y de telefonía fija. Lo que nunca han tenido es posibilidad de acceso es a frecuencias del espacio radioeléctrico para ofrecer telefonía móvil. A partir de esta reserva se abren dos opciones. Una va a ser que las pymes y cooperativas accedan a frecuencias para la prestación de servicio de telefonía móvil, y el otro va a ser el uso de la figura de operador móvil virtual. Este es un servicio que va a permitir que quienes no poseen frecuencias, es decir, que no accedan por la primer vía a las frecuencias del espectro, que revendan el servicio de telefonía móvil de quienes si posean frecuencias. Es decir, que sean revendedores de por ejemplo Personal, Movistar, de claro”.
Finalmente, ante la pregunta ¿Por qué crees que pagamos tan caro los servicios y porque somos rehenes del sistema? La especialista en telecomunicaciones dijo que “somos rehenes del sistema por la adicción que genera el uso de la tecnología y el avance tecnológico y creo que se paga muy caro porque no hay control de precios. Se estableció la libertad de precios que, por supuesto, sólo benefició a los prestadores de servicio y sobre todo a los dominantes, no al usuario”.

 

 

 
Fuente: material distribuido por el equipo del programa radial “Pasa de todo”.

Anuncios