En el marco de la sesión del Consejo Superior de la UNaM presidida por la rectora Alicia Bohren, representantes de todos los claustros que componen la Universidad se pronunciaron en torno a la alarmante situación presupuestaria y financiera planteada a nivel nacional, y reafirmaron la defensa de la educación pública y gratuita.

Con el voto de Consejeros Superiores de los claustros docentes, no docentes, estudiantiles, el proyecto de declaración se aprobó por unanimidad. Plantearon la “profunda preocupación por la crisis financiera que atraviesan las universidades nacionales”; y ratificaron la defensa de la educación superior como “bien social, un derecho humano, gratuita y de calidad y pertinencia garantizada por el estado”.
A su vez, alertaron sobre los atrasos y las transferencias de fondos destinados a gastos de funcionamiento del 2018 y “que los mismos se proyectaron sobre una hipótesis de un 10 por ciento de inflación que a la fecha ya a sido superada”, lo cual “pone en riesgo las políticas de inclusión como becas, albergues, el programa de expansión territorial, y otras prioridades institucionales para el sostenimiento de los estudiantes”.

unam consejo superior (2)

Además, señalaron que “las paritarias docentes y no docentes no han superado el 15 por ciento en un contexto de proyección inflacionaria de un 30 por ciento”.
Durante la reunión, estudiantes, docentes y autoridades tomaron la palabra para expresar su apoyo a la declaración y plantear la urgencia de movilizarse contra el recorte presupuestario y la política de ajuste del Gobierno Nacional. En este sentido, expresaron la necesidad de sensibilizar a las comunidad misionera y legisladores provinciales sobre la alarmante situación.

Después de la sesión, estudiantes y trabajadores de la UNaM realizaron un corte de la Ruta Nacional 12 frente al Campus Universitario. Además, convocaron a un movilización para el 22 de agosto en las calles de la ciudad.

fuente: UNaM

Anuncios