La crisis diplomática entre Paraguay e Israel forzosamente repercute en Misiones ya que despierta fantasmas y traslada el conflicto de Medio Oriente a la región. No es neutra tampoco la espiral de violencia que viene ganando a la política en Brasil sumido en un retroceso democrático por los abusos del poder oculto en la alianza de servicios, medios y jueces.

Posadas (Viernes, 7 de septiembre) El atentado a la vida del candidato Bolsonaro en Brasil y la crisis diplomática entre Paraguay e Israel, son dos hechos que por más aislados que aparezcan definen un escenario en el que está Misiones como territorio.
La obsesión de Washington, más precisamente del Pentágono, con instalar la “Triple Frontera” como espacio liberado al terrorismo y al tráfico de armas y drogas, abrió una ofensiva del imperio sobre la región que tiene la firme oposición de gobiernos como la Renovación, pero cómplices internos en los tres países. Por eso, la decisión del presidente Mario Abdo Benítez de trasladar la sede diplomática paraguaya de Jerusalén a Tel Aviv, no es neutra políticamente.
Hay que recordar que la embajada se había establecido recién hace cuatro meses en Jerusalén por decisión del gobierno de Horacio Cartes que hoy twitteó: “Hoy se traicionaron los valores de la civilización Judeo Cristiana; hoy se traicionó a un amigo!, hoy se traicionó la voluntad y el sentimiento del pueblo paraguayo! Hoy se traicionó la amistad entre Paraguay e Israel. Cada pueblo que le dio la espalda a Israel pagó muy caro!
Es una advertencia que no queda clara pero que puede exacerbar los ánimos de los halcones de la diplomacia paralela de los Estado Unidos y abonar la hipótesis de la existencia de células terroristas dormidas asentadas en la región, tantas veces desacreditadas por el ministro de Gobierno de Misiones.
Abdo que está sufriendo las presiones del gobierno de Estados Unidos para revea su decisión, estuvo firme ayer al sostener que “Paraguay como integrante de las Naciones Unidas tiene el compromiso de construir sobre principios y en respeto al derecho internacional”.
Por supuesto que la intransigencia del gobierno de Israel, manifiesta en retirar su embajador en Asunción, ninguneó las declaraciones desde el Palacio López que indicaban que la medida no afecta “el aprecio y el compromiso histórico con el pueblo israelí”.
A pesar de las críticas mediáticas a la decisión de Abdo, en el ámbito político coinciden en que la decisión de trasladar la embajada a Tel Aviv es la decisión más acertada, ya que la instalación en Jerusalén había sido una acción inconsulta del expresidente Cartes que había sido rechazada por el Parlamento.
También abonan el conflicto los anuncios de Palestina y Turquía de abrir representaciones diplomáticas en Paraguay, mientras la Liga Árabe felicitó la decisión del Gobierno del Paraguay.

Bolsonaro contra el Mercosur

La crisis diplomática de Paraguay se registra cuando el Brasil está agitado por la violencia derivada del retroceso del funcionamiento de las instituciones democráticas por los abusos de poder del aparato judicial y mediático conocido como “lawfare”, o guerra jurídica.
El escándalo que están haciendo los medios hegemónicos con el atentado a la vida del candidato Jair Bolsonaro, expresa impúdicamente una doble vara que invalida las expresiones de condena a la puñalada asesina. Son los mismos medios que dieron más espacio a las declaraciones de Bolsonaro cuando atentaron contra Lula en marzo que al propio atentado. Entonces titularon con las palabras del hoy apuñalado: “Lula quiso convertir a Brasil en un gallinero y está recogiendo los huevos”. En aquella oportunidad, a fines de marzo de este año, el ex presidente brasileño Lula realizaba una gira de campaña como candidato a presidente por el PT por la localidad de Quedas do Iguazú, en el estado de Paraná. En un contexto de crecientes manifestaciones de violencia, tres de los ómnibus que formaban parte de la caravana fueron atacados a tiros.
Son los mismos medios que no sólo justifican sino que contribuyeron a condenar a prisión violando el estado de derecho a Lula de Silva. Y son los mismos que no pusieron la info en la primera plana cuando asesinaron a tiros a la concejala Marielle Franco que se oponía a la intervención del Ejército en Río de Janeiro y venía cobrando popularidad por su activismo por los derechos humanos y contribuyendo a que el Partido Socialismo y Libertad fuera creciendo en las encuestas. Hay que comparar las tapas de la Nación y Clarín. Hoy escandalizados por el atentado contra Bolsonaro, entonces ninguneando el asesinato perpetrado por organizaciones parapoliciales del gobierno de Temer. El crimen fue visibilizado por Página 12 como se puede ver abajo. Se llegó al absurdo de no calificar el crimen como un atentado político. Franco era socióloga, de 38 años procedente del complejo de favelas de Maré, una de las áreas más violentas de Río de Janeiro, y era la relatora de la comisión del Concejo creada para fiscalizar las operaciones policiales en el marco de la intervención militar.

tapa clarin 07sept18
Tapa Clarín 07 de septiembre 2018
tapa pagina 07 sept 2018
Tapa Página 12 07 de septiembre 2018
tapa pagina 16 marzo 2018
Tapa Página 12 – 16 de marzo 2018
tapa clarin 16 marzo 2018
Tapa Clarín – 16 de marzo 2018

Evidentemente no era su tiempo. En cambio Bolsonaro que gana adeptos en las encuestas pero al mismo tiempo genera espanto, es también llamado el “Donald Trump” de Brasil. Normalmente la prensa se horroriza por las reivindicaciones que hace de la dictadura, pero poco se habla de sus propuestas más allá de su xenofobia, homofobia y otros escotomas del sentido común de una clase privilegiada.
Para algunos Bolsonaro no entiende nada de economía y la dejaría manejar por el establishment, pero otros destacan que en Brasil existe una burguesía industrial con suficiente poder de resistir la globalización financiera y encuentra en el ex militar a un Trump que puede llegar a defender la industria brasileña. Lo cierto es que Bolsonaro se asume sin ambages como el portavoz de la derecha más nacionalista e ideológica, y que no oculta su admiración por el presidente de Estados Unidos. “Trump es un ejemplo para mí”, declaró hace dos meses en Boston, en un encuentro con un centenar de brasileños que residen en Estados Unidos. Así como Trump, es crítico del libre comercio, de asociaciones comerciales como el Mercosur, que Brasil forma junto con Argentina, Uruguay y Paraguay, y firmemente contrario a que el país reciba refugiados, a los que llegó a calificar de “escoria del mundo”.
Si llegara y sus políticas siguieran ese rumbo, el Mercosur sería la primera víctima. ¿Importar autos de la Argentina? ¿Permitir la libre circulación por la frontera?
Resumiendo: las crisis en Paraguay y Brasil no son indiferentes para el futuro de Misiones.

Anuncios