El índice de Precios al Consumidor en la región noreste tuvo un incremento del 7,3% en septiembre con respecto a agosto. Representa el 12,3% más que el aumento de la media nacional que según el Indec fue del 6,5%. El aumento de precios totaliza el 33,6% en lo que va del año. En alimentos se necesitan 300 pesos para comprar lo que en diciembre costaba 200 pesos.

Posadas (Viernes, 19 de octubre) Los precios en septiembre aumentaron 7,3% en la región nordeste según informó hoy el Instituto de Estadística y Censos de la Provincia que difunde las mediciones del Instituto Nacional. De esta manera el crecimiento de los precios al consumidor en nuestra zona fueron 12,3% por encima del nivel general  que en septiembre arrojó un incremento del 6,5% para el total nacional.
Las mediciones no discriminan por provincia ni por ciudad, pero el promedio de las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa no puede estar muy alejado de los incrementos de Posadas.
Desagregando por categorías, el aumento del trasporte fue el más significativo con el 10,6% superando el 50% en lo que va del año. El incremento en equipamiento y mantenimiento del hogar trepó 9,3% en el mes, y en el año llega al 31,8%. El otro rubro que sufrió aumentos considerables es el de prendas de vestir y calzado empujado por la demanda estacional y a pesar de que las importaciones del rubro son fomentadas por el gobierno nacional para abaratar los precios. Hasta el momento lo que se logra es el quiebre de empresas textiles entre las que cayó una paradigmática para la Argentina, Alpargatas que en septiembre cerró dos plantas y despidió a 453 empleados.
La tabla siguiente revela cómo aumentó cada categoría de bienes y servicios en el mes de septiembre con relación al mes de agosto del presente año.

 

Incremento del Ïndice de Precios al Consumidor                    Nacional            NEA

Alimentos y bebidas no alcohólicas 35,8% 35,2%
Bebidas alcohólicas y tabaco 18,2% 20,7%
Prendas de vestir y calzado 22,4% 18,7%
Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles 27,3% 43,0%
Equipamiento y mantenimiento del hogar 36,4% 31,8%
Salud 28,0% 31,5%
Transporte 47,4% 50,4%
Comunicaciones 39,0% 37,2%
Recreación y cultura 32,4% 25,9%
Educación 26,7% 27,9%
Restaurantes y hoteles 28,1% 28,8%
Bienes y servicios varios 33,6% 30,4%

 Depresión de la clase media
En cuanto al acumulado anual, es decir, septiembre 2018 respecto a diciembre de 2017, el IPC nivel general aumentó un 32,4% a nivel nacional, mientras que en la Región Noreste, un 33,6%.
Es el mismo índice de aumento registrado en el rubro alimentos. Es decir que un billete de 100 pesos perdió un tercio de la capacidad de compra. Haciéndola fácil: la misma cantidad de mercaderías que en diciembre costaba 200 pesos ahora cuesta 300.
Pero si se observa atentamente la evolución de los precios. El mayor aumento del año se registra en el trasporte, la vivienda que incluye los servicios de luz, gas y agua, y en comunicaciones. Es un dato que revela que las medidas económicas empiezan a afectar la calidad de vida de las clases medias más bajas.
La forma en que la inflación castiga a los consumidores, queda reflejada en el incremento registrado en el costo de la canasta básica. Se entiende por canasta básica alimentaria a los alimentos y bebidas que forman parte de la estructura de consumo de la población, en cantidades que satisfacen, al menor costo, los requerimientos calóricos y la mayor proporción posible de las recomendaciones de ingesta de nutrientes. Pues bien, para una familia con dos hijos en edad de concurrir a la escuela primaria, en septiembre de 2017, costaba 7.099.82 pesos. En septiembre de este año, por los mismos productos la canasta cuesta 9.690,03. Es decir que la canasta básica alimentaria aumentó en un año el 36,48%. Muy por encima del aumento promedio de los salarios, privados y públicos.
Para la misma familia, la canasta básica total, que integra todos los rubros además de alimentos, costaba en septiembre 24,846.24 pesos. En el mismo mes del año pasado el costo era de 18,204.67 pesos. 

Anuncios