“Quiero seguir hablando” reclamaba Luis Pastori cuando fue interrumpido a los gritos mientras fundamentaba el presupuesto que estaba en tratamiento en Diputados el jueves pasado. En el centro de la escena exigía tolerancia, insistentemente, tolerancia. Un paradigma de la disociación entre Palacio y la calle. Pretendía seguir “en el uso de la palabra” mientras afuera la policía no hablaba, reprimía y había desatado una cacería de militantes populares. Es aleccionador seguir la versión taquigráfica de la sesión en esos momentos.

Posadas (Lunes, 29 de octubre) “Quiero seguir haciendo uso de la palabra”, “que los diputados de la oposición sean tolerantes”, clamaba en el recinto el diputado Luis Pastori. Es cierto que gritaban. Del Caño el más desaforado. La sesión se la iba de las manos al poco experimentado Luis Petri que en ese momento presidía el plenario.
Pastori no podía disimular su enojo, pero como un señor contenía el tono de voz, aunque no disimulaba su irritación. No lo dejaban hablar. Y eso que el misionero era miembro informante o co-informante, un espacio ganado a puro laburo en comisión. Pastori entre indignado y frustrado porque no le dejaban terminar su “discurso” en ese momento justo que estaba donde debía estar, con todas las cámaras del país enfocándolo. Exigían seguir hablando. Exigía ser escuchado. Convencido de estar diciendo verdades, de esas que duelen al adversario y que hacen historia. Nadie lo escuchaba. Y pedía tolerancia. ¡¡Tolerancia!!.
Tuvo que volver Emilio Monzó. Entre la insistente exigencia de tolerancia de Pastori para seguir hablando y el quilombo in-crescendo de diputados de las oposiciones, no sólo de los K, ni los troskos, sino ya en forma generalizada el recinto era un caos. “Presidente, quiero seguir en el uso de la palabra” se quejó Pastori ni bien Monzó se sentó en la Presidencia. Pero no hubo caso. Afuera de Palacio, que el misionero confundió con una burbuja de cristal, afuera, la policía estaba reprimiendo y había desatado una verdadera cacería de militantes populares. En el protocolo de Seguridad de Bullrich no figura la palabra “tolerancia”.
Si Pastori quiso pasar a la historia lo logró. No por su “discurso”, o “por hacer uso de la palabra” esa metáfora decimonónica, sino por convertirse en el paradigma de la dirigencia política que disocia su “discurso” de la realidad.
“¿Te acordás de ese ese diputado que pedía tolerancia y respeto para hacer discursos mientras una multitud estaba siendo reprimida por las fuerzas de seguridad? “Me acuerdo –dirán estudiantes de ciencia política- me acuerdo del bochorno, no del nombre”.
Vale la pena rescatar la versión taquigráfica de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación que revela lo que sucedía al interior del Congreso mientras la calle era un infierno, si es que en el infierno hay gases y balas de goma, rebeldes e inflitrados.

Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Petri).- Pido a los señores diputados que guarden silencio.
Sr. Pastori.- Quisiera seguir haciendo uso de la palabra, señor presidente.
Sr. Presidente (Petri).- Si algún diputado quiere hablar, debe pedir la interrupción al señor diputado Pastori. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Petri).- ¡Silencio, diputado del Caño! Estamos sesionando y se encuentra en uso de la palabra el señor diputado Pastori. Pido a los señores legisladores que se sienten en sus bancas y que, si quieren hablar, soliciten una interrupción; si no, pueden pedir el uso de la palabra a posteriori y la Presidencia lo concederá. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Petri).- Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Pastori, por Misiones.
Sr. Pastori.- Señor presidente: espero que sean tenidos en cuenta estos minutos en los que no pude hacer uso de la palabra.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Pastori.- Sería bueno que los diputados de la oposición fuesen más tolerantes y permitiesen hablar.
Como decía, estas medidas tienen un condimento esencial: proteger a los sectores más vulnerables. Reitero que es una lástima que los diputados de la oposición sean tan intolerantes cuando habla un legislador del oficialismo. Nosotros los hemos escuchado hasta el hartazgo; entonces, pido que sean más democráticos y tolerantes, y dejen expresarse a quien se encuentra en uso de la palabra. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Petri).- La Presidencia pide a los señores diputados que guarden silencio; así no podemos seguir.
Continúa en uso de la palabra el señor diputado Pastori, por Misiones. Luego, podrán hablar quienes lo soliciten.
Sr. Pastori.- Señor presidente: reitero que es una pena que los diputados de la oposición no quieran escuchar a un legislador del oficialismo. Es una actitud absolutamente intolerante y antidemocrática. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
– Se producen desórdenes en el recinto.
Sr. Pastori.- Quiero seguir haciendo uso de la palabra, señor presidente.
Sr. Presidente (Petri).- La Presidencia informa que, una vez que haya terminado el señor diputado Pastori, le concederá la palabra al señor diputado Rossi para que formule su moción.
Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Pastori, por Misiones.
Sr. Pastori.- Señor presidente: pido a los colegas diputados que tengan tolerancia, sean democráticos y nos escuchen, porque en esta situación, evidentemente es imposible hilvanar las ideas.
– Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Honorable Cámara, doctor Emilio Monzó.
Sr. Pastori.- Estamos llevando adelante una discusión fundamental. Por favor, pido una vez más tolerancia. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
– Se producen desórdenes en el recinto.
Sr. Presidente (Monzó).- La Presidencia pide a los señores diputados que tomen asiento; de lo contrario, no puede otorgarles el uso de la palabra. Ordenemos la sesión.
Señor diputado Grosso: no podré dar la palabra al señor diputado Rossi si no nos ordenamos. Solicito una vez más que tomen asiento.
Señor diputado Pastori: el señor diputado Rossi está solicitándole una interrupción, ¿la concede?
Sr. Pastori.- No, señor presidente. Quiero terminar mi discurso. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
– Se producen desórdenes en el recinto.
Sr. Presidente (Monzó).- ¡Ya les daré la palabra, señores diputados! ¡Permítanme conducir la sesión! Pido una vez más que tomen asiento en sus bancas.
Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Pastori, por Misiones.
Sr. Pastori.- Señor presidente: en aras de normalizar el desarrollo de la sesión, reconsidero mi postura y concedo la interrupción al señor diputado Rossi. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- ¡Luego tendrá el uso de la palabra, señor diputado Grosso! Esta Presidencia siempre respetará las formas. Pido nuevamente que tomen asiento en sus bancas. Cuando todos lo hayan hecho, concederé el uso de la palabra al señor diputado Rossi. (Manifestaciones en las bancas.)
– Varios señores diputados hablan a la vez.
– Se producen desórdenes en el recinto.
Sr. Presidente (Monzó).- La sesión no puede continuar de esta manera. Por lo tanto, la Presidencia invita a pasar a un cuarto intermedio de diez minutos en las bancas.
– Se pasa a cuarto intermedio a la hora 15 y 5. Luego de unos instantes:
Sr. Presidente (Monzó).- Solicito a los presidentes de los diferentes bloques pasar al Salón de Honor para conversar sobre esta situación, y en diez minutos tratar de continuar con la sesión.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
– Continúa el cuarto intermedio. Luego de unos instantes:
Sr. Presidente (Monzó).- Continuamos con la sesión.
Se solicitó que en media hora se haga presente en esta Cámara quien tiene a cargo hoy el operativo de seguridad en las inmediaciones del Congreso, y cuando esto suceda los presidentes de bloque se dirigirán a mi despacho, donde tendremos la reunión con la persona que tiene competencia sobre esta situación.
Sr. Rossi.- Pido la palabra, señor presidente.
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Rossi, por Santa Fe.
Sr. Rossi.- Señor presidente: nosotros no estamos de acuerdo con continuar la sesión. Es una irresponsabilidad que mientras afuera se está reprimiendo a ciudadanos argentinos que se están manifestando, nosotros hagamos oídos sordos y no miremos lo que sucede afuera. Entonces, si hay heridos, si hay muertos, acá se van a tener que hacer cargo. (Aplausos.)
Por eso, pedimos un cuarto intermedio, porque hasta que no pare la represión nosotros no queremos sesionar más. A ver si lo entienden. Este es el problema que hoy tiene la Argentina. Nosotros no podemos mirar hacia el costado con lo que está sucediendo. Hay que frenar la represión y para esto esta Cámara de Diputados tiene que decir institucionalmente que no vuelve a sesionar hasta que no se frene la represión.No es que queremos que no haya sesión. Lo que estamos diciendo es que si el señor D’Alessandro…
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Rossi.- Consiguieron el quórum ahí, chicos, no se hagan los guapos. No se hagan los guapos que no les sobra nada. Lo que nosotros venimos a decir es que es un grave error seguir sesionando mientras afuera están tirando balas y reprimiendo. Tenemos de vuelta diputados que están en la enfermería. Ustedes quieren seguir sesionando de cualquier manera.
Entonces, señor presidente, lo que le vengo a pedir es que no continúe la sesión. Usted dijo que el secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires va a venir aquí a reunirse con nosotros dentro de media hora. Pues bien, que se pase a cuarto intermedio durante media hora, ya que no está garantizado que no vaya a seguir habiendo represión. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Señor diputado,…
Sr. Rossi.- Se lo vuelvo a decir claramente, señor presidente: estas cosas suceden cuando este Parlamento toma decisiones en contra del conjunto de la sociedad. (Aplausos.)
Por eso están reprimiendo. Y las muestras de la represión vuelven a estar sobre los cuerpos de los diputados, además de los de los ciudadanos que están allí.
Por eso me parece un gravísimo error que usted, señor presidente, permita que esta sesión continúe como si acá no pasara nada. Eso es mentira, ya que están pasando cosas y tiene que haber una respuesta institucional. Nosotros nos negamos a seguir sesionando mientras siga habiendo represión afuera. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Señor diputado: acá no estamos sesionando como si no pasara nada. De hecho, recién tuvimos una reunión y dentro de media hora vendrá el ministro de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Vamos a continuar con la sesión y dentro de media hora nos reuniremos los presidentes de bloque.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Pastori, por Misiones.
Sr. Pastori.- Señor presidente: espero que mis colegas sean tolerantes y me dejen terminar mi exposición.
Habíamos acordado efectuar una breve reseña de la situación referida al debate del proyecto de ley de presupuesto para 2019.
A continuación, quiero hacer alusión brevemente a otros dos proyectos.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Pietragalla Corti.- ¡Están reprimiendo!
Sr. Presidente (Monzó).- Señor diputado,…
Sr. Pietragalla Corti.- ¡Están entregando los intereses del país al Fondo Monetario Internacional! ¡Hay una oficina del Fondo Monetario Internacional en el Banco Central!
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Del Caño.- ¡Pido la palabra!
Sr. Presidente (Monzó).- Cuando el señor diputado Pastori finalice su exposición le otorgaré el uso de la palabra, señor diputado.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- Continúa en el uso de la palabra el señor diputado por Misiones.
Sr. Pastori.- Deseo referirme brevemente a otros dos proyectos que en este momento también están en tratamiento.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- Quiero recordar a los señores diputados que en media hora vamos a tener oportunidad de reunirnos con el ministro de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Pietragalla Corti.- Señor presidente: el señor diputado Larroque salió de la enfermería y está pidiendo la palabra.
Sr. Presidente (Monzó).- Todos están pidiendo la palabra, señor diputado. Continúa en el uso de la palabra el señor diputado por Misiones.
Sr. Pastori.- El primer tema diferente del proyecto de ley de presupuesto al que me quiero referir tiene que ver con una iniciativa muy importante para los pequeños productores tabacaleros y cañeros. Para ellos estamos proponiendo un proyecto de ley…
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- Señor diputado Pastori: no podemos continuar de esta manera.
Sr. Pastori.- Como usted disponga, señor presidente.
– Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Monzó).- Vamos a ordenar el debate.
Tiene la palabra el señor diputado del Caño, por Buenos Aires.
Sr. Del Caño.- Señor presidente: tal como intentábamos decirle recién en la reunión de presidentes de bloque, no se puede continuar con la sesión.
Desataron una represión brutal. Allí está el señor diputado Larroque, herido al igual que otras diputadas y diputados que fuimos golpeados por la Policía cuando intentamos impedir que desataran esa represión feroz contra quienes se estaban manifestando, es decir, trabajadores y trabajadoras que, en su mayoría, vinieron pacíficamente aquí, a las puertas del Congreso Nacional, a rechazar un proyecto de ley de presupuesto que es de ajuste.
Ahí vimos el nuevo equipamiento que tiene la Policía. A eso destinan el presupuesto.
¡Entonces, no vamos a permitir que vuelva a ocurrir lo que sucedió en diciembre, en oportunidad del tratamiento del proyecto de ley de reforma previsional, cuando usted dijo que teníamos que esperar treinta minutos y durante ese lapso desataron una brutal represión para que la gente se fuera y no viniera acá!
Sr. Presidente (Monzó).- No fue así, señor diputado.
Sr. Del Caño.- ¡Por eso desataron esta represión en este momento!
Sr. Presidente (Monzó).- No fue así, señor diputado.
Sr. Del Caño.- ¡Muchísimas personas repudian este proyecto de ley de presupuesto, que fue elaborado a espaldas del pueblo! ¡Usted lo sabe! ¡Muchísima gente iba a venir hoy a la movilización en horas de la tarde, al salir de su trabajo! ¡Por eso desataron esta represión en este momento, porque temen a la movilización!
¡Entonces, no vamos a ser cómplices y sesionar bajo estas condiciones de brutal represión contra nuestro pueblo! ¡Por eso planteamos a los diputados y diputadas de la oposición que nos retiremos hasta que termine esta represión! (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Larroque, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Sr. Larroque.- Señor presidente: vamos a hablar tranquilos. La verdad es que no hay condiciones para sesionar. Salimos a la calle para tratar de impedir nuevamente una feroz represión. Quiero decir que cuando a las fuerzas de seguridad les decíamos que éramos diputados se ensañaban aún más con nosotros. Creo que eso es grave.
En otras palabras, lo grave es la represión contra cualquier ciudadano y ciudadana. No obstante, me parece que en términos de Estado de derecho es muy grave que cuando uno se identifica como representante del pueblo –esto no lo hacemos en términos personales, sino que los que estamos aquí representamos a 42 millones de argentinos y argentinas-, como legislador, sea agredido con más alevosía y sorna, que es lo que ocurrió recién.
Quiero decir algo directamente al presidente Macri: se están equivocando y haciendo las cosas mal desde hace mucho tiempo; no están haciendo las cosas bien. Este proyecto de ley de presupuesto está siendo tratado en forma urgente y a partir de una exigencia del Fondo Monetario Internacional, con el que se va a celebrar una reunión mañana. Por ese motivo dicho organismo ha solicitado forzar, inclusive, el reglamento de esta Honorable Cámara para lograr el resultado que pretenden.
Si las cosas están mal, con este proyecto de ley de presupuesto van a estar peor. Eso es lo que está ocurriendo y lo que manifiesta la gente en las calles.
Entonces, el presidente de la Nación tendría que escuchar y lo mismo deberían hacer los legisladores.
Si bien no quiero polemizar, me parece que el poder económico financiero internacional está llevando a la clase política argentina a un suicidio. Nosotros no podemos suicidarnos. Esto lo digo a todos aquellos que entendieron que contribuyendo a la obtención del quórum en la presente sesión o aceptando el debate de este proyecto a las patadas estaban aportando algo al país y la democracia.
Me parece que quieren que nos suicidemos, pero nosotros debemos evitar esa locura. Si no nos suicidamos, evidentemente quieren hacer algo más, tal como lo demostraron recién las fuerzas de seguridad en la calle.
Quiero decir, de todo corazón, que no tenemos por qué sesionar en estas condiciones, con el Congreso Nacional militarizado, las motos pasando a nuestro lado y los camiones tratando de atropellar a los legisladores y, fundamentalmente, a los ciudadanos.
Nosotros nos ponemos delante de los camiones hidrantes, de las motos y demás porque defendemos al pueblo al que representamos y si lo tenemos que hacer con nuestros cuerpos, lo haremos con nuestros cuerpos. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Frana, por Santa Fe.
Sra. Frana.- Señor presidente: le vamos a acercar unos videos donde se ve claramente que desde edificios se tiran gases lacrimógenos a la gente que está en la plaza. Recién desde un medio se me dijo que el problema era de algunos violentos, pero nosotros le vamos a demostrar que tiraban gases lacrimógenos hacia la plaza, donde estaba la gente.
Voy a hacer una sola reflexión: mucha de la gente que está en la plaza pidió venir a la Comisión de Presupuesto y Hacienda a dialogar y no fue recibida. Entonces, en cierta forma también hago responsable de esta situación al oficialismo por no querer escuchar las voces del pueblo. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Del Pla, por Buenos Aires.
Sra. Del Pla.- Señor presidente: ayer en la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria le pregunté quién estaba a cargo del operativo porque efectivamente estábamos viendo que se estaba preparando esta feroz represión. Tanto anoche como hoy a la mañana se podían observar –hay fotos los distintos cúmulos de piedra dejados “casualmente” luego de las obras realizadas por el gobierno de la ciudad en los alrededores de este Congreso y de la plaza.
Cuando empezamos a escuchar los disparos, un grupo de diputados salimos a la calle para ver cuál era la verdadera situación, porque a veces viendo una pantalla uno no tiene una dimensión real de lo que está pasando. Pero resulta que en lugar de poder observar lo que estaba pasando del otro lado de las vallas, nos reprimieron a nosotros cuando fuimos a ver. Tenemos videos y fotos de esa situación, como les mostré recién en la reunión de presidentes de bloque que tuvimos. Es más; deberíamos mostrar esas fotos y videos en las pantallas para ratificar que lo que estamos denunciando es verdad y que la Prefectura y la Policía Federal, que teóricamente están custodiando el Congreso, también están para atacar a aquellos que, del lado del Congreso, defendemos a los manifestantes de la represión.
Esta sesión no puede seguir como si nada hasta que no venga aquí el jefe del operativo y nos diga que han parado con la represión a los miles y miles de trabajadores que están afuera manifestándose; del SUTEBA La Matanza, mi gremio, hay cientos de compañeras y compañeros manifestándose. También se encuentran docentes de todo el país, que han venido a explicar por qué están en contra de este presupuesto. Sin embargo, lo que reciben son palos, balas de goma y gas pimienta. Si no tuvieron ningún problema en tirarnos a mansalva a los diputados y diputadas, seguramente afuera lo están haciendo con más ferocidad y alevosía.
Por lo tanto, me sumo a todos los reclamos de pasar a cuarto intermedio hasta que venga el jefe de seguridad de este operativo, nos diga y lo podamos corroborar que se ha parado la represión y tengamos un verdadero informe de quiénes son los responsables.
Esta sesión se venía desarrollando en forma tranquila hasta el momento en que comenzó la represión, que fue justo la hora en que la gente salía de sus empleos y se estaba sumando a una movilización que ya era masiva.
Entonces, acá hay responsabilidades políticas, que son del oficialismo, del gobierno nacional, y de Patricia Bullrich. Con respecto a esta última, ya veníamos advirtiendo que está llevando adelante la doctrina de la represión y de la intervención interna de las fuerzas armadas, y esto es lo que están preparando. Por lo tanto, esto no lo podemos permitir, porque efectivamente debemos velar por la población trabajadora, que ya está siendo afectada por esta política. Así que pido, en concreto, que pasemos a cuarto intermedio hasta que venga el jefe del operativo y podamos corroborar que se ha parado la represión. No sabemos si hay detenidos o heridos; queremos que se nos informe al respecto. Si hay detenidos, queremos saber por qué; y si los hay, pedimos que los liberen de inmediato. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Solá, por Buenos Aires.
Sr. Solá.- Señor presidente: quiero mencionar dos cuestiones. La primera de ellas es que, por principio, los legisladores de esta Cámara tenemos todo el derecho del mundo a exigir la presencia de alguien del Poder Ejecutivo frente a un hecho que altera absolutamente el orden interno y externo a este Congreso. Usted debe admitir que tenemos derecho a pedírselo, señor presidente.
En todo caso, para aquellos que piensan que esto es una excusa para no continuar con la sesión, cuando termine la represión se verá si nos sentamos nuevamente en nuestras bancas y seguimos trabajando –como lo hicimos ahora pese a que muchos diputados fueron reprimidos o no lo hacemos.
La otra cuestión es la siguiente. Realmente no entiendo cómo el responsable de este operativo puede estar tan lejos de este Congreso. Digo esto porque hace rato que se viene diciendo que “dentro de media hora va a estar”. Estimo que debe estar a quince, diez o cinco cuadras de este Congreso, o incluso acá mismo, y sin embargo no aparece. Entiendo que no corresponde que esperemos media hora para que llegue un señor que, obviamente, debe tener su despacho muy cerca de acá; si es que está en su despacho.
Por otra parte, quiero aclarar –lo digo por experiencia que hay una directa relación entre la decisión política y la actitud policial. No existe esa idea de que, como son policías y están en la calle, le pegan a cualquiera. (Aplausos.) Esto no es cierto. Se los digo después de haber sido gobernador durante seis años. La policía sabe cuál es la orden y cómo es el protocolo. Reitero que lo digo por experiencia. La policía firma un protocolo antes de salir. Es cierto que puede ser rebasada o agredida, pero tanto la Guardia de Infantería como la policía están preparadas para resistir.
Así que no disociemos la actuación policial de la decisión política. Esto que digo no lo comprobé ideológicamente sino trabajando.
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Macha, por Buenos Aires.
Sra. Macha.- Señor presidente: nosotros también exigimos que venga la ministra Patricia Bullrich, porque la Policía Federal decía que estaba recibiendo órdenes de ella. Salieron de cacería. Están baleando a compatriotas, a nuestros hermanos. A ustedes, que hablaban de la grieta y la república, les digo que están hiriendo a compañeros y compañeras compatriotas que están peleando porque no pueden pagar el alquiler, no pueden seguir pagando los servicios y no pueden comer. Eso es lo que está pasando.
Por lo tanto, no podemos seguir sesionando así. Necesitamos urgentemente que venga la ministra Bullrich a darnos explicaciones ahora, porque ella es responsable de las fuerzas de seguridad nacionales. Pedimos que venga a dar explicaciones y que dejen de reprimir. Nosotros no podemos seguir sesionando como si nada pasara cuando están matando gente afuera. Está en riesgo la democracia. A aquellos y aquellas que siempre hablan de la república, de la democracia y de cerrar la grieta, ¿no les importa que estén matando gente afuera? ¡Salgan y vean lo que está sucediendo! La gente tiene derecho a protestar si siente que con su salario no puede resolver su vida. Tal vez a ustedes no les pasa, pero conozco un montón de gente que tuvo que dejar de hacer un montón de cosas, y hasta de comer, porque no tiene trabajo. ¿No les conmueve esto? ¿Pueden ser tan insensibles? ¿Pueden ser tan hipócritas? (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Grosso, por Buenos Aires.
Sr. Grosso.- Señor presidente: creemos que debemos pasar a cuarto intermedio hasta que venga el secretario D’Alessandro. Recién dijimos, quizás en otro tono, que la responsabilidad política no es solo de D’Alessandro. Están reprimiendo para garantizar esta sesión; con una falsa hipótesis, por supuesto, pero lo están haciendo para garantizar esta sesión. Por lo tanto, la responsabilidad política de esa represión es de este cuerpo, y eso es lo que no se puede permitir. No hay condiciones políticas –ya lo dijeron varios diputados y diputadas para seguir adelante con esta sesión.
Señor presidente: por decisión política, los compañeros de mi organización no tiran piedras. Sin embargo, tanto hoy como en diciembre fueron reprimidos. Según mensajes y videos que me llegaron recién –que después se los voy a acercar , ahora están reprimiendo en las avenidas 9 de Julio e Independencia porque las columnas de manifestantes se replegaron para allá. Si quieren, todos acá finjamos demencia y hagamos de cuenta que no pasa nada, es decir, que el diputado Pastori termine su intervención y continuemos. Mientras tanto, afuera están cagando a tiros a la gente y ustedes están cagando de hambre al pueblo. (Aplausos.)
Hagámonos cargo. Yo me sumé a la política y a la militancia con el espíritu del “que se vayan todos” porque muchos de los que están ahí sentados y muchos de los que participan en este gobierno hacían lo mismo: gobernaban de espaldas al pueblo, reprimían y deslegitimaban a la política. Nosotros no podemos seguir haciendo eso.
No hay condiciones para sesionar. Usted lo sabe, señor presidente, y todos los que estamos acá lo sabemos. Pido por favor a mis compañeros y compañeras peronistas que no dejen que sigan cagando a tiros a nuestros compañeros. (Aplausos.) Les pedimos que nos ayuden a que esta sesión pase a cuarto intermedio hasta que pare la represión y hasta saber cuál es el estado de salud de cada compañero y cada compañera y si hay presos y detenidos. Queremos saber todo eso y después, cuando la calle vuelva a la normalidad y nuestro pueblo pueda protestar en paz, haremos como que no pasa nada y debatiremos este proyecto de presupuesto de hambre. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Donda Pérez, por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Sra. Donda Pérez.- Señor presidente: ya he manifestado nuestra posición junto a los señores diputados Grosso y Solá en el sentido de que debemos detener esta sesión. Solicitamos que concurran el secretario D’Alessandro, la ministra Bullrich, y quien tenga que venir, a explicar qué pasó y cuáles fueron las órdenes. Queremos que muestren el protocolo que firmaron las fuerzas de seguridad antes de salir y que se garantice la paz social.
Si este gobierno sigue así, además de necesitar 129 votos va a necesitar millones de estas balas. Con estos proyectiles están tirando a hombres y a mujeres que no están haciendo más que defender la vida. Están defendiendo su vida, la de sus hijos, la de los hijos de los vecinos y la de nuestros vecinos.
Este presupuesto es el problema porque cada vez que ustedes votan leyes de hambre, necesitan vallas, balas de goma, gases lacrimógenos, y hay miles de personas heridas y lastimadas, como hoy, en los hospitales.
Queremos saber cómo están las personas que fueron internadas, muchas de ellas con heridas en los ojos producto de las balas de goma. Van a necesitar muchos ojos más para aprobar este presupuesto porque es muy sencillo, la gente ya sabe que con él quieren beneficiar a los bancos, al Fondo Monetario Internacional y a los privilegiados; este proyecto va contra todos. Por eso, no va a haber balas que les alcancen.
Paremos esta sesión, pensemos qué estamos haciendo, discutamos con quien haya que discutir cómo garantizamos la paz y demos un poco de seguridad a nuestra gente. (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Bianchi, por San Luis.
Sra. Bianchi.- Señor presidente: nosotros estamos convencidos que es aquí donde se debe debatir, en este recinto, y por eso nos sentamos a dar quórum. No vamos a darles a ustedes un cheque en blanco, menos sabiendo que está el Fondo Monetario Internacional detrás, para que hagan con el pueblo argentino lo que se les ocurra.
Estamos en este recinto y dimos quórum porque los vamos a controlar y creemos que hay que debatir. Ahora bien, todo tiene un límite: la violencia contra el pueblo argentino.
Creo que de forma urgente tenemos que pasar a un cuarto intermedio y esperar a la señora ministra de Seguridad o a quien usted haya contactado, a fin de que nos comente cuál es la situación actual. También me gustaría escuchar las dos campanas porque usted dijo que tenía otro tipo de información.
Me parece que es de gente culta, en honor a esta democracia y a este Congreso, detener la sesión porque no se puede seguir con estos insultos. Los diputados casi se fueron a las manos y esto no es lo que la gente quiere. En realidad, la gente no quiere lo que está afuera ni tampoco lo que está adentro.
Considero sensato que entre todas las fuerzas políticas hagamos un cuarto intermedio y esperemos el informe. Los diputados vamos a estar aquí dando el debate aunque tengamos que sesionar hasta mañana a las doce del mediodía.
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Moreau, por Buenos Aires.
Sr. Moreau.- Señor presidente: imagino que para usted debe ser muy difícil conducir la sesión en estas condiciones, pero no vaya a creer que el Parlamento argentino ha estado viviendo en el pasado circunstancias muy diferentes. Lo que pasa es que ha resuelto de manera distinta este tipo de conflictos. Podría enumerar leyes que generaron confrontaciones muy fuertes, por ejemplo, la sindical. Recuerdo al doctor Pugliese sentado allí, sin ningún tipo de valla policial, sin guardia de infantería, a los diputados ingresando y saliendo, como corresponde por sus fueros, por la puerta que quieran, pero con una diferencia…
– Varios señores diputados hablan a la vez.
Sr. Moreau.- Por favor, señor presidente, ¿puede pedir a los diputados que guarden silencio? Excepto que estén actuando para provocar otro incidente.
Sr. Presidente (Monzó).- Continúe, diputado Moreau.
Sr. Moreau.- Recuerdo que los sindicalistas ingresaron al palco bandeja, encabezados por Saúl Ubaldini. En ese momento el pueblo podía asistir a las reuniones y los palcos estaban llenos de gente; se dividían los lugares para uno y otro sector. Algún colega mío que todavía lo recuerde seguramente podrá ratificar lo que estoy diciendo.
En ese momento se imponía el respeto político y no el respeto de la represión. Es más, ni siquiera en la crisis de 2001 este sector, a diferencia de la Casa de Gobierno, sufría las consecuencias tal como ahora. Sucede que hay que asumir de manera diferente la forma de encarar estas cuestiones y no tienen que blindarse con la Policía, la Prefectura, la PSA y la Gendarmería. Si seguimos así la ministra de Seguridad, ante el tratamiento de un proyecto que parece ser el anexo del Fondo, en cualquier momento va a pedir auxilio a los Marines de Estados Unidos.
Acá hay una responsabilidad política no hablo del presupuesto ni nada de eso- y es de quien tiene una concepción violenta y militarizada de la política; esto tiene un nombre y apellido en toda su historia: Patricia Bullrich.
A Patricia Bullrich le gustaba la violencia de izquierda y ahora aplica la violencia de derecha. Es una violenta por naturaleza y genera condiciones de este tipo, que han dejado chicos muertos en el Sur, que provoca que la policía mate a los chicos en las villas y este tipo de situaciones.
Este operativo fue absolutamente innecesario tal como sucedió la vez pasada. Los diputados no debemos tener restricciones para desplazarnos por las adyacencias del Congreso y las tenemos, por acá no podemos pasar y por allá tampoco. La sociedad no debe tener restricciones para manifestarse y si hay hechos violentos, existen formas de manejarlos, pero este no es el modo.
La violencia institucional es generada por el gobierno y su ministra de Seguridad. Ella tiene que venir a dar explicaciones de por qué desata una represión por segunda vez en el Congreso de la Nación, donde terminaron lastimados los diputados y los ciudadanos y donde hay chicos que han perdido un ojo. Esto sucedió hoy y también durante la represión de diciembre. ¡Estamos en manos de una irresponsable!
Tampoco voy a hacer cargo totalmente a la ministra; es obvio que cuenta con la aquiescencia del presidente de la Nación, que por supuesto tiene una mirada muy parecida porque proviene también de aquellas épocas. Cuando él habla de los setenta años de atraso de la Argentina no solo se refiere al peronismo y a las conquistas sociales. Para él también hubo atraso con las presidencias de Illia y de Alfonsín, porque está incómodo con la democracia pero la democracia va a poner límites a Macri y a Bullrich. ¡Que venga Bullrich aquí, al recinto, a dar explicaciones! (Aplausos.)
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra el señor diputado Igon, por Chubut.
Sr. Igon.- Señor presidente: sin ánimo de echar leña al fuego creo que está claro cuáles eran las órdenes que tenían la Policía de la Ciudad y la Policía de la Provincia. Me tocó caminar por los alrededores del Congreso y vi la manera en la que estaban reprimiendo. Sí queda claro que los trabajadores y las organizaciones políticas y sociales que estaban manifestando no comenzaron ningún tipo de disturbio
La Policía de la Ciudad y la Policía Federal están vestidas de civil y están provocando. Esto también lo tenemos que decir, por eso pido que se garantice no solo la seguridad de los diputados y de las diputadas sino también la seguridad de los trabajadores y manifestantes que están afuera.
La sesión no va a poder continuar de esta manera porque hay diputados y diputadas que estamos dispuestos a salir a la calle cada vez que empiecen a reprimir. Entonces, vamos a tener este escenario permanentemente.
No pido que un sector del oficialismo o que todo el oficialismo se dé cuenta de lo que está pasando. Es evidente que hoy están muy alejados de la realidad, pero como dice el diputado Grosso pido a los compañeros que si todavía les corre alguna gota de sangre peronista, no permitan que le sigan pegando a los trabajadores, a los jubilados y a los estudiantes en la calle. ¡Esto no puede seguir pasando; no hay condiciones para sesionar!
Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Camaño, por Buenos Aires.
Sra. Camaño.- Señor presidente: cuando el camino que se elige va contra el pueblo, solamente se sostiene con violencia; no se sostiene de otra manera.
Lo que está sucediendo en este momento es que hubo una decisión política, con un determinado operativo de seguridad para que esa Cámara sesione. Y en medio de la sesión se dieron cuenta de que la cantidad de personas que venía a manifestarse era superior a las previsiones que hicieron. Por eso, señor presidente, se ejerció la violencia sobre las personas que llegaron al vallado en la Plaza del Congreso.
La verdad es que no necesito que venga nadie a explicarme lo que pasó porque me lo están informando mis compañeros por teléfono, con fotos de situaciones de violencia. Estoy hablando, no de los que vienen a la marcha de manera foquista o porque se infiltran, sino de los que laburan y que hoy están en esa marcha porque saben que después de este presupuesto muchos de ellos se pueden quedar sin trabajo.
Ahí los tienen, por la 9 de Julio; se nota que en mitad de la marcha han decidido que el operativo de seguridad termine en la 9 de Julio. Entonces, lo que está sucediendo en este momento sin necesidad de que venga ningún ministro a decir nada- es que el operativo de seguridad, a fuerza de balazos, de palazos y de todo lo que sabemos que ocurre cuando se ejerce la violencia sobre el pueblo, los está conteniendo sobre la avenida 9 de Julio.
No sirve, muchachos. No sirve. No sirve. Eso es una olla a presión. No sirven los relatos que se construyen. No sirve que se tracen los surcos de la trinchera y de un lado queden los de la década pasada y de este lado queden los que vuelven a intentar ver si pueden construir un camino de relato. No sirve.
Nosotros vamos a acompañar el pedido que se está haciendo de esperar la presencia del jefe de seguridad, quien tiene a su cargo el operativo.
Tampoco vamos a sobreactuar porque no estamos acá para ello; estamos acá para decir lo que pensamos respecto de un presupuesto, que no es un tema menor. Estamos acá porque no queremos que se ejecute el presupuesto del año pasado, con semejante desajuste que tuvieron las cuentas públicas. Estamos acá porque queremos decirle no al Fondo Monetario Internacional. Pero no vamos a estar acá sentados como si no pasara nada afuera, porque afuera lo que está pasando es que están queriendo, con violencia, seguir el camino que han elegido.
Señor presidente: me hago eco, desde nuestra bancada, del pedido de cuarto intermedio hasta que el jefe del operativo se reúna con los presidentes de bloque.
Sr. Presidente (Monzó).- Señores diputados: el jefe del operativo está en mi despacho, así que invito a los presidentes a dirigirse a ese lugar, y a la Cámara a pasar a un cuarto intermedio hasta que terminemos esa reunión.
– Se pasa a cuarto intermedio a la hora 16 y 5.

Anuncios