“Nuestro país está intervenido” denuncia el dirigente alfonsinista Hugo Escalada (foto) al afirmar que la deuda externa generada por el gobierno de Macri ha enajenado la soberanía nacional. “¿Por qué nos siguen prestando si saben que no podemos devolverlo?”, se pregunta retóricamente para afirmar que es la manera de tomar el control de la economía. Y afirma que “no hay estabilidad financiera ni habrá estabilidad política para este ni el próximo Gobierno, mientras no salgamos de esta trampa de endeudamiento perpetuo”.

Por Hugo Escalada

Posadas (Lunes, 12 de noviembre). El último Stock de Deuda Pública dado a conocer oficialmente en marzo de este año, decía que debemos 345 mil millones de dólares. El gobierno anterior entregó el poder con 100 mil millones menos, a pesar de la campaña de desendeudamiento que difundía. El actual en dos años casi la duplicó. Desde ese punto de vista, han sido eficientes, muy eficientes.
Adelanté siendo aún diputado provincial, que este gobierno venía a gobernar con deuda. El presupuesto nacional que se está ejecutando dice que este año 2018 vencen 67 mil millones de dólares de deuda por capital. Esta deuda está siendo refinanciada ante cada vencimiento, tomando nuevos intereses. Solamente el Banco Central paga 40 mil millones de pesos por mes de intereses. Demás está decirle que ninguna institución o país sobrevive así. O sea: no cierra. La deuda adquirida es impagable porque la Argentina no tiene capacidad de repago. Es una trampa llamada deuda perpetua. Eso significa que ya estamos en default que significa cesación de pago. Es un default enmascarado por el FMI que nos otorgó un crédito record en su historia, no para desarrollarnos sino para hacer frente al pago de los acreedores externos. Nos vuelven a prestar lo que sacaron en las últimas corridas. El círculo es perpetuo.

Nuestro país está intervenido

¿Por qué nos siguen prestando si saben que no podemos devolverlo?: porque nos condicionan y adquieren el control total. El “memorandum de entendimiento” firmado con el fondo, nos obliga a “rendir informe diario” de nuestras cuentas. Dicho de manera clara: nuestro querido país esta intervenido. No somos dueño de las decisiones económicas, ergo no tenemos soberanía. Es el fin buscado. Los funcionarios del actual gobierno lo sabían. Todos han trabajado para la Banca Morgan y el Deutsche Bank, los principales prestamistas de Argentina. Por eso no publicaron el listado de compradores de dólares de las últimas corridas que fugaron más de 12 mil millones de dólares de nuestro país. Por eso no publican la nómina de tenedores de Lebacs.
En síntesis, las finanzas a través del endeudamiento mataron la economía y el gobierno no puede ni podrá mostrar indicadores positivos en materia económica: inflación, devaluación, tasas de interés, tipo de cambio, déficit gemelos, falta de inversiones, caída del consumo. Tomar deuda sin capacidad de repago lleva a este resultado. Esta política irresponsable explica las tasas por encima del 70% y la ruina de la economía. Lo sabían?….claro que sí. No hay estabilidad financiera en nuestro país y por ello tampoco habrá estabilidad política para este ni el próximo gobierno, mientras no salgamos de esta trampa de endeudamiento perpetuo.