El respaldo a Marilú Leverberg en el sindicato docente en las elecciones de ayer fue contundente. Votó el 90% del padrón para romper la trampa de la oposición que resignada a perder pretendió vaciar de legitimidad el pronunciamiento en las urnas. Se apoya también un modelo de gestión de un sindicato de trabajadores del Estado que rompe con la lógica del Estado patrón privilegiando el diálogo y el consenso sintiéndose parte del Estado.

Posadas (Sábado, 24 de noviembre) Stella Maris Leverberg obtuvo ayer un contundente respaldo en las elecciones gremiales para seguir al frente de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones. Bajo una intensa lluvia que se prolongó toda la jornada y no dio respiro en toda la provincia, votaron casi 15 mil docentes que representan el 90% del padrón, en una clara actitud de respaldo y protagonismo. Rompieron de esa manera la trampa de la oposición interna, eterna perdedora frente Adomis, que intentó vaciar de contenido el acto electoral al no presentar batalla. Se esperaba que una elección con lista única perdiera interés y de esa manera deslegitimar la consagración de toda la lista de Adomis.
Es el contexto interno que potencia el sentido del pronunciamiento de las urnas docentes. Casi 15 de un padrón de 16 mil. Pocos gremios y ningún partido político mueven una adhesión tan clara de las bases en una manifestación de activa participación. Marilú no está sola. Expresa como pocos dirigentes a una masa de afiliados tan identificados con la conducción.
La movida de Adomis, ya se puede decir de Udpm, trasciende el ámbito interno al apoyar con tanta fuerza un modelo de gestión de un sindicato de trabajadores del Estado. Leverberg, que en los 90 ganó la calle en movilizaciones que llegaron a levantar la carpa docente en reclamos por derechos conculcados por el neoliberalismo, cuando el gobierno de la Renovación y más concretamente la gestión ministerial de Hugo Passalacqua se basó en la interpretación popular del Estado, como como patrón sino como expresión política de la sociedad, Leverberg no dudó en modelar los reclamos a los nuevos tiempos. Desde entonces, el diálogo y la búsqueda de consensos fue el mecanismo para seguir reclamando con la misma fuerza los derechos laborales. El respaldo de ayer pone también en evidencia que la incursión de la secretaria general en la política como diputada de la Renovación no se contaminó con la doble representación, sino que por el contrario potenció la lucha desde la banca en el Congreso, que nunca fue de ella, sino de Udpm y del proyecto político que la postuló. Por eso, no duda en agradecer saludando al modelo misionerista.
El caso de Leverberg, por la doble representación que tuvo y su sinceridad en defender su alineamiento político, debería ser objeto de análisis de cientistas sociales para derrumbar el mito del burócrata dipu-sindical que llega y en la tensión gobierno – trabajadores termina diluyendo su conexión con las bases. Hay que recordar que por ese motivo fue atacada permanentemente por los gremialistas opositores que siguen privilegiando el conflicto al diálogo. Incluso cínicamente ya que muchos de ellos y ellas fueron candidatos frustrados en todo el arco de oferta partidaria.
Las elecciones se realizaron ayer y se votaron en diferentes escuelas de Misiones. Fueron 73 las mesas habilitadas y más de 16 mil electores habilitados para sufragar. Conformarán la nueva Comisión Directiva, Congresales nacionales y Congresales Provinciales a CTERA y la Comisión Revisora de Cuentas de UDPM. En ese sentido, la Lista N° 2 de la Agrupación de la Asociación de Docentes de Misiones (Adomis), fue la única lista que se presentó a la convocatoria. Los docentes contaron con franquicia de dos horas por turno y las autoridades de mesa con no cómputo de inasistencia, para poder asistir al acto electoral.
Nada de Vicegobernadora
Los días antes de la convocatoria, Leverberg fue el blanco de los trolls misioneros. Incluso llegaron a informar denunciando que utilizaba el sindicato para presionar por un lugar en la fórmula de la Renovación en las elecciones generales del año que viene. En declaraciones a Radio Spika de Eldorado, el jueves antes de las elecciones fue enfática: “no tengo intención de ser candidata a Vicegobernadora”. En una charla con Alejandro Spivak descartó la versión y subrayó: “mis elecciones son mañana en el gremio. Descarto alguna otra intención de intentar ser candidata a vicegobernadora. Pido que quede bien claro no busco cargos electivos dentro del Frente Renovador de la Concordia Social, partido al cual pertenezco”.
Recordó que “tuve el honor de ejercer el cardo de diputada nacional por la Renovación defendiendo los intereses de la provincia de Misiones”.
Sostuvo que su intención y la del gremio docente es seguir acompañando al gobernador Hugo Passalacqua; al vicegobernador Oscar Herrera Ahuad y al presidente de la Cámara Carlos Eduardo Rovira quienes están haciendo una tarea encomiable en favor de los intereses de todos los misioneros”.
En otro orden dijo que “ya tenemos acordado el calendario escolar para el 2019. Los docentes se reincorporarán el 1ro. de marzo; las clases comenzarán el 11 de ese mes y finalizarán el 11 de diciembre”.
Se dio lugar también para incursionar en lo local: Confirmó que Adonis apoyará la candidatura a intendente de Eldorado de Norberto Aguirre. “Con el Negro (por Aguirre) venimos trabajando hace años y estoy convencida que le hace muy bien a Eldorado. En 2019 estaremos juntos, apoyándolo en su camino a una nueva candidatura a jefe comunal de Eldorado”.

Anuncios