Desde la Federación Argentina de la Industria Maderera, el prosecretario Rodolfo Martín, no ocultó su desilusión con el gobierno de Macri y consideró que el país se está desindustrializando. Desde Mendoza se sumó así a las formulaciones críticas de los presidentes de las cámaras industriales de Santa Fe y Córdoba.

Eldorado (5 de diciembre; Alejandro Fabián Spivak). El prosecretario gremial de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines, FAIMA, Rodolfo Martín, no ocultó hoy su desilusión con el gobierno de Macri y consideró que el país se está desindustrializando. Desde Mendoza, en declaraciones formuladas a Radio Spika, se sumó a las formulaciones críticas de los presidentes de las cámaras industriales de Santa Fe y Córdoba.
Bono de 4 mil pesos
Martín confirmó que el empresario acordó con la Unión de Sindicatos dela Industria de la Madera de la República Argentina (Usimra) un bono de fin de año de 4.000 pesos.
“Eso es lo que podamos pagar con mucho sacrificio, 2.000 pesos pagaremos antes de fin de año; 1.000 pesos en enero y otros 1.000 pesos en febrero. En tanto que se acordó un 4 por ciento de aumento para el mes de abril y sentarnos a dialogar ese mes para el 2019”.
Con este porcentaje de incremento salarial los trabajadores madereros cierran las paritarias abril 2018-abril 2019 con un incremento salarial anual del 32 por ciento. “
Esto es lo máximo que podamos otorgar”; dijo el dirigente empresarial en Radio Spika104.5 de Eldorado. En la charla Rodolfo Martí dijo que el sector está muy mal. “Solo obtenemos promesas de parte del gobierno nacional. Vamos a la mesa forestal (tuvo lugar este
martes) y solo promesas, por ahora no avanzamos en nada”.
El empresario mendocino dijo que el sector del mueble es el que peor la está pasando. “En esta crisis este sector la está pasando muy mal. Pero también hay que agregar a los otros sectores que ya están pensando en adelantar las vacaciones”.
Ante la pregunta sobre qué le diría si lo tuviera al presidente Mauricio Macri frente suyo dijo. “que está desindustrializando el país. Que nuestro sector maderero cada vez está peor y que me desilusionó”.
El mendocino se suma así a las formulaciones críticas que vienen haciendo pública desde la Unión Industrial Argentina. La más contundente fue de la Guillermo Moretti, vicepresidente tercero de la UIA cuando afirmó que “la situación es muy complicada, están cerrando empresas” y agregó que “si la sociedad quiere suicidarse seguirá con este modelo económico”.
“Tendremos que ver cómo aguantamos, cómo esperamos, cuánto aguanta la sociedad. La salida es cambiar este modelo. Esto es la realidad. Ahora, si la sociedad quiere suicidarse seguirá con este modelo”, dijo el también presidente de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe).
Días después fue el Centro de Estudios de la central industrial la que cuestionó el rumbo de la economía que genera un proceso de desindustrialización, que se mide en el ratio de la producción fabril por habitante no sólo del PBI.

Anuncios