“Estamos en una encrucijada de la historia en la provincia de Misiones”, sostiene el ministro Lanziani con referencia a la imperiosa necesidad de modificar el sistema de transmisión y distribución de la energía eléctrica. Analizando el G-20, afirma que la tensión China-EEUU abre una oportunidad estratégica para la Argentina. Reveló que Misiones ya está tiene en marcha inversiones encaminadas en la construcción de redes de 132 a Oberá y Alem que en un plazo de cuatro años deberían estar finalizadas.

Posadas (Jueves, 6 de diciembre) “La brecha entre los polos de poder, China y Estados Unidos, abre una importante oportunidad para la Argentina y los misioneros”, consideró el ministro de Energía de la provincia, Sergio Lanziani. En declaraciones formuladas en el programa Plural que se emite por Canal 4 Posadas, el ingeniero nuclear afirmó “que si nosotros acertamos el alineamiento con el eje de Oriente, que son las naciones  que nos pueden comprar lo que nosotros tenemos para vender, Argentina puede volver a tener un rol protagónico en Latinoámerica”.

Específicamente enfocado en Misiones, reveló que estar atentos a las oportunidades que abre esa situación de tensión del G – 2. Por lo pronto recordó que el financiamiento del proyecto para construir las redes de trasmisión en la provincia, por un valor estimado entre 10 y 12 millones de dólares estuvieron a cargo de la empresa China Machinery Engineering Corporation, con la cual “hemos diseñado la red eléctricacon visos ciertos de arrancar pronto”. La novedad, es que ahora “están dispuestos a aceptar garantías de las provincias para financiar obras de infraestructuras, lo cual hace que dependa de nosotros y no tengamos que ir a pedir al Gobierno Federal el aval para acceder a un crédito. Esto está encaminado y en un plazo de cuatro años tendríamos que tener finalizadas las obras, pero obviamente vamos a comenzar a construir las que son más necesarias. En nuestro caso es imprescindible comenzar por las redes de 132kw de Posadas, Além y Oberá”.  La sanción de la ley provincial de PPP está asociada a esta iniciativa.

El G- 20 y Misiones

Lanziani aceptó participar en el programa para poner en análisis el desarrollo de la cumbre presidencial del G – 20 realizada la semana pasada y sus consecuencias para Misiones ya que uno de los temas más conflictivos, el cuidado del ambiente y el freno al cambio climático está directamente vinculado con las emisiones de gases por la producción de energía. Su tema. Es conocida su gestión en función de la encrucijada en que se encuentra la sociedad misionera ante el desafío imperioso de modificar el sistema de transmisión y distribución de la energía eléctrica para llegar a todo el territorio de la provincia. Precisamente, con referencia al tema, fue cuando el Ministro reveló que “hemos conseguido que la red de 500kw de obras nuevas que se van a hacer en la Argentina lleguen a Fracrán y sean financiadas por la Nación”.

No solamente desde el punto de vista del financiamiento.  Todos saben que nosotros hicimos este proyecto con una empresa china que nos financiaron los estudios, en los cuales hubiésemos tenido que gastar entre 10 y 12 millones de dólares. Nosotros no pusimos un peso. Entonces tenemos el plan de obras, tenemos el financiamiento y ahora se han mejorado las condiciones para tomar ese financiamiento. No solo en tasas, sino que ahora con garantía de la provincia podemos tenerlo”.

Itaipú como modelo

En el programa se utilizó como disparador del debate, un video que resume la exposición del director de coordinación ejecutiva de Itaipú, Pedro Domaniczky, en el encuentro, que se desarrolló en Piray el 28 de septiembre en el marco del Foro de Municipios Sustentables. Entonces, explicó el ingeniero que la generación de la hidroeléctrica evita casi 500 mil barriles de petróleos por día, con lo que Itaipú evita emisiones contaminantes

Destacó Lanziani que “es el eje del debate mundial. ¿Tenemos cambio climático o no? ¿Tenemos que parar las emisiones de CO2 o no? ¿Cómo lo hacemos?”, se preguntó retóricamente, para afirmar “con éste tipo de proyectos. Esta represa de Itaipú es la usina, de energía renovable, más grande del planeta. Los números que da Domaniczky, que evitan quemar 500 mil barriles de petróleo por día generando energía hidroeléctrica, es un impresionante servicio a la humanidad.

El G – 20 en Iguazú

En el programa se puso también en consideración que más allá de los acuerdos generales que se plasmaronn en el documento final, el G-20 no pudo llegar a consensos que asuman sin grietas la lucha contra el cambio climático, dada la resistencia manifiesta de Trump. Se recordó que sin embargo aquí, el ministro de Ecología muestra la ambivalencia del mundo ya que hay conciencia de la necesidad de cuidar la Casa en Común y en declaraciones anteriores a Plural mencionó la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica que se realizó en Egipto que lanzó la “Hoja de ruta de conservación del yaguareté 2030 para las Américas”. Se repasó también en el programa, la realización de una de las reuniones preparatorias de la cumbre de los presidentes en Iguazú. Misiones tuvo la oportunidad de poner sobre la mesa los esfuerzos que se hacen y que deben ser puestos en valor, como la polinización, la preservación de los suelos y la purificación de las aguas que son generados por la preservación de nuestros bosques y benefician directamente a las economías de la Región. Fue cuando el gobernador Hugo Passalacqua destacó entonces que “Misiones alberga el 52 por ciento de la biodiversidad de flora y fauna de la Argentina y eso para nosotros es una enorme responsabilidad”. Digamos que pasó la factura ante funcionarios nacionales y delegaciones internacionales.

Ante el repaso en la mesa de los periodistas, Lanziani observó que es cierto que “todavía no está debidamente compensado lo que decía nuestro Gobernador y nuestro Ministro de Ecología. Nosotros estamos trabajando todos juntos para que ese Fondo de Naciones Unidas, que es un fondo que aportan los grandes emisores de dióxido de carbono y de gases de efecto invernadero, son aproximadamente 100 mil millones de dólares por año. ¿Y para qué es ese fondo? Para que se desarrolle éste tipo de proyectos, que vayan sacando emisiones de CO2 de la atmósfera del planeta. Nosotros tenemos un tercio de la provincia como una gran usina de oxígeno y nadie nos paga por eso, todavía. Por eso estamos haciendo un planteo internacional, para que el mundo empiece a reconocer estos verdaderos pulmones de la tierra. Porque la humanidad tiene que pagarle a alguien por mantener la vida sobre el planeta, hoy el esfuerzo de conservar ese tercio de la provincia no sale gratis.

Plural:  Claro, podría tener plantaciones de soja como Paraguay

Lanziani: Nosotros conservamos un tercio de la provincia y nadie nos está pagando por eso. Esto es lo que se viene en el mundo. En los próximos años es muy probable que convenga más mantener esa selva, que destinarla a producir soja. Y hacia ahí tiene que ir el mundo, porque si no vamos a tener graves inconvenientes de supervivencia la especie humana.

La energía en el eje del debate

Y la energía está en el eje del debate porque dos tercios de las emisiones de gases invernadero de Misiones son por las actividades energéticas. Y como decimos en el libro “Misiones, una visión para el Nuevo Siglo como sujeto” somos una especie energética, no podemos hacer absolutamente nada si no gastamos energía. Si uno quiere saber quién es rico y quien no lo es, le ponés un contador de la energía que gasta y te vas a dar cuenta en qué tipo de sociedad vive. Ejemplo: nosotros los argentinos estamos en un consumo anual per cápita de unos 3200kw/h habitante por año. Ese es el promedio mundial del 2011, hoy estamos en 4mil el promedio mundial. Los españoles consumen 6mil, casi el doble de un argentino, y no estamos hablando de un país de alta tecnología. Los alemanes 8mil, los norteamericanos 12mil. Los misioneros consumimos 2200, todavía ni siquiera llegamos al promedio nacional. Eso significa que no tenemos industria, no tenemos fábricas, no tenemos muchos bienes y servicios de la vida moderna, somos pobres. Para tender alguna vez al promedio nacional, no estamos hablando de EEUU que es un país del primer mundo, tenemos que incrementar ese consumo de energía per cápita. Porque eso significará que tenemos un mejor ingreso cada uno de nosotros.

Lo primero que tenemos que hacer nosotros los misioneros, es asegurarnos nuestras redes para transmitir esa energía. Después reclamarle al mundo por lo que conservamos, que nos paguen debidamente. Y tercero, que es donde está el papel fundamental de los periodistas, es enseñarle a la gente que deje un montón de prejuicios porque el mundo tiene que tender a éste tipo de emprendimientos como lo es Itaipú. El mundo tiene que parar la emisión de gases de efecto invernadero, hoy y por mucho tiempo más, la energía hidroeléctrica va a ser la principal fuente de energía renovable del planeta.

Transición energética del siglo XXI

placa emisiones

Ahí podemos ver, en lo que significa “ciclo completo”, que podemos ver desde la generación, el transporte, la generación y el desmantelamiento de cada una de las usinas. A la izquierda podemos ver el carbón, seguido y hacia la derecha, el gas, luego las usinas CCS. Y bien a la derecha son las generaciones que son menos contaminantes, desde el punto de vista de la emisión de gases de efecto invernadero. Migrar del ovalo rojo al verde es lo que estamos viviendo y que se llama “transición energética del siglo XXI”. Hay que tener presente que la generación de energía hidroeléctrica está a la derecha de la pantalla, esos datos son extraídos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático. Aclaro esto porque aparecen diciendo en cualquier página web, que no es así, que las hidroeléctricas emiten gases de efecto invernadero. Bueno acá estás los datos oficiales del panel de expertos de Naciones Unidas, que hace más de treinta años vienen analizando estas cuestiones. Como se puede ver en el cuadro la hidroeléctrica, la nuclear y la eólica, son las que por unidad de energía emiten los valores más bajos de gases de efecto invernadero. Por lo tanto tenemos que tratar de hacer primero todas las renovables que podemos, es decir hidroeléctrica, eólica, solar y si no tenemos esos recursos hay muchos países que están apostando a la energía nuclear para distintos usos.

La trasmisión como prioridad

Plural: ante este desafío mundial ¿Cuáles son los desafíos en Misiones? Donde hay una tensión entre qué es lo más urgente ¿producir o distribuir?

Lanziani: para eso se creó este Ministerio de Energía. Misiones está en un punto de inflexión, nosotros estamos parados en 2017 y tenemos la proyección a 10 años de Misiones. (En base al cuadro de consumo) La línea que tenemos arriba en rojo, es la tendencia que tenemos de consumo en los últimos 25 años. Supongamos que no vamos a crecer con esa tasa, y tomamos alguna de las variables que están más abajo. En cualquiera de las hipótesis en diez años vamos a consumir el doble de energía que consumimos hoy. Y nuestro sistema de redes, desde el punto de vista de la ingeniería, no permite incrementar ese nivel de energía. Tenemos que modificar el sistema por el que transmitimos y distribuimos la energía eléctrica en Misiones. Y eso no es un capricho de un ingeniero, esa es una cuestión técnica que la debatimos en el Consejo de Ingenieros. Hemos convocado a todos, a la Universidad, a las cooperativas, a EMSA, los distintos partidos políticos, es decir que intervinieron todos en éste proceso. Una vez que tuvimos ese diagnóstico dijimos, sea quien fuere el que gobierne ésta provincia dentro de 4, 8, 12, 16 años, éste problema lo tenemos que resolver ahoraPorque cada día que pasa va a ser más difícil construir redes eléctricas en el territorio provincial. Porque tenemos una alta tasa demográfica, porque tenemos un montón de problemas, tenemos que conservar nuestra flora y fauna. Es decir que nosotros hemos hecho el diseño, por 20 años por lo menos, el abastecimiento de energía eléctrica en todo el territorio provincial.

Estamos en una encrucijada de la historia en la provincia de Misiones. Eso tiene que entender la gente y eso está sostenido por los especialistas de la provincia. La encrucijada es: tenemos que cambiar el modelo con el que vinimos evolucionando hasta el día de hoy.

placa consumo misiones

Nosotros nos abastecemos desde el sur de la provincia con una línea que viene de Yacyretá. Esa red es continuada por redes de menor tensión y esas redes ya no permiten incrementar la potencia que podemos transmitir hacia el norte de la provincia, al centro o a la región del Uruguay o Alto Uruguay. Porque es una cuestión de ingeniería, si vos querés transmitir más energía hay que elevar la tensión. Por eso es que hemos trabajado con la Nación en conjunto, le hemos propuesto la extensión de esa red de 500 hasta bien entrada la provincia. Los estudios eléctricos nos dieron que es hasta Fracrán, donde tenemos la divisoria de aguas, pasando por la ruta 14, y una vez que tengamos la fuente y dividamos la provincia en norte y sur ahí desplegar las redes de menor tensión para abastecer a todo el territorio. Pero no podemos tener una solución divorciada de la otra. Por eso es que trabajamos intensamente Nación y Provincia, y hemos conseguido que la nuestra sea la primer red de 500kw de obras nuevas que se van a hacer en la Argentina. Ahora hay un proceso de participación público privada (PPP) para construir nueve redes, que vienen en el Plan Federal del 2011, que son imposibles de no hacer para la Argentina. Ya que vinculan la región de Cuyo con el centro de cargas, la entrada de Atucha II, la entrada a las usinas térmicas que se construyeron últimamente. Es decir que solucionan los problemas que tenemos en el país central. La nueva obra que propusimos nosotros los misioneros, y en ello fuimos la única provincia que llevó una propuesta de esa naturaleza hecho por nosotros, que fue aprobada desde el punto de vista técnico, va a ser nuestra red de 500kw. Esa red la va a pagar la Nación, porque es de jurisdicción federal. Con buen criterio, las redes de tan alta tensión no pueden ser operadas por cualquiera, por eso hay una especialización mucho más profunda en la operación de esas redes, en nuestra zona las opera Transener que es una empresa de transmisión de energía de muy alta tecnología. Una vez que nosotros resolvamos la red de 500, construiremos sí ya con la inversión de los misioneros la solución a 20 años.

China como oportunidad

Nosotros quisiéramos arrancar esto mañana. Y si resolvemos el tema del financiamiento, que vamos bastante bien encaminados. El problema entre China y EEUU nos abre muchas posibilidades. Hay que ver las crisis como una oportunidad. Por la guerra comercial los chinos están más afectos a financiar obras, donde antes lo hacían solamente contra garantías federales. Ahora están dispuestos a aceptar garantías de las provincias para financiar obras de infraestructuras, lo cual hace que dependa de nosotros y no tengamos que ir a pedir al Gobierno Federal el aval para acceder a un crédito. Esto está encaminado y en un plazo de cuatro años tendríamos que tener finalizadas las obras, pero obviamente vamos a comenzar a construir las que son más necesarias. En nuestro caso es imprescindible comenzar por las redes de 132kw de Posadas, Além y Oberá, porque tenemos toda la zona Centro y toda la zona del Uruguay y Alto Uruguay con gravísimos problemas de abastecimiento eléctrico.

La generación es de jurisdicción federal

Plural: ¿Dónde debe establecer la prioridad de inversiones la provincia en la generación o en la transmisión?

Lanziani: la generación es jurisdicción federal. Es decir que desde la década del 90 se estructuró el sistema eléctrico nacional entre: generadores, transmisores y distribuidores. La generación es potestad del gobierno federal. Si nosotros queremos mañana construir una usina de 100mw podremos buscar el financiamiento, podremos proponer a la Nación, pero la decisión la toma el gobierno federal. Si por ejemplo quisiéramos construir Yacyretá o Garabi, o como los mendocinos Chihuido, eso es de jurisdicción federal. Es decir que la Nación como detenta la jurisdicción de la generación, tiene la obligación de proveernos energía a las provincias. Entonces nuestra responsabilidad como jurisdicción si es construir las redes, porque de nada nos valdría tener la energía a la entrada de Misiones si no la podemos transmitir y distribuir. Cada uno tiene que resolver los problemas de su competencia. Por supuesto que nosotros apostamos, dentro de este esquema federal como lo es la Ley de energías renovables, también hacer usinas renovables. Pero esos son negocios de privados, a los que se les entrega mediante contratos a 20 años, la energía a la distribuidora nacional que es Camesa que la redistribuye en base a la planificación que hace a todos los consumidores nacionales. En teoría la usina que construyó Pindo, en Puerto Esperanza, va a Camesa y de ahí vuelve a la provincia. Físicamente eso no ocurre, pero desde el punto de vista jurídico así es como funciona.

La aldea local en el mundo global

Fue en el cierre del programa, el ministro Lanziani consideró que “con la brecha que hay entre los polos de poder, China y EEUU, se abre una importante oportunidad para la Argentina y para los misioneros. No solamente desde el punto de vista del financiamiento. Todos saben que nosotros hicimos este proyecto con una empresa china que nos financiaron los estudios, en los cuales hubiésemos tenido que gastar entre 10 y 12 millones de dólares. Nosotros no pusimos un peso. Entonces tenemos el plan de obras, tenemos el financiamiento y ahora se han mejorado las condiciones para tomar ese financiamiento. No solo en tasas, sino que ahora con garantía de la provincia podemos tenerlo.

“Para la Argentina, mi interpretación es que las cartas están jugadas en Sudamérica. Brasil cierra filas con los EEUU con un sistema proteccionista, ya dijo Bolsonaro que no le interesa el Mercosur. Y si nosotros acertamos el alineamiento con el eje de Oriente, quienes son los que nos pueden comprar lo que nosotros tenemos para vender, Argentina puede volver a tener un rol protagónico en Latinoámerica. Cuando se habla de ese eje no se habla solamente de China, sino que está India por ejemplo con una gran población que necesita alimentos y commodities para seguir su proceso de desarrollo. Nosotros debiéramos cambiar eso por infraestructura para desarrollarnos.

“El único proyecto en serio, de 4mil millones de dólares de inversión, en ejecución en Argentina es el Belgrano Cargas. No el Plan Belgrano, sino  la reconstrucción del ferrocarril del Norte por la empresa China CMEC (China Machinery Engineering Corporation). Con esta empresa es con la cual nosotros hemos diseñado la red eléctrica. No hay otro proyecto de esa magnitud en curso, ni con visos ciertos de arrancar pronto.”, finalizó

lanziani en plural 2

Anuncios