“Son medidas económicas que estábamos esperando”, dijo el presidente de la CEM, Alejandro Haene, al analizar los anuncios realizados por el gobierno nacional para controlar los precios y reactivar el mercado interno con un capítulo especial para las Pyme.

Miércoles, 17 de abril El presidente de la Confederación Económica de Misiones, Alejandro Haene, vio con beneplácito las medidas económicas que lanzó el Gobierno nacional: “son medidas económicas que las Pyme que estábamos necesitando porque resuelven un problema de larga data”, dijo en declaraciones a Radio Spika de Eldorado.
Destacó que los empresarios que exporten por encima de niveles del año pasado van a dejar de tributar derecho de exportación. “Esta medida también es aliviadora”.
Para Haene estas medidas económicas “benefician y mucho a las economías regionales porque es dinero que recuperan las Pyme a través del pago a la Afip, del no cobro del uno por ciento que se cobra en cada depósito bancario, del no cobro de los tres pesos de derecho de exportación”.
Las medidas de apoyo para las Pyme incluyen un plan de Pagos de AFIP. En el documento dado a conocer se destaca que:
● La AFIP está lanzando un nuevo plan de pagos para regularizar deudas tributarias vencidas de todos los contribuyentes, con una tasa menor a las de planes previos y un plazo mayor para cancelarlos.
● Incluye las deudas de los principales impuestos (como IVA, Ganancias y Bienes Personales) vencidas al 31 de enero, incluidas las retenciones y percepciones impositivas.
● El nuevo plan podrá regularizarse hasta en 60 cuotas (los anteriores llegaban a 48 cuotas).
● La tasa de interés tope para las Pyme será del 2,5% mensual, menor que la de los planes previos y muy por debajo de las tasas del mercado.
● El resto de los contribuyentes también podrá tener una tasa del 2,5% mensual si realizan un pago inicial del 20% de su deuda.
● La primera cuota recién vencerá el 16 de septiembre de este año. Podrán presentarse todos los planes que se deseen, sin límites.
Mejores condiciones para comercios
● Se acorta el plazo en el que los comercios reciben el dinero de las ventas que hacen por tarjeta de crédito. Hoy las empresas de tarjetas de crédito les pagan cada venta a los 19 días hábiles de efectuada la operación. Ahora, por resolución del Banco Central, lo harán como máximo en 10 días hábiles.
● Además, los bancos no les van a cobrar más comisión (hoy, de entre 1% y 2%) a las Pyme por recibirles el efectivo. Esta situación no estaba regulada por el BCRA, que ahora fijará la regulación y prohibirá la comisión”
En la entrevista, Alejandro Spivak, le preguntó también a Haene por otros temas:

-¿Cómo se encuentra la economía misionera?
– No escapa a las generales de la ley. La ventaja que tiene es que es una economía diversificada. Es decir, no depende de un monocultivo o del turismo. Se produce té, yerba mate, madera, tabaco, entre otros productos; con un dólar elevado hace que a diferencia de tiempo atrás, los comerciantes no estén pasando épocas gloriosas, pero en una u otra forma la vienen remando acompañados de varios programas que puso en práctica el Gobierno provincial para paliar la crisis.

– ¿En Posadas en particular se cerraron muchos negocios, en el último año?
– También se abrieron nuevos comercios. Siempre se habla de la parte negativa, pero nadie dice que entre enero y febrero último en Posadas se abrieron 52 comercios del rubro gastronómico. También se nota cuando un negocio importante se cierra en el centro; aunque eso no signifique que haya cerrado las cortinas para siempre. Hoy, para mí el problema central es el costo de los alquileres. Ante una economía deprimida hace que muchos comerciantes que no son propietarios se muden a pocas cuadras.

– ¿Han crecido negocios barriales?
– Sí. Nosotros tenemos el termómetro por la cantidad de personas que solicitan créditos para emprendimientos en el Fondo de Crédito de Misiones (el Gobierno provincial ofrece créditos para emprendimientos productivos y comerciales a una tasa del 12 por ciento anual, con seis meses de gracia a pagar en cinco años).

– ¿Y en el interior?
– También se abren comercios; muchas veces chiquitos otros un poco más grande productos del crédito mencionado. Lo que observamos son muchos emprendimientos familiares, como ser maxikioscos; despensas.

– ¿Cuál es el rubro que más perjudicado se encuentra?
– El maderero, porque bajo mucho la obra pública debido a que dejaron de venir a Misiones fondos nacionales. Sólo se están haciendo terminaciones de viviendas por parte de la provincia y alguna licitación de construcción de viviendas de madera.

– Algunos comerciantes e industriales se quejan de la presión fiscal…
– La presión es triple. Nación, provincia y municipios. La presión fiscal nacional es inaudita; nunca hubo la presión que existe actualmente que supera el 31 por ciento del PBI. También es ilógica la presión de los municipios porque adoptaron un criterio de engancharse con las ventas que genera un comercio con ventas determinadas poniendo como base lo que se declara en ingresos brutos que es un tributo provincial. Están errados porque los municipios deben vivir de las tasas municipales, las cuales han crecido mucho más que inclusive las tasas nacionales.

– El Gobierno provincial afirma que si no se cobran impuestos; Misiones no sería una isla dentro del contexto de crisis que vive el país. ¿Cuál es su opinión?
– Los controles fiscales al ingreso de Misiones, existieron, existen y existirán. Nadie habla de los beneficios que tienen ciertos sectores. Porque no comparan el impuesto inmobiliario que se paga en Misiones con el impuesto que se paga en otras provincias. El martes pasado salió una resolución de Rentas de la Provincia donde se dejó sin efecto las multas por la falta de presentación en tiempo y forma de las declaraciones juradas y esto se logró por gestión de la CEM. Hay problemas, pero el diálogo que tenemos y la sinergia público-privada que se practica en Misiones no existe en otras provincias. Si la provincia no cobra más impuestos, entonces que los ciudadanos no pidan más seguridad; salud, caminos; educación, etcétera.

– Usted es director, por parte privada del Fondo de Crédito de Misiones. La provincia presta dinero para emprendimientos a una tasa casi irrisoria, ante la inflación que tenemos. La economía misionera está sólida, desendeudada, no obstante ¿está en condiciones de aguantar las tasas del 12 por ciento anual?
– Si. El Fondo de Crédito Misiones fue creado por el Ejecutivo Provincial. Si los números no dieran no se prestaría a esa tasa. El dinero no se regala, se presta y la provincia tiene una economía sólida para prestar a esa tasa de interés. Estamos aprobando créditos con todo el rigor que eso merece para que la plata que se entregue sea bien canalizada.

– Casi 45 pesos el valor de cada dólar. ¿Qué opinión le merece?
– Lo que pasa es que nuestra moneda no vale. Alguien tomó nota que la inflación en Paraguay en marzo no llegó al 0,01 por ciento. Ojo ese porcentaje tampoco es buen o, las potencias del mundo tratan de tener una inflación cercana al dos por ciento anual porque de lo contrario se produce deflación. En Paraguay también existen problemas, cerraron cadenas de negocios importantes. El dólar vale lo que la gente puede pagar. Inclusive puede vale más.

– ¿Hay dos países?
– Sí. Hoy tenemos un país central y otro periférico. Em el puerto de Rosario días pasados estaban esperando unos 5.000 camiones para descargar. El país central hoy más que nunca tiene una diferencia circunstancial con el resto. Cómo puede ser que el trigo o la soja paguen tres pesos por dólar exportado; igual que el té, la madera, la yerba o el tabaco cuando sabemos que lo misioneros en esos productos no somos formadores de precios. Así como a las empresas de servicios le dieron 600 mil dólares anuales para que no paguen derecho de exportación por qué no se hace lo mismo con la madera, el té, la yerba mate y lo cítricos, por ejemplo. Ahí es donde se generan las asimetrías internas. Pr suerte Misiones es una provincia bendecida que no tiene deudas-

– Si tuviera la oportunidad de dialogar frente a frente con Macri. ¿Qué le diría?
– Es difícil ser presidente de la Nación, pero quienes llegaron a ese cargo tienen la obligación de cumplir medianamente con todos. Le diría que todos, sin excepción, se llenan la boca con la palabra Pyme. Sin embargo, a las Pyme les ha tocado poco y nada. Primero porque la Ley Pyme con el Artículo 10 nunca se llega a concretar. Además, deberíamos ser un sector muy favorecido, porque somos los mayores dadores de trabajo, porque estamos en todo el país. Estamos esperando una moratoria especial para Pyme en la Afip y no sale. Porqué la Nación no emulan a las provincias que tienen planes de pago en forma permanente.