La selva misionera se consagró, este martes, como una de las siete maravillas naturales de la Argentina, en un certamen donde hubo más de un millón de votos. Se suma esta instancia nacional a la de 2011, cuando las Cataratas del Iguazú fueron reconocidas como una de las Nueva Siete Maravillas Naturales del mundo. El Subsecretario Fabio Zappeli militó esta campaña en todos los rincones de Misiones, durante el año de concurso.

Martes 7 de mayo de 2019. A las 19.45 de este martes 7 de mayo se conocieron las Siete Maravillas Naturales Argentinas, electas por voto popular, a través del concurso impulsado por la Fundación New Seven Wonders (N7W), la misma que llevó adelante la votación que consagró a las Cataratas del Iguazú como una de las Nuevas Siete Maravilla Natural del Mundo moderno.
De esta manera, acompañan a Selva Misionera las Salinas Grandes (de Jujuy); el Glaciar Perito Moreno (de Santa Cruz); el Parque Nacional Talampaya (de La Rioja); el río Mina Clavero (de Córdoba); el Bañado La Estrella (de Formosa) y el Parque Nacional Nahuel Huapi (de Río Negro-Neuquén).
La naturaleza biodiversa no pasó desapercibida ante los ojos de los millones de electores del concurso. Los viajeros del mundo coincidieron en que la Selva Misionera es una verdadera Maravilla Natural.
En un acto llevado a cabo en el Centro Cultural Borges, de la Ciudad de Buenos Aires, del que participaron las máximas autoridades de Turismo del país, y representantes del sector de las provincias, comunas y parques nacionales involucrados, los responsable de N7W revelaron la incógnita que mantuvo expectante por más de un año a los amantes del turismo y la naturaleza, tanto de Argentina como del mundo.
El área de prensa del Ministerio de Turismo de Misiones informó que el certamen fue organizado por Siete Maravillas Argentinas y que constituye el capítulo local de la fundación internacional que en 2011 organizó el concurso por el cual las Cataratas del Iguazú fueron consagradas como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo. Los responsables de la fundación reeditaron el concurso para que los países que cuenten con una maravilla natural mundial, tengan la oportunidad de visibilizar sus otros destinos.
El proceso de preselección comenzó en abril del año pasado con la denominación de 417 lugares. Luego, por medio de una primera etapa de votación surgieron los 77 más votados y, a partir de ellos, un panel de expertos seleccionó a los 28 finalistas actuales que se midieron, en esta etapa final, por un lugar en la lista de las Siete Maravillas Naturales Argentinas.
“Desde que empezó este concurso, tanto el Estado Provincial como el sector privado y todo el pueblo misionero, nos ocupamos de hacer todo lo que estuvo a nuestro alcance, cada uno desde su lugar, para que este triunfo sea posible”, manifestó visiblemente emocionado el ministro de Turismo, José María Arrúa, quien estuvo presente en el Centro Cultural Borges, de la Ciudad de Buenos Aires, al momento de conocerse los resultados. Las felicitaciones fueron dirigidas también al subsecretario Fabio Zappelli, quien militó la campaña de votación a lo largo del año, con dedicación e intensidad.
“Cada voto fue importante para este triunfo. Esto le dará una gran visibilidad al destino, y nos dará a nosotros mayores herramientas para su preservación y cuidado. Cada metro de nuestra selva es para nosotros una política de Estado, y la vamos a defender como tal”, concluyó el ministro.

selva2.jpeg
Imagen oficial del Gobierno en la consagración de Selva Misionera como Maravilla.