El candidato a vicegobernador rescató además la conformación multisectorial del Frente Popular Agrario y Social que lleva a Isaac Lenguaza como candidato a la gobernación y a Martín Sereno a la reelección como diputado provincial. Héctor “Cacho” Bárbaro se diferenció de la Renovación, como conocedor del agro misionero, que en 20 años el Gobierno provincial no logró la prometida soberanía alimentaria pero ve que las propuestas de Schiavoni y la UCR “serían para peor”, dijo.

Jueves 16 de mayo de 2019. El candidato a la vicegobernación de Misiones por el Frente Popular Agrario y Social (FPAyS), Héctor “Cacho” Bárbaro, rescató la conformación multisectorial del espacio que representa con vistas a las elecciones provinciales del 2 de junio, integrado también por el “kirchnerismo misionero”, insistió, durante una entrevista en el programa Plural, de Canal 4 Posadas.
Tanto como frente electoral y como partido político –Bárbaro es el presidente del Partido Agrario y Social, el socio mayoritario en este frente integrado también por el Partido de los Trabajadores del Pueblo (PTP), Unidad Popular, Vanguardia Popular, Partido Socialista, Libres del Sur, Proyecto Sur y el Partido Solidario-, planteó la ampliación del espacio, con distintas representaciones: “Martín Sereno está trabajando con las organizaciones sociales; Isaac Lenguaza, como profesional, encabeza la formula a la Gobernación y yo represento al agro, que es de donde surgimos”, expresó Bárbaro al definir la identidad por un lado del partido político y a su vez, el del frente, integrado por radicales, peronistas y socialistas, dijo.
Así como rescató acciones políticas tanto de la Renovación como de la alianza Cambiemos, fue crítico con ambos movimientos. Se diferencia de la Renovación, como conocedor del agro y del interior misionero, donde observa que en 20 años el Gobierno provincial no logró la prometida soberanía alimentaria pero ve que las propuestas de Humberto Schiavoni y de la UCR “serían para peor”, dijo.
Y rescató, de ambos espacios, “a los que trabajan bien y dan respuesta, como la Renovación desde Vialidad Provincial, y a Cambiemos con todo lo relacionado con el tabaco, que trabaja muy bien y en tiempo y forma” aseguró.

– ¿La Identidad del Pays, a partir de la incorporación de los movimientos sociales, muta o se amplía?
– A la sociedad no le gusta el tema de los planes; yo me resisto a repartir planes. Dentro del partido está Martín Sereno –diputado que va por la reelección de su banca- que tiene un trabajo importante dentro del movimiento donde hay mucha gente y muchísimos reclamos que hay que atender, como los barrios; no es fácil entrar a los barrios; ahora entrás y te piden de todo, comida, merenderos, un techo; un trabajo. Puede ser que tenemos la CCC y el Evita adentro, pero cuando los sindicatos y los que apoyaron a Macri se desentendieron de los problemas, fueron las organizaciones sociales las que le pidieron a Macri por las reivindicaciones sociales. Yo represento más al agro; Martín a las organizaciones; Lenguaza al sector profesional, a la ciudad. Recordá que cuando el sindicato, los Moyano, desaparecieron, fueron las organizaciones las que aparecieron a reclamar por la luz, el agua, los servicios; por los derechos. Ellos fueron los que se movieron.

-¿Por qué no fue candidato a gobernador o a diputado provincial? Como presidente del Pays, llamó la atención que no haya participado en esos espacios.
-Isaac Lenguaza, al ser de Posadas, es la figura que reclamaban, un profesional. Él es nuestro candidato a gobernador. El estigma que tenemos es que somos todos piqueteros, los corta-rutas, el partido de Luis D’Elía, sobre todo porque algunos medios machacan todo el día con esa idea. Pero yo hace seis años que no estoy en una ruta. Claro que acompañé muchas manifestaciones porque no puedo estar en mi casa con aire acondicionado mientras los colonos están cortando una ruta, reclamando por un precio justo. Entonces decidimos que sea él; además, yo venía muy cansado, necesitaba descansar. Y a Martín Sereno le corresponde su reelección, es un compañero que trabaja y nadie puede decir que no es un tipo que labura 20 horas por día. Tiene cosas que lo critican. Como tenemos todos. Con errores y aciertos, Martín Sereno entró a un sector que no es fácil: el social, que hoy, con la crisis y la miseria que hay, todos los días te piden un merendero, una chapa, un trabajo.

-Se especuló que no jugaba en las provinciales para ser candidato en las nacionales, sobre todo después de la reunión con la ex presidenta Cristina Kirchner.
– Discutimos ahora la instancia provincial. No hay octubre sin junio. Si nos va mal en las elecciones, seguiré haciendo lo que hice siempre, volveré a Actim y seguiré trabajando, pero ahora hablemos de las elecciones provinciales. Con respecto a Cristina soy bien claro: somos los únicos que nos sacamos la foto con Cristina y estuvimos en los momentos difíciles, de su persecución judicial. Hay que ser realista: la Renovación no empuja el tren amarillo y no lleva los globos amarillos porque a los muchachos de Cambiemos les va mal, sino estaban todos con Cambiemos. Creían que a Macri le iba a ir bien. O no crees que Carlos Fernández, de Oberá, o Eldor Hut, de Aristóbulo del Valle, son de ese grupo que piensa igual que Cambiemos, igual que Schiavoni; ellos, como otros, estaban esperando para saltar el cerco, pero como no le fue bien a Cambiemos se quedaron quietitos. Hoy la Renovación está analizando que a Cristina no le fue mal, que está volviendo. Por eso decimos que el Kirchnerismo en Misiones hoy es el Partido Agrario y social, así que aquel que le quiere votar a Cristina, tiene que votarle al Pays (risas).

-¿Los identifican a ustedes, al Pays, con el kirchnerismo?
-Si, en el interior sobre todo. Por ahí algunos hablan de Unidad Ciudadana que en Misiones no existe, aunque si hay algunos compañeros que están trabajando –a quienes felicito-, pero hay mucho cristinistas también que están en la Renovación y no sé qué hacen ahí. Los que representamos al kirchnerismo somos nosotros.

– ¿Y cómo están ustedes en la provincia?
– Armamos un frente con varios partidos. Por supuesto que no todos piensan como yo y algunos no son kirchneristas. Este es un frente electoral político, hacia adelante, de Misiones. Hay radicales; hay muchos peronistas, como Clelia Carvallo en San Vicente o Pichi Perié y varios otros compañeros que integran este frente y están muy bien posicionados. Hay socialistas. Vamos a ser los únicos que le vamos a ganar algunas intendencias a la Renovación. Cambiemos no existe en el interior. Hay candidatos de Cambiemos que no los conocen ni el vecino de al lado, y armaron las listas entre familias, y lo digo en serio. No es por menospreciar. Pero con una fórmula con Humberto Schiavoni y Luis Pastori, donde Humberto vive en Buenos Aires hace veinte años y cada que tiene que ser candidato viene para acá y habla ahora de liberar el precio de la yerba -que a mí no me sorprende- porque es el pensamiento de ellos y lo que ya hicieron en los 90 con Ramón Puerta, cuando desregularon la CRYM e hicieron mierda las chacras misioneras. En el Norte tenían que vender por tres mangos sus chacras a Arauco. Vienen hoy para desregularizar el mercado yerbatero y expulsar a los colonos de la chacra. Eso piensa Schiavoni. Y me extraña verlo a un Pastori ahí, que siempre pensó distinto. Ahora, un Martín Arjol, o estos muchachos nuevos, capaz que no conocen la historia del radicalismo y hoy acompañan a Schiavoni. Es insólito. Los muchachos vienen con este discurso de plantar 400 mil o 500 mil hectáreas de maíz. No sé dónde viven. Parece que vivieran en Río Grande do Sul, porque no sé dónde están esas hectáreas…

– Hablan de reconvertir capueras…
-Lo que quieren es venir a destruir la ecología; a tumbar montes; a arrasar con las capueras para plantar soja y maíz para los chanchos de los brasileños. Pero no, así no. ¿Para que vengan a quedarse con la tierra de los colonos, como hizo Arauco en el Norte de Misiones? Le decimos que no, que así no. Ahora van por el Alto Uruguay, con la excusa del maíz y el transgénico. No conocen Misiones: ¿Dónde vas a plantar soja en un cerro de Misiones, donde la trilladora se da vuelta? Sandía podes plantar (risas). Dicen cosas que demuestran que no conocen Misiones porque viven hace veinte años en Buenos Aires.

-¿Cuáles son las propuestas del Pays, entonces, para contrarrestar?
-En la Cámara de Diputados presentamos propuestas concretas. No estamos hablando en el aire. Para la yerba, proponemos el Fondo Especial Yerbatero –el FEY- y una CRYM misionera. Quiero que el tarefero tenga un salario digno y no un clientelismo que siempre hizo el Gobierno; que no sigan pidiendo una bolsa de mercadería en la plaza 9 de Julio –de Posadas-. La Renovación siempre hizo clientelismo con el tarefero. El FEY es una solución, la herramienta para sacar de la pobreza a ese tarefero. Y para terminar con los kioscos de los dirigentes del sector. Y crear un mercado consignatario misionero, nuestro, no de los correntinos. Sentarnos encima de 40 millones de kilos de yerba que le propuse a Carlos Rovira –presidente de la Legislatura misionera-, con una ley presentada en Cámara, porque somos dueños del producto, de la materia prima. Te preguntás por qué Ramón Puerta quiere desregularizar. Porque compra la yerba barata. En cuanto al té, todos los productores tealeros, que tenemos muchos, abandonaron ese té plantado hace 60 años -que ya no sirve más-. En esas cinco hectáreas que tienen cada uno podemos producir carnes, ganado, alimentos. Escuché a Maurice Closs hablar durante ocho años del Proalimento, y vino plata en carretillas para eso, pero seguimos hoy –ocho años después- importando productos frutihortícolas. Nosotros tenemos propuestas; conocemos la chacra, el interior, sabemos lo que hay que hacer. También creemos que hay que terminar con las reelecciones indefinidas. Cuando armamos Actim (la Asociación de Campesinos Tabacaleros Independientes de Misiones) establecimos en el estatuto que ningún dirigente puede quedarse más de 4 años en el poder, porque cuando empiezan a quedarse en el poder, los muchachos quieren quedarse toda la vida.

-¿Cuáles son los mayores reclamos que tienen cuando recorren la provincia?
– Poder comer y poder trabajar. La clase media pide eso, por la crisis. Hay algunos intendentes que ya son planta permanente, que están hace 20 años en el poder y no se preocupan más por la gente, porque ya están en el poder desde hace mucho. La gente reclama por las necesidades, no hay plata; cuando defendemos el modelo de Cristina es porque un jubilado podía comprar un auto o arreglar su casa. Cuando yo salí de Colonia Chafariz en 2005 para asumir como diputado, de la escuela donde trabajaba, había solo dos autos en mi comunidad y todas las casas eran de madera cortadas con motosierras; no sabés la alegría de ver, después de diez años de kirchnerismo, a cada vecino con un auto y una casa de material. Eso hizo el gobierno de los K; pero estos tipos, los de Cambiemos, tienen el logro de la recesión con inflación. En la provincia también tienen que decidirse, porque no pueden seguir bailando con una mientras le hacen ojito a otra. Sáquense la foto de una vez. Yo me saqué la foto y le dije a Cristina que no venga acá a Misiones a apoyar a nadie porque ella, acá, tiene el 65 por ciento de los votos. Me gustaría verlo a Hugo Passalacqua, a Oscar Herrera, y a todos los compañeros de la Renovación, abrazados con Cristina, sacándose una foto.

-¿Qué cree que va a pasar en Misiones?
-Si les digo que vamos a sacar el 60 por ciento de los votos no me van a creer (risas). Creo, según las encuestas, que la Renovación tiene tendencia a ganar. Pero también sabemos que vamos a hacer una excelente elección; vamos con candidatos en casi todas las comunas y en lugares como Pozo Azul –primera elección desde su conformación como municipio- hicimos lo que había que hacer; fui uno de los que propuso la creación de Pozo Azul. Si ganamos, bien; y si perdemos también. Estamos acostumbrados a perder. La política no es para pichados, es para construir. Con Isaac Lenguaza tenemos un buen candidato a gobernador. Después del 3 de junio estaremos trabajando para que vuelva Cristina y para que se vaya Macri. Yo no lo aguanto más, le pediría que adelante las elecciones para que entreguen y se vayan de una vez por todas. Necesitamos que cambie el modelo económico de este país.

-Rescata a Cristina de manera permanente pero sin embargo, durante sus años de diputado, usted fue muy crítico con el kirchnerismo…
-Por supuesto. No soy La Cámpora. No soy chupamedias. El error de Cristina fue que tenía a todos los chupamedias alrededor que le decían que estaba todo bien; tenías un dirigente sentado en Anses que no atendía a nadie, todo el día encerrado, sin resolver problemas. Eso no sirve. Cristina aprendió de los errores; aprendió también que no se ponen candidatos con el dedo desde Buenos Aires; los candidatos acá en Misiones no salen del dedo de la Casa Rosada. Los candidatos de acá los ponemos nosotros acá. Ella me reclamó que antes le cortábamos la ruta en Misiones y ahora no le cortamos la ruta a Macri, pero le dije que antes había un gobernador que no dejaba que la guita llegue a los tabacaleros; y lo que tengo que reconocer ahora es que los muchachos del PRO, los dirigentes de este Gobierno en el tema tabacalero, están trabajando muy bien, mejor de lo que trabajaban antes. Yo soy crítico del Kirchnerismo, tanto como soy crítico acá en la provincia. La Renovación tiene una conducción importante. Rovira conduce ese espacio político y aparentemente lo conduce bien porque gana elecciones y a él le va bien en este contexto. Cuando entrás a Misiones ves rutas importantes. Hay un crecimiento importante en Misiones, pero no salimos de la pobreza. Tenemos que salir de la pobreza. Hay cien mil tipos que no tienen viviendas; hay un lugar donde celebramos la Fiesta de la Madera y la gente vive en casas con pisos de tierra; ahí es donde falta mucho; y tienen que hacerse cargo de los errores: hace 20 años que están en el Gobierno y ya no le pueden culpar a Ramón Puerta; hay problemas y hay que resolverlos; háganse cargo. Hay cosas buenas como el Parque de la Salud, la educación secundaria, las escuelas técnicas y las Efas, pero estos tres años de Passalacqua le dan el 70 por ciento de los votos a este Gobernador porque es un buen tipo frente a Closs, pero entrás en el interior y no hay nada. Sí tengo que rescatar por ejemplo que entregó títulos de propiedad y construyó algunos puentes; tengo que rescatar la gestión de Vialidad Provincial; a Stelatto (Leonardo “Lalo” Stelatto, presidente de la Dirección Provincial de Vialidad y candidato a intendente de Posadas por la renovación) que lo considero un buen tipo –y no voy a hacer campaña para él-, pero valoro la gente que hace las cosas bien. Cuando lo llamaba por un puente en algún lugar, siempre me atendió y me dio respuestas. Vialidad estaba destruida, pero con su gestión se compraron máquinas y mandaron a los pueblos. Estuvieron presente. Si gano, armamos varios equipos viales y mando a los municipios y que se queden hasta que solucionen todo. En cinco años terminás con todos los problemas de caminos de toda Misiones. Porque los intendentes no arreglan los caminos, no lo hacen, y hoy, igual que hace 30 años, los colonos te siguen pidiendo caminos. Es una barbaridad que después de tanto tiempo, sigan pidiendo caminos y no te pidan tecnología o internet, por ejemplo. Hace 30 años que tenemos el mismo problema. Necesitamos armar equipos por zona, siete equipos desde Vialidad, vamos a un municipio y nos quedamos hasta que queden todos los caminos, alcantarillas, puentes, desniveles, en condiciones. En cinco años arreglamos el problema. Cómo hablas de productividad si no tenés caminos para sacar los productos.