El médico Oscar Alarcón, diputado del Frente Renovador, no comparte –dice- las declaraciones del Secretario de Salud de Nación porque con una posición dudosa asegura que los pacientes o las madres perdieron la cultura de la vacunación, “cuando claramente la intención de vacunarse está pero las vacunas no están en tiempo y forma” o el Gobierno de Mauricio Macri sacó algunas vacunas del calendario anual de vacunación.

Lunes 27 de mayo de 2019. El diputado renovador Oscar Alarcón confirmó que el Gobierno nacional incluyó en el ajuste los programas de salud, como los recortes de fondos para la vacuna del meningococo, entre otros. En declaraciones formuladas a este portal se diferenció de la posición y la respuesta del secretario de Salud de la Nación, Adolfo Luis Rubinstein, cuando responsabilizó a la población de haber perdido la costumbre de vacunarse.
Alarcón, que preside la comisión de Salud de la Cámara de Representantes, en realidad está exponiendo la diferencia de modelos. Mientras en Misiones se privilegia la prevención y al paciente como una persona integrada a la sociedad, el modelo neoliberal centra la atención en la enfermedad y como un negocio.
El legislador misionero tiene una visión diferente sobre las políticas de salud pública que lleva adelante el Gobierno nacional. Esa diferencia, dice, radica en que Misiones “tiene una visión humanista, con la salud al tope de la agenda y siempre pensando en la gente, que no coincide con las política públicas nacionales que le quitaron a Misiones tanto recursos económicos como humanos”, como la eliminación de los médicos comunitarios, los de salud mental y también, las vacunas.

La entrevista:

-Usted preside la Comisión de Salud de la Legislatura misionera. ¿La Nación dejó de enviar las dosis de vacunas a la Provincia?
-En los últimos tres años estamos viviendo una etapa complicada porque la Nación le quitó a Misiones cuestiones básicas de las que se tuvo que hacer cargo la provincia. Eliminaron los médicos comunitarios; el programa de salud mental; recortaron los fondos para la vacuna contra el Meningococo, entre otros. Este modelo nacional denostó la prevención de salud. Quitar la vacuna contra la meningitis B del calendario nacional de salud es dejar al libre albedrío a la prevención de la salud. La Nación tardó 45 días más de lo habitual para enviar las dosis de la vacuna contra la gripe. Eso significa que comenzamos a prevenir tarde en la población de riesgo -que alcanza a unas 300 mil personas-, mujeres embarazadas, personas mayores de 65 años y en pacientes que tienen una patología de base, entre otros.

-¿Las dosis enviadas por la Nación fueron la que necesita Salud Pública?
-No. Primero recibimos 28 mil dosis, luego 50 mil y hemos llegado en total a 138 mil. Nos faltan unas cien mil dosis para poder lograr una vacunación completa.

-¿Esta situación fue suplida por la Provincia?
-Sí. La Provincia se hizo cargo de los médicos comunitarios, las vacunas que no enviaron. Por ejemplo, en el barrio Koch de la ciudad de Eldorado quitaron el médico pediatra, el kinesiólogo, la nutricionista y las promotoras de salud. Esto sucedió en todas las localidades de la provincia. Rápidamente el Gobierno provincial contrató a los profesionales despedidos por la Nación para no dejar sin cobertura a la población vulnerable.

-¿Se planteó este tema en la reunión que todos los presidentes de Salud de las legislaturas provinciales mantuvieron en el Congreso de la Nación con funcionarios de la Secretaría de Salud de la Nación? ¿Tuvieron alguna respuesta?
-Estuvo presente el director de Recursos Humanos de la Secretaría de Salud Pública de la Nación, que hizo un lindo discurso pero no obtuvimos respuestas positivas. Se habló de las residencias médicas, por ejemplo, donde la Nación sólo paga 8.000 pesos contra los 26 mil pesos que paga la provincia.

-¿Qué respondieron cuando ustedes plantearon que la Nación quitó todos los programas nacionales?
-Nos respondieron que el problema es la gente que no se va a vacunar, que perdieron la costumbre de vacunarse. Con esta respuesta subestiman a la gente. Mi provincia tuvo que hacerse cargo de lo que la Nación dejó de enviarnos. La salud está al tope de la agenda, por eso tenemos sólo el 6 por mil de mortalidad infantil y del 4 por mil de mortalidad materna. Misiones es un orgullo nacional en salud. En pocos días Misiones inaugurará el equipo de radioterapia externa en el Instituto Misionero del Cáncer y será el primer equipo público del país. Hoy la salud pública misionera está a la vanguardia en el país. Lo que la Nación le quita a Misiones, el Gobierno provincial se hace cargo.

-¿Hay dos Argentina?
-Para el Gobierno nacional sí.