“Inmediatamente le dije que sí. Diría que no hubo ningún tipo de duda. En conferencia de prensa, expresó que “el Gobierno de los jueces no es posible. La Constitución establece un sistema con un Poder Ejecutivo, un Poder Legislativo y un Poder Judicial”, dijo.

Martes 11 de junio de 2019. Miguel Angel Pichetto, flamante candidato a la vicepresidencia del país por la fórmula de Cambiemos que busca la reelección de Mauricio Macri, utilizó las oficinas del Senado para ofrecer una conferencia de prensa proselitista partidaria donde anunció que aceptó el ofrecimiento de integrar la fórmula presidencial: “Inmediatamente le dije que si”.
En su exposición, el ahora candidato elogió la política social del Gobierno de Macri, a la que calificó de “extraordinaria” y superior a la del Gobierno anterior, porque “mantuvo todos los planes y los plancitos; incluso ahora busca reactivar la industria automotriz con créditos bandos”, dijo, para correrse después de las decisiones de Gobierno en una eventual victoria: cuando le preguntaron qué prioridad tendrán las reformas previsional y laboral –en un eventual Gobierno- dijo que “los temas y prioridades lo marcará el Ejecutivo. El poder no está en el Parlamento. Sirve para control y fiscalización. Debemos acompañar las políticas del Ejecutivo. Esos temas lo definirá el presidente Macri. Yo conozco el senado y se los límites que debe tener el vicepresidente”, expresó para dar por concluida la presentación.
Pichetto finalizó la conferencia de prensa y se fundió en un abrazo con Humberto Schiavoni, presidente nacional del PRO.

“Inmediatamente le dije que si”

“He aceptado la propuesta que me hizo el Presidente de la Nación. Es quien tiene la autoridad política y los votos y me ha honrado con esta invitación para que lo acompañe como vicepresidente de la Nación”, dijo el senador nacional Miguel Angel Pichetto en una conferencia de prensa que brindó desde las oficinas públicas.
“Inmediatamente le dije que sí. Diría que no hubo ningún tipo de duda. Y si había alguna, ante todo creo que vale primero el coraje de este desafío impresionante que tiene la Argentina, de salir entre todos, unidos, convocando al pueblo argentino a un camino de crecimiento, esperanza, expectativas, construcción humana, y unidad nacional”, expresó, en tono monocorde.
El legislador dijo que aceptó el ofrecimiento –que le llegó después del rechazo del gobernador de Salta- porque “compartimos con el Gobierno una visión capitalista, que es un tema que no se discute más en el mundo”, aunque se trate de “un capitalismo moderno, inteligente, que defienda la industria nacional, pero que exporte y abra mercados, reactive definitivamente y ponga en marcha esa utopía que ya no lo es, que es Vaca Muerta, donde la Argentina puede encontrar respuestas para un futuro provisorio, si logramos el autoabastecimiento de gas y petróleo”.
Pichetto anunció que renunciará a la presidencia de bloque que preside, para liberar a sus compañeros del compromiso que tiene desde hace 17 años. “A partir de ahora mi compromiso es con esta propuesta política, en el pensamiento de que la Argentina está también reconstruyendo un sistema de partidos, donde el pensamiento ideológico y la mirada del país y de los grandes temas son los que definen e indudablemente aglutinan voluntades. Vamos camino a ser una coalición política en el escenario de la Argentina, muy fuerte, con la presencia de muchos compañeros del peronismo que también van a acompañar esta propuesta”, sostuvo.
También dijo que espera “estar a la altura de las circunstancias, con el compromiso y la lealtad, porque un vicepresidente tiene que acompañar al presidente. Es su imagen, su voz, en el Senado Nacional, en el Congreso de la Nación. Es un rol que estoy seguro voy a poder cumplir con responsabilidad, y humildad, sabiendo cuáles son los límites que tiene el rol, de no interferir en la acción y el poder que está en la figura del Presidente. Acá es Macri quien ha decidido convocarme y hacer una base de sustentación política mucho más amplia”, dijo.
Aunque el ofrecimiento se habría realizado esta misma mañana, Pichetto dijo que conversó “con muchos gobernadores de mi partido, anticipándoles esta decisión de carácter personal”. Uno de los primeros fue con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, “a quien respeto” y que informó también al líder del Frente Renovador, Sergio Massa sobre la decisión que iba a tomar”. También mencionó al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y “con gobernadores de todas las provincias”.
En consonancia con declaraciones más tempranas de no volver al pasado, habló de Venezuela y lo que llamó modelos autoritarios. Macri “hizo una política diplomática muy inteligente, con los principales países del mundo. Reencauzó la relación con EEUU, con Brasil. Hay que reconsolidar el Mercosur. El debate no es sólo de política interna sino de qué lugar va a ocupar la Argentina en el mundo, cómo hacemos para defender nuestra industria. Cómo integramos a las fuerzas armadas. Quiero reiterar que hay que jerarquizarlas, darles mejores salarios, son fuerzas armadas de la democracia”, dijo.
En ese sentido llamó al acompañamiento del sector con propuestas de “más presupuesto y mayor reconocimiento en la sociedad, terminar con la lógica de mirar la Argentina con la visión de hace cincuenta años. Lo he hablado con el Presidente. Con este camino emprendido vamos a iniciar un camino de vínculo personal muy útil para el país”.
En otro momento aseguró que “la ideología del pobrismo, que siempre hace mirar con la estadística de la UCA no es la que me contiene y seguramente tampoco al Presidente. Pensamos en una Argentina para los trabajadores y para los que buscan trabajo”.
Y respecto al Poder Judicial, sostuvo que “estaba actuando de forma exagerada. Primero, con prisiones preventivas que violentan el principio de garantías procesales. Dije que cada día que se levanta alguien en la mañana hace una denuncia en Comodoro Py. Las noticias giran en torno a las noticias judiciales”, expresó para enfatizar que no justifica la impunidad, “pero el gobierno de los jueces no es posible. La Constitución establece un sistema con un Poder Ejecutivo, un Poder Legislativo y un Poder Judicial”, agregó.
Respecto a los mercados, entiende que “funciona con reglas que no dependen del voluntarismo político, pero hoy el mercado ha tenido una reacción… el mercado lee la política. Percibe los mensajes. Y el mercado y Nueva York, los fondos, han tenido un crecimiento hoy, y el riesgo país bajó. La decisión presidencial ha sido asimilada de forma correcta por los mercados. Esperemos que siga así”, expresó.