Carlos Rovira salió ayer a calmar a la militancia de la renovación por la determinación de concurrir a las elecciones nacionales con boleta corta. Después de explayarse en la profunda significación política de postular candidatos propios sin colgarse de fórmulas nacionales y de enfatizar que no implica en absoluto neutralidad en las cuestiones centrales de la sociedad, aseguró que no habrá confusión que pueda impedir el libre ejercicio del voto y adelantó una convocatoria a la militancia para hacer llegar a los votantes boletas cortadas.

Viernes 27 de junio. Carlos Rovira salió ayer a calmar a la militancia de la renovación por la determinación de concurrir a las elecciones nacionales con boleta corta. Después de explayarse en la profunda significación política de postular candidatos propios sin colgarse de fórmulas nacionales y de enfatizar que no implica en absoluto neutralidad en las cuestiones centrales de la sociedad, aseguró que no habrá confusión que pueda impedir el libre ejercicio del voto.
Rovira convocó ayer a una conferencia de prensa en la que se dispuso a responder respuestas sin discursos ni encuadres previos. Las preguntas de los periodistas ayer y los títulos de los medios posadeños hoy, referidos a la significación de la boleta corta, indudablemente reflejan la inquietud que existía entre la militancia y adherentes a la renovación por temor al efecto arrastre de los candidatos presidenciales que se presentan con boletas largas. La preocupación era manifiesta también entre diputados y dirigentes que ayer se sumaron a la reunión con los periodistas aunque después disimulen sus dudas irrumpiendo en la conferencia con risas y aplausos como guardia pretoriana, pero incuestionablemente fuera de lugar. Si Rovira salió a dar una conferencia de prensa para difundir las razones por las cuales se toman la decisión disruptiva de concurrir a las elecciones con boleta corta, es porque el tema estaba en la calle y estaba siendo distorsionado por las fake news y los adversarios políticos.
Respeto a la composición del voto a la Renovación
Rovira abordó la cuestión de la boleta corta antes de cualquier planteo de los periodistas. La primera pregunta, formulada por un colega de Primera Edición estuvo referida a las reflexiones sobre el resultado del 2 de junio, y el contraste entre la receptividad que tuvo la propuesta política del frente renovador en Misiones con el escepticismo sobre la política nacional de parte de la gente. Sin embargo, en el desarrollo del análisis –que reproducimos aparte- ya explica que “la boleta corta es el sagrado respeto a ese voto del 2 de junio donde un rápido análisis por la magnitud de los números de los resultados, nos han votado casi la totalidad, el 99% de los que hoy se expresan a favor de la fórmula del doctor Fernández, nos han votado más de la mitad de los que expresan favoritismo por el presidente Macri y nos han votado casi la totalidad de los que hoy se expresan a favor de la nueva fórmula de Lavagna. Eso integra el casi 75%, entonces es la decisión soberana, por supuesto si analizamos sólo la parcialidad de la dirigencia luce imprudente reducirse y pretender forzadamente impulsar solo lo que uno piensa. Entonces está claro que nos debemos a todos los votantes…”
La grieta y la boleta corta
Después el corresponsal de La Nación y del staff de Economis, le peguntó cómo se lleva adelante la prescindencia de la grieta en estos tiempos de las PASO. Y Rovira después de explayarse sobre la construcción del espacio fuera de la grieta y sus efectos en la política, no fue casual que volvió al tema de la boleta corta.
“…el viernes va a venir el doctor Fernández a la provincia, nosotros lo vamos a recibir como a todos”, reveló para reiterar que “en el colectivo de nuestro voto del 2 de junio están todas las intenciones, nosotros respetamos a todas absolutamente. Como seguramente vendrá el Presidente…como no formamos parte de la grieta…los que están en la posibilidad de ser ungidos gobernantes están más que preocupados y vienen a ver, en una actitud humilde, de qué se trata. Como se puede resolver, y para esto ayuda muchísimo, es un gran ejemplo la boleta corta. Porque en la boleta corta está la autoridad, el no ir corriendo obediente a un partido y a una candidatura, sino obedecer al pueblo…nosotros tenemos un partido bien estructurado, pero bueno hay realidades modernas y situaciones que no se resuelven con las viejas herramientas. Por supuesto es mucho más fácil colgarse de una boleta e ir atrás. Pero lo fácil yo creo que hoy está bastante lejos de la resolución de los problemas que tenemos…los misioneros estamos preparados para llevar representantes que van a defender el interés del pueblo de Misiones y no la verticalidad partidaria, no el mandato partidario porque hasta acá ha demostrado, en muchos casos, ser contrario a los intereses y a la voluntad de los misioneros”.
La boleta corta en el cuarto oscuro
Después de que el desarrollo teórico político del sentido disruptivo y federal de la boleta corta estuvo bien explicado por Rovira, sobre lo que nos extenderemos en otra nota, el periodista de Canal 6 insisitó en el tema pero desde una cuestión práctica: “…la mentalidad tradicional habla de algo físico pegado si se quiere. De izquierda a derecha, la gente vota de arriba hacia abajo, digamos si bien es innovador el pensamiento ¿Cómo se traslada esa metodología? Porque la mayoría de los que estamos acá, incluso los periodistas cuando nos juntamos… ¿Cuánto está dispuesto a resignar la renovación de ese 100% de los votos para trasladarlo a los cuatro candidatos que presenta? Uno se pregunta eso, si consideran un riesgo.
“En nuestro pensamiento no hay riesgo, no hay riesgo. En absoluto, ni un solo riesgo”, enfatizó Rovira para destacar que “esa es la vieja política, pensar en especular, que el arrastre te asegura, entonces la gente no va a mirar qué le conviene como el otro cuerpo cuando quiere uno, el cuerpo dividido. Es muy simple, un cuerpo, si te gusta este caramelito que es un candidato a presidente y te gusta este como tu candidato a legislador, a diputado nacional, lo llevás por separado, porque lo vas a tener por separado. La tradición era tenerlos juntos, ahora los tenés separados, entonces en el cuarto oscuro unís los dos, ponés, entran los dos perfectamente dentro del sobre y terminó el partido. Es mucho más inteligente y es más respetuoso con la realidad del que lo quiera hacer (aplausos y risas)”.
Con criterio, Rovira se tomó tiempo para diferenciarse de “esta carcajada que generó en el auditorio la pregunta. Como todas las cosas, yo acostumbro a tomarla con mucha seriedad”
Un instructivo
Reveló seguidamente están haciendo un instructivo para facilitar la decisión del votante. Y agregó que “la única diferencia es que no vas a encontrar las listas pegaditas, sino que las vas a encontrar separadas. Pero no importa, es otro el resultado, acá nadie resigna nada, son dos elecciones distintas. Yo creo que nuestro espacio ya gana, ya ganó cualitativamente en un planteo correcto, de corrección, de rectitud, en un planteo de honestidad política. Y después resuelve la gente ¿Se entiende? O sea, no estamos preocupados por un numerito…”
Después, desde Plural y Canal 4 se retomó la pregunta observando que la cuestión metodológica o práctica no quedaba clara porque los candidatos a presidente aparecen en el cuarto oscuro con una boleta larga, lo que obligaría a un corte para votar a los candidatos de la Renovación con un presidente, porque así lo determina el sistema electoral vigente.
Los militantes en escena
Rovira volvió a sostener su posición. “No hay que hacer nada –dijo- no es una imposibilidad ni legal y menos legal…nuestros militantes por ahí, muchos militantes le reitero, le acercan a su casa tranquilamente el voto de uno o de otro, como hacen. Entonces, por supuesto…y eso va a pasar porque es algo nuevo que genera la duda, yo lo tomo con mucha seriedad la duda del periodista. Claro…la tijera por ahí en el cuarto oscuro (risas), pero usted va a recibir en su casa, bien cortadito la boleta de todos los candidatos a Presidente y los de la Renovación, si le gusta el que ya viene unido, bueno es su elección. Pero no hay que hacer nada, eso es absolutamente compatible, en ningún lado está escrito que usted esté obligado, esas son las fake news, las falsas obligaciones que generan algunos comportamientos antiguos, la historia y el desconocimiento de las amplitudes que tiene que tener el sufragio”.
El pueblo se organiza rápido
Refutó después enérgicamente que el sistema electoral impida un pronunciamiento libre en las urnas. “El sufragio es la expresión más pura y libre de un pueblo”, enfatizó para preguntarse retóricamente “¿Qué sistema? Su cabeza señor es la que lo condiciona, no, no, no, es un problema suyo, no de la gente, la gente lo toma muy simple. Ojo las encuestas referentes a estos temas, que no son temas nuevos porque la gente no es la primera vez que va a cortar una boleta y en el pasado si revisamos lo hizo de manera contundente, incluso en procesos conocidos. Acá estamos en el salón de las dos Constituciones, bueno cuando se votó la primera fue un proceso traumático en lo político, con proscripciones, que eso si era transgredir la ley. ¡Proscripciones! Partido mayoritario proscripto, bueno ¿que hizo la gente? tuvo que ir al Partido…el líder político estaba en el exilio, por ahí algunas voces decían “hay que votarle a fulano”, el pueblo se organiza se organiza más rápido de lo que usted cree para hacer valer su elección. Pero esto es mucho más fácil, pero decía acá las tendencias hay un apoyo mayoritario a la boleta corta, la decisión tomada es una decisión acompañada por toda la gente que va en la dirección del voto que acabamos de votar. Y de la tranquilidad, por eso con un instructivo y el votito adentro del cuarto oscuro, si está el votito la gente pone y listo se terminó. Entonces es un problema no más, claro, de imaginación. Vamos a convenir que usted está acostumbrado a votar la boleta completa, si se libera de ese atavismo, resuelve fácil, le vamos a acercar las dos boletas. Quédese tranquilo”.
La Renovación no es neutral
En respuesta también a la pregunta de Plural sobre la asociación que se hace entre boleta corta y neutralidad ante los modelos nacionales en disputa, Rovira fue contundente.
Con énfasis sostuvo que “a esta altura explicar que no hay en absoluto neutralidad de las cuestiones centrales de la sociedad, precisamente la renovación es casi un absurdo diría, con todo respeto. El misionerismo es la centralidad, empezando de una historia, de un proceso de lo más rico y genuino que arranca mucho tiempo atrás y se traslada hasta nuestro tiempo, donde pretendemos del mayor índice de recursos para producir más de lo que estamos produciendo, para generar más empleo, para generar dinamismo, para invertir el doble en educación de lo que lo estamos haciendo, para invertir el doble en salud pública de lo que lo estamos haciendo, todo forma parte de una realidad, para eso luchamos y es conocido por todos. Es lo que votó el 2 de junio, quizá ese voto refleja el alejamiento a la neutralidad de los otros proyectos, que no plantearon nada.
“O sea, la renovación es muy simple, es muy concreta y es la generación del mejor espacio, el que exhibimos hoy en esta atmósfera de paz y de tranquilidad, hacerlo, trasladarlo a lo económico y social. Que haya trabajo y que no nos venga de lo que nos cae o puede llegar a caer que nos manda Buenos Aires, no, no, lo conseguimos nosotros, trabajo para los jóvenes, pymes con posibilidades de producción y de colocación de sus productos acá en la provincia, infraestructura que bueno, viene todo de la mano del recurso y no esperar de nuevo el cuento de todos los partidos políticos, vamos a rever lo que es una manda incumplida de nuestra constitución, una nueva ley de coparticipación para corregir el índice que hoy recibe Misiones.