Se inauguró hoy en Posadas una fábrica que podrá construir 5 mil viviendas de madera al año, dar empleo directo e indirecto a 2.500 personas y convertirse en un modelo de generación de valor en las cadenas productivas de las economías regionales, desde la semilla al proceso industrial. El Estado provincial ayuda a través del IPRODHA a garantizar el consumo. Reclamarán a la nación que ingresen al plan Procrear.

Viernes, 28 de junio. La fábrica de viviendas más grande del país se inauguró hoy en Posadas. Es un emprendimiento que llevaron adelante siete empresarios misioneros y correntinos con una inversión cercana a los 10 millones de dólares.
El acto inaugural contó con la presencia del vicegobernador electo Carlos Arce quien destacó “el esfuerzo de los empresarios madereros en la concreción de una obra en épocas tan difícil que se están viviendo”.
La empresa; cuyas maquinarias fueron adquiridas en Alemania, podrá construir unas 5.000 viviendas al año y empleará a en forma directa e indirecta a más de 2.500 personas. “Es que se debe tomar en cuenta que podrán trabajar gracias a esta fábrica desde quien corta el árbol hasta el que pone los clavos”; dijo el presidente de Apicofom Guillermo Fachinelo.
En principio la fábrica tiene una capacidad de construcción de 35 casas prefabricadas por día. El precio de las viviendas estándar se ubicará en torno a los 300 mil pesos. “Lástima que aún no se pueden financiar a través de programas como el Procrear”; dijo el empresario.
La inauguración se hizo en el marco del 140° Congreso de la Federación Argentina de Industria de la Madera y Asociados (Faima) que se desarrolla en Posadas hasta este sábado. “En los tiempos que estamos viviendo hay que hacerles un monumento a los empresarios que hicieron esta inversión”; dijo el presidente Faima Pedro Reyna
Como se mencionara la empresa UT es un conglomerado conformado por siete firmas madereras que integran la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (APICOFOM) y cuenta con el apoyo del Gobierno de Misiones. “Tenemos concretada la construcción, en una primera etapa de 850 viviendas en el barrio Itaembé Guazú de Posadas a través de un convenio firmado con el Iprodha”; confirmó el Presidente de Apicofom.
El proyecto se inició hace más de 15 años “En 2003 se firmó un convenio para implementar la construcción con madera en los productos del Iprodha; ya obtuvimos la experiencia de construir unas 7 mil casas y 200 escuelas”,
Con el gobierno provincial los empresarios firmaron un convenio para la construcción de 60 mil viviendas en los próximos diez años. En tanto que esperan poder participar de licitaciones nacionales y de otras provincias.
La novedad es la comercialización a todo público, como producto promocional en vistas a la inauguración, de un kit de casa industrializada de madera que iría desde los 30 a los 42 metros cuadrados -con posibilidad de ampliación- por un costo de 300 mil pesos.
Este kit viene acompañado de un manual para que el usuario pueda montar luego la casa, ya sea de manera particular, con un contratista externo o bien con el servicio de cualquiera de las empresas que integran el conglomerado
Fachinelo afirmó que es un gran esfuerzo “el que estamos haciendo los empresarios. Cuando iniciamos la construcción de esta fábrica el dólar se ubicaba en 20 pesos y hoy está en torno a los 42 pesos. No podemos hablar de tiempo en cuanto a la recuperación del capital invertido”.
Las primeras viviendas estarán construidas en aproximadamente 35 días; confirmó por último el presidente de Apicofom
Felicito a los empresarios que integran el consorcio, hay que ser valiente”, dijo el Ministro de Industria, Luis Lichowski. Otros ministros presentes fueron José Luis Garay (Agro), Juan Manuel Diaz (Ecología) y Santiago Ros (IPROHDA).
El desafío de generar demanda
Uno de los grandes desafíos que tiene por delante este emprendimiento es conseguir más contratos fuera de la provincia para proveer de viviendas sociales. Un primer paso ya se dio con la orden en firme del IPROHDA por 860 casas de madera, que empezarán a construirse en breve y serán las primeras que saldrán de la fábrica. “La orden está firme y se están terminando de definir los últimos detalles de las unidades, que serán casas modestas, de 30 metros cuadrados, pero de buena calidad”, dijo a Economis, Santiago Ros, titular del organismo.
La otra esperanza está puesta en que el Gobierno Nacional apuntale la demanda de casas de madera para las viviendas sociales, algo que había prometido al comienzo del mandato de Macri, pero que nunca terminó de concretar en los hechos. Hoy la directora nacional de la Vivienda, la joven arquitecta Lucila Rainuzzo, anunció en la inauguración que media docena de firmas misioneras entre las que se encuentran algunas de las que participan en la fábrica de casas, ganaron una licitación para ser proveedoras de viviendas de emergencia.
Estas viviendas son las que el Gobierno Nacional otorga cuando hay desastres naturales como inundaciones. La licitación, en rigor, no les otorga a las empresas una orden de compra en firme, sino que las selecciona para que sean proveedoras en caso de que haya una necesidad de viviendas ante un desastre natural.
Otros dos nichos de negocios a los que va a apuntar la fábrica de casas de madera es la vivienda privada, tanto de casas de bajo costo como de unidades de lujo, de dos o tres pisos para un barrio cerrado. El otro rubro es la exportación, un nicho en el que APICOFOM ya tiene experiencia en vender al exterior para planes financiados por organismos como la ONU.