El presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera Asociada, Pedro Reyna, sostiene que la situación de las pymes madereras sufre como otras industrias la caída del mercado interno. Si bien reconoce medidas como el mínimo no imponible y la prórroga de la 25080, más allá de otras demandas puntuales al gobierno nacional, describe como problema estructural la falta de integración de la cadena productiva.

Sábado, 29 de junio. El presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera Asociada (Faima), Pedro Reyna, habla de una crítica situación de las pymes madereras afectadas por la caída del mercado interno como muchas otras industrias.
En declaraciones formuladas a nuestros medio por un lado reconoce medidas como el mínimo no imponible y el Ahora 12, y por el otro reclama por la falta de acceso al crédito y la voracidad de la Afip, pero en sus declaraciones aparecen como problema central la falta de promoción de la integración de la cadena productiva. Las pocas empresas que se salvan exportando lo hacen con madera aserrada, “pero cuanto más nos acercamos en la cadena de valor al producto final, más problemas tenemos”, enfatiza.
“Faima está integrada por diez y ocho cámaras de todo el país, algunas tienen que ver con procesos primarios, de forestación, de aserraje que tienen una situación diferente al resto porque empresas de ese segmento están exportando a China y Estados Unidos.
Reveló que en Misiones hay diez empresas que están exportando y por consiguiente están en mejores condiciones y existen unas 500 empresas dirigidas al mercado interno que no tienen esa situación
Reyna presidió en Misiones el 140 congreso maderero y participó de la inauguración de la fábrica de viviendas más grande del país habilitada por empresarios misioneros y correntinas nucleados en Apicofom. Mantuvo una entrevista con el periodista Alejandro Fabián Spivak

¿En qué marco económico del país se desarrolló el 140 Congreso Nacional de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Asociados (Faima)?
“Faima está integrada por 18 cámara de todo el país, algunas que tienen que ver con procesos primarios, de forestación, de aserraje que tienen una situación diferente al resto porque empresas de ese segmento están exportando a China y Estados Unidos maderas aserradas con lo cual tienen una diferenciación con el resto de las demás actividades que cuando más nos acercamos en la cadena de valor al producto final, más problemas tenemos. Diría que es transversal a todos los segmentos de la pequeña y mediana empresa del país. Ahí se evidenció una problemática seria que está vinculada al mercado interno en cuanto a la demanda”

El sector forestal viene manteniendo reuniones con el presidente Mauricio Macri, ¿avanzaron sobre lo diferentes temas que preocupan al sector, principalmente a las Pymes?
“Si. Ahora apareció el Ahora 12 semanal con una tasa preferencial para promover la venta; sin embargo, aún no impactó del todo en nuestro sector; aunque algunas empresas están recibiendo los aspectos positivos. También obtuvimos el mínimo no imponible para el sector muebles y aserraderos con lo cual mejora la situación de costos de ambos sectores y, por otro lado, tenemos una alta tasa de interés y las reglamentaciones de Afip que hacen que no se pueda acceder al crédito”.

Según la gerente de Asociación Forestal Argentina (Afoa) Claudia Peirano las Pymes que solamente se dedican a la venta en el mercado interno están muy mal. Sólo están en mejores condiciones aquellas que exportan. ¿Coincide?
“Sí. El tema es que las que exportan no son las Pymes. Bienvenida la exportación con algunas reservas porque los derechos de exportación están vinculados a la rentabilidad, pero haciendo atracción de eso en Misiones, por ejemplo, hay diez empresas que están exportando y por consiguiente están en mejores condiciones y existen unas 500 empresas dirigidas al mercado interno que no tienen esa situación”

¿El continente asiático es un mercado interesante para la exportación de productos madereros?
“Sí. Pero no específicamente para la exportación de madera porque precisamente al continente asiático, más precisamente a Tailandia van productos forestales, pero es cierto que el continente asiático es un mercado más que importante”.

¿Chile, en el sector maderero es el ejemplo a tomar en cuenta?
“Debemos mirar hacia Chile donde hay más de 100 convenios firmados con países asiáticos. Chile tiene una economía consolidada, previsible. A los efectos de la exportación la previsibilidad es la regla número uno antes que el tipo de cambio”

¿Un dólar rondando los 44 pesos es un valor que permite exportar?
“Debería estar un poco más arriba, por ejemplo, en 46 pesos lo que sería un muy buen tipo de cambio. 42 o 43 pesos también lo sería si fuera un valor neto que le queda al exportador. Se debe tener en cuenta que también desaparecieron los reintegros”

¿Si usted tuviera 10 millones de dólares en el bolsillo, los invierte en una fábrica de construcción de casas de madera como lo hicieron los empresarios nucleados en Apicofom?
“No quiero ponerme a analizar en forma personal. Dirijo esta institución pensando en un futuro venturoso, no en un futuro trágico porque así no trabajaría y me iría del país. Creo que la fábrica de casas de madera en Misiones es más que un emprendimiento empresario es un ejemplo de siete empresas que definen que la asociatividad es un mecanismo idóneo para estos temas de desarrollo industrial y exportación. Qué siete empresas se junten para realizar este emprendimiento en un país donde, por ejemplo, el sistema impositivo ataca a este tipo de emprendimiento hay que felicitarlas y hacerles un monumento “

Existen fuertes comentarios de emprendimientos papeleros chinos en el norte de Corrientes. Es más, el gobernador de esa provincia Valdez junto con el ministro de la Producción José Vara y empresarios acaban de regresar de ese país. ¿Cuál es su opinión al respecto?
“Por supuesto que sí. En su momento, cometimos el error de expulsar la inversión de pasteras en una región donde hay 600 mil hectáreas forestales y donde los árboles todos los días crecer y pasan el punto de maduración. Estamos hablando de bosques que no es que se depredan y no vuelven; sino que se corta y se planta en una secuencia por eso la industria es sustentable y, es eso lo que debemos mirar. Dos papeleras del nivel de las que se instalaron en Uruguay estarían resolviendo el déficit comercial argentino porque se exporta el 95 por ciento de la pasta”

El martes próximo se encontrará con el presidente Mauricio Macri. ¿Tiene algún tema en especial para plantearle?
“Lo primero que le agradeceré es el mínimo no imponible, la prórroga de la ley 25080, el pago de las deudas derivadas de la anterior ley de promoción forestal, el Ahora 12, entre otros temas. Pero también tengo varias cosas para reclamarle, como la alta tasa de interés, la actitud de la Afip, etcétera.