Los programas provinciales para motorizar la economía “generan buen humor económico en la sociedad”, dice el ministro Adolfo Safrán. Rescató el aporte del Fondo de Crédito de Misiones también como una ayuda para mantener activa la economía.

Sábado 20 de julio de 2019. Con una inversión cercana a los 400 millones de pesos por año, el Gobierno de Misiones lleva adelante una serie de programas que vienen a ayudar a la economía provincial. Los “Ahora” (Ahora Pan, Ahora carne, Ahora Góndola, por ejemplo) son pequeños programas de impacto muy localizado en sectores económico que se pretende ayudar, define el ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, ante Misiones Plural, para recordar que son más de 15 programas en ejecución “donde los números, los resultados, ayudan a mejorar las rentas de los sectores económicos que participan”.
Además de hacer frente a los aportes que la Nación dejó de enviar a distintos sectores y que la provincia se hizo cargo de mantenerlos, también lleva adelante este tipo de programas de ayuda sectorizada porque, explica el Ministro, las finanzas provinciales están preparadas para esta situación y en mejor situación que otras provincias que tomaron deudas.
Safrán reitera que Misiones desendeudada tiene autonomía y libertad de movimiento. Rescata la determinación tanto de la conducción como del Gobierno del espacio político que integra de no tomar deudas. En 1016 y 2017, las ofertas de crédito eran múltiples y varios países (el Gobierno argentino, entre ellos) y provincias tomaron créditos. “Misiones, como provincia desendeudada, era un cliente apetitoso para cualquier entidad financiera o grupo que quiera ubicar sus fondos. Pero Misiones tuvo la sabiduría de no hacerlo, de no endeudarse. Hoy, en 2019, están venciendo las primeras cuotas de esos créditos contraídos hace dos o tres años (no por Misiones sino por otras provincias) y tienen que solventar esas cuotas; quizás por eso también esta situación, la coyuntura económica nacional, nos encuentra mejor parados para sortear esta situación”.
Esos programas, como los Ahora que pretenden motorizar la economía por sectores, llegan a toda Misiones “y generan buen humor económico en la sociedad” mientras se van proyectando y los comercios se suman a la propuesta, mientras analizan agregar a otros sectores, como producto del análisis de los problemas que viven algunos sectores de la economía provincial, explicó el ministro Safrán.
En esa misma línea de acción, que busca mantener en movimiento la economía provincial, el Fondo de Crédito de Misiones tiene, para las pequeñas y medianas empresas, una línea de crédito rápido, de hasta 500 mil pesos, destinada a capital de trabajo: “busca evitar que la empresa corte su cadena de pago pero no todos los pagos sino aquellos relacionados con los proveedores, con la compra de mercadería o insumos. Son créditos que se destinan, con un mes de gracia y se devuelven al 22 por ciento anual en 12 meses. Tienen una tasa muy baja. No son para pagar sueldos, sino para que las empresas puedan afrontar los pagos de la adquisición de materia prima o mercadería para su empresa”, explicó.
Lo que se busca –dice- es que no se corte la cadena de pago, justamente porque no hay acceso a crédito, o estos tienen tasas muy elevadas.
Con los Ahora, Misiones tiene un presupuesto anual de unos 400 millones de pesos. Con el Fondo de Créditos Misiones puso en el mercado más de 180 millones en los dos años y medio que tienen el organismo. “Desde febrero de 2017 se otorgó más de 180 millones de pesos en créditos, a un promedio de 350 mil pesos cada uno, aunque hay más grandes y más pequeños, con una tasa de recupero elevada, que está por encima del 80 u 85 por ciento”, dijo Safrán.
¿De dónde saca la oposición los números para respaldar aquello de que Misiones recauda más de lo que recibe y de dónde surge la posición del gobierno que afirma todo lo contrario: que Misiones aporta mucho y recibe poco?, preguntó Misiones Plural. “Nosotros tomamos la información de Rentas y Luis Pastori, supongo, la toma de la AFIP. Pero la información fidedigna que maneja Misiones surge de la declaración jurada de las empresas radicadas en Misiones o empresas de otros lugares pero con sucursales en nuestra provincia. Lo escuché a Pastori, pero creo que la AFIP no tiene la información geográfica que manejamos nosotros. Y le doy el ejemplo: una sola empresa que tenga su CUIT (Código Único de Identificación Tributaria) en Capital Federal pero tenga una sucursal en Misiones, para la Afip todo el movimiento se genera en Buenos Aires y parece que esa empresa produce nada en Misiones. Si se toma esta información, Misiones aporta menos”, pero acá no están contemplados lo que se genera en la provincia como aportes, dijo el ministro Safrán a modo de ejemplo, resaltando que esa es una sola variante de otras que la Nación no contempla, como tampoco los funcionarios del Gobierno nacional, al momento de los análisis.