El Ministerio Público Fiscal de la Nación se pronunció en contra de la resolución de la jueza Verónica Skanata, que había dado lugar al reclamo del Frente Renovador de la Concordia a favor de exigir en la oferta electoral boletas cortas presidenciales. Sin embargo el fiscal utiliza fundamentos que también son mencionados por los apoderados del FR para reclamar la boleta corta de las candidaturas presidenciales al sostener que hay que garantizar la genuina expresión del electorado. En su escrito el fiscal no hace mención alguna al efecto arrastre que vulnera esas garantías.

Jueves, 25 de julio de 2019. El Ministerio Público Fiscal de la Nación se pronunció en contra de la resolución de la jueza federal con competencia electoral en Misiones, Verónica Skanata, que había dado lugar al reclamo del Frente Renovador de la Concordia a favor de exigir en la oferta electoral boletas cortas presidenciales. El fiscal actuante entiende que corresponde a la jueza revocar la resolución y en tal sentido elevó su interpretación a los jueces que integran la Cámara Electoral.
En sus considerandos entra sin embargo en contradicciones que abren, como generalmente sucede en el Derecho a interpretaciones de la letra y del espíritu de las leyes.
En el último párrafo del escrito elevado, el fiscal sostiene que “en materia de oficialización de boletas se encuentra comprometido el orden público, desde que todo lo atinente a esta cuestión excede el mero interés de las partes en tanto las normas que la regulan tienen por finalidad primordial asegurar el honesto desarrollo de la lucha política y el juego limpio que debe presidir la práctica de la democracia (cf. Fallos CNE 3259/03 y jurispr. Allí cit. y Fallos CNE 3590/05; 3893/07 y 3897/07). La genuina expresión del electorado constituye un valor supremo esencial para la existencia de una democracia auténtica, que la Justicia Electoral debe resguardar más allá de los intereses particulares de las agrupaciones políticas”.
Paradojalmente el fiscal utiliza fundamentos que también son mencionados para reclamar la boleta corta de las candidaturas presidenciales al sostener que hay que garantizar la genuina expresión del electorado. En su escrito no hace mención alguna al efecto arrastre que vulnera esas garantías.
La boleta corta de las candidaturas presidenciales no sólo son reclamos del Frente Renovador de la Concordia ya que en Córdoba, Corrientes, Río Negro y otras provincias en las que partidos y frentes concurren a las elecciones nacionales postulando en boleta corta sus propios candidatos al Congreso nacional, se ha acompañado la presentación. Incluso en Córdoba el gobernador Juan Schiaretti apeló a la Cámara un fallo adverso del juez federal en su provincia y el gobernador de Chaco, Domingo Peppo llegó hasta la Corte Suprema en un reclamo movido por la vulneración de derechos que entiende se genera cuando desde la conducción nacional del Frente de Todos lo someten a competir contra Jorge Capitanich que al estar colgado de la fórmula, tendrá en favor el efecto arrastre.
La interpretación del fiscal que entiende que la jueza Skanata debe revocar su resolución, no es vinculante para los jueces, pero constituye un antecedente en contra de la presentación de la Renovación.
Consultados aquí, desde la Renovación si bien no dan la cuestión como cerrada, tienen toda la esperanza depositada en la movilización de la militancia y la presencia territorial ya que los intendentes se están moviendo quizá con mucha más energía que el 2 de junio. Entienden que con o sin boleta corta presidencial, la esencia de la propuesta de la Renovación es defender el criterio de concurrir con candidatos propios a las elecciones como expresión de la nueva fase de consolidación del espacio que nació en 2003 como ruptura con los mandatos de Buenos Aires. Es lo que está en juego.

El documento elevado a los jueces de la Cámara: