“Necesitamos un refuerzo presupuestario de 4 mil millones para llegar dignamente a fin de año” reveló hoy el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional, Jimmy Perczyk. Son recursos para funcionamiento e implican un incremento de casi el 50% de los presupuestados En plena crisis financiera e institucional, los rectores se reunirán mañana y pasado en Corrientes y Resistencia.

Miércoles, 28 de agosto. “La situación de las universidades nacionales es crítica”, afirmó hoy el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y a la vez rector de la Universidad Nacional de Hurlinghan, provincia de Buenos Aires, Jimmy Perczyk.
Este jueves y viernes todos los rectores se reunirán en Resistencia (Chaco) y Corrientes para reiterar el pedido de un refuerzo presupuestario “porque de lo contrario estamos al borde del abismo”.
Perczyk, dijo que la crítica situación que vive el país no es ajena a las universidades. “Temo que si este sigue así se deban cerrar carreras universitarias. De hecho, hay alumnos que, por razones económicas están dejando de cursar materias”.
Reclama al gobierno nacional una mirada más federal y espera que quien gobierne el país desde el 10 de diciembre próximo lleve adelante un gobierno más inclusivo
El rector mantuvo una entrevista telefónica con el periodista Alejandro Spivak para http://www.misionesplural.net y Radio Spika104.5 de Eldorado, horas antes de partir hacia la ciudad de Corrientes.
La entrevista

Este jueves y viernes los rectores de las universidades públicas se reúnen en Resistencia (Chaco) y Corrientes. Concretamente, ¿el objetivo del encuentro es insistir con una ampliación de fondos?
Sí. Concretamente estamos solicitando un refuerzo presupuestario para poder llegar a diciembre en condiciones más o menos dignas y poder pagar todos los gastos que tienen las universidades y, además poder pagar las becas de los estudiantes. Estamos reclamando una actualización que es menos del 50 por ciento de los gastos de funcionamiento que hoy tienen las universidades nacionales.

¿Cuál es el presupuesto 2019 para las universidades y; a cuánto asciende el refuerzo presupuestario?
El presupuesto de inicio del año 2019 fue de 123 mil millones de pesos. Este importe se actualizó con las paritarias docentes y no docentes. De ese presupuesto, para funcionamiento las universidades se establecieron alrededor de 9 mil millones de pesos y estamos solicitando una actualización de unos 4 mil millones de pesos para poder terminar la ejecución presupuestaria de este año

Ante la situación que está viviendo el país, ¿cree que el gobierno nacional está en condiciones de otorgarles los 4 mil millones de pesos?
El gobierno nacional nos tiene que entregar ese dinero porque es el único en la Argentina que tiene recursos presupuestarios propios. Las provincias están limitadas a la coparticipación federal, a lo que recauden por ingresos propios y a la actividad económica. La Argentina tiene varios impuestos que tienen que ver con el consumo y, eso está yendo hacia atrás. El presidente (Mauricio) Macri actualizó las becas nacionales hace unos diez días un 40 por ciento. En tanto que las universidades debemos actualizar las becas estudiantiles en un porcentaje similar, porque todo tuvo un incremento exponencial.

¿Esta situación también se refleja en las obras sociales universitarias?
Sí. Las obras sociales van atadas al salario docente y no docente. Estos se encuentran retrasados y los costos de los insumos médicos aumentaron considerablemente por efectos de la devaluación. Hoy los rectores estamos contra la pared y debemos dar urgentes respuestas y, a decir verdad, no las tenemos

Hoy (por el miércoles) se están llevando a cabo las reuniones paritarias. ¿Tiene algún anticipo al respecto?
Estamos en plena reunión. Por ejemplo, los 5.000 pesos de bono que dio el gobierno nacional a los agentes de la administración pública, a los empleados docentes y no docentes de las universidades no se les otorgó. Estamos viendo como poder llegar al no perder tanto el poder adquisitivo y llegar a la cláusula gatillo del mes de octubre; pero sobre todo los rectores estamos abocados a poder pagar los gastos diarios que hacen al funcionamiento de las universidades nacionales.

¿Se tuvieron que paralizar obras de mejoramiento en las universidades?
Sí. En realidad, las obras que se acordaron realizar con fondos nacionales están paralizadas hace dos años, sólo se están terminando las obras que se están llevando a cabo con fondos propios que tienen reservados las propias universidades.

La crítica situación; ¿produjo deserción de estudiantes?
No del todo. Hay estudiantes que están luchando día a día para poder continuar sus estudios. Lo que está sucediendo es que estudiantes que deben cursar cinco días, lo hacen dos o tres días y faltan el resto de la semana. Dejan de cursar materias y, por consiguiente, la carrera se les alarga. Los rectores estamos haciendo esfuerzos para sostener a los estudiantes con becas, con la residencia, con la mantención de comedores, con tutorías, etcétera.

¿Para el gobierno nacional hay dos universidades públicas, una que está en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y la otras en las provincias?, ¿hay una falta de federalismo?
Lo que veo es que todas las universidades están en una situación muy complicada. Vivimos en un país muy concentrado en las grandes urbes.

Si sigue esta situación económica, financiera y social, ¿Teme que se cierren algunas universidades o que se corten carreras universitarias?
Eso es lo que estamos advirtiendo; por eso estamos decididos a luchar para que todo siga funcionando normalmente.

¿Tuvo algún contacto con el ministro de Educación de la Nación Alejandro Finocchiaro?
No. El lunes pasado presentamos el reclamo. El mismo reclamo habíamos presentado hacia mediados de año. Este jueves y viernes los rectores nos reunimos en Corrientes y Resistencia (Chaco) con el objetivo de analizar la situación e insistir con el reclamo.

Si tuviera la oportunidad de dialogar con el presidente Mauricio Macri, ¿qué le diría?
Cuando estuve, el año pasado frente a él le dije que era necesario actualizar salarios, los gastos de funcionamiento y las becas nacionales. Esto último lo hizo un año después de aquella charla y, fue a partir de un resultado electoral que le dio la espalda.

Además de la ampliación presupuestarias, ¿qué otros temas piensan abordar en la reunión de mañana y el viernes?
Además del reclamo de la ampliación y la falta del envío en tiempo y forma de los fondos presupuestarios del presente año, también vamos a comenzar a analizar el presupuesto universitario para el año próximo, el cual debe crecer.

¿Si no hay respuesta del gobierno nacional a la solicitud de un refuerzo presupuestario, que tienen previsto llevar adelante?
Queremos pensar en positivo. El reclamo está bien fundado. Hay en juego la situación de unos dos millones de estudiantes universitarios, unos 200 mil docentes y unos 70 mil no docentes, entre otros.

Algunos rectores y docentes universitarios afirman que a este gobierno nacional poco le interesa la universidad pública. ¿Usted que opina?
Yo lo que creo es que al gobierno nacional de Mauricio Macri no le interesa las personas. Sólo le interesa las planillas de cálculos. El tema en la Argentina es que debe haber un modelo económico y social que contenga a los 44 millones de argentinos. Se debe tener en cuenta que de esa cantidad el cinco por ciento va a la universidad pública y la mayor cantidad de docentes y trabajadores universitarios se desempeñan en la universidad pública. No alcanza con que cierre la planilla Excel, acá lo que tiene que cerrar para bien son las familias que componen los 44 millones de ciudadanos que habitamos este país.

¿Qué espera del próximo gobierno nacional, más allá de quien sea el ganador de las elecciones del 27 de octubre?
Espero que gobierne un modelo económico que privilegie el trabajo, la educación, que sea federal y privilegie a los que menos tienen, un gobierno inclusivo. Un gobierno que pueda trazar otro camino porque el actual lleva adelante un camino que privilegia a unos pocos. Yo deseo un gobierno que permita que la gente no tenga que privarse más de cosas esenciales. Quiero un gobierno nacional que nos plantee otro horizonte. Además, quiero un gobierno que priorice la universidad pública porque no hay salida para un país que no pongan en el centro de la escena la educación pública.