El presidente del bloque de diputados de la UCR, Javier Mela, propuso hoy reabrir el debate por Corpus en Corpus. Sin rechazar la iniciativa, Sergio Lanziani sugirió “no poner el carro delante de los caballos” y asegurar primero, la potestad de Misiones y sus derechos por regalías y construir las redes de trasmisión y distribución, que son batallas que se libran con la Nación. Fue en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes en el marco del debate por el Presupuesto 2020 y cuando el Secretario de Energía, estaba resumiendo el cuadro de situación energética y el Plan Estratégico que se elaboró junto al Consejo de Ingenieros, la Universidad y técnicos de la oposición.

Viernes, 30 de agosto de 2019. El presidente del bloque de diputados de la UCR, Javier Mela, propuso hoy reabrir el debate por la realización de Corpus en Corpus. Fue en pleno debate por el Presupuesto 2020 para la provincia cuando el secretario con rango de ministro de Energía de la Provincia, Sergio Lanziani acababa de exponer en la Comisión los proyectos y el plan de desarrollo energético de Misiones.
El desafío lanzado por Mela fue encuadrado por Lanziani en los tiempos y etapas del Proyecto Estratégico a 20 años. “No hay que poner el carro delante de los caballos”, dijo metafóricamente. Volvió en ese sentido a explicar que la generación de energía y la extensión de las redes de 500 kilovoltios son temas de jurisdicción nacional, en tanto que la distribución es un tema provincial. Aclaró que Misiones, al estar al final de la línea maneja todas las redes de 132 KVA, esto significa que a diferencia de otras provincias, como Corrientes, que Misiones es autónoma para decidir sobre su sistema interior, lo que no podemos resolver es la jurisdicción nacional, por lo tanto el proyecto misionero contempla la extensión de la red de 500 kilovoltios que lleva a la planta transformadora de San Isidro (Posadas) que recorre la ruta nacional 14 y hemos planificado dos estaciones transformadoras dividiendo la provincia en dos sectores mallando toda la provincia con una red de 132 KVA para llevar energía a todo el territoriso y luego llevaremos a cabo la subtrasmisión de 33KVA con un plan de obra integral y así resolver en su totalidad el problema provincial de energía.
Se comprende así la encrucijada histórica que enfrenta Misiones, que no puede seguir aumentando la potencia ni mantener el producto bruto y además seguir creciendo, si antes no se solucionan los temas de trasmisión y distribución. De todos modos, después de esas precisiones, Lanziani reveló que de hacerse Corpus, con las regalías se cubriría casi la totalidad de la actual demanda energética de la provincia.
Las regalías constituyen también un campo de batalla ya que en “todos los gobiernos”, la Nación conculó derechos de los misioneros. Y explicó que haber logrado que las regalías se realicen en el 30% de la facturación de Cammesa a Emsa fue producto de insistentes gestiones en la Secretaría de Energía de la Nación.
Explicó que por ley 23.164 sancionada en los años de Raúl Alfonsín se estableció que: “las provincias en cuyos territorios se encuentren las fuentes hidroeléctricas percibirán mensualmente 12 % del importe que resulte de aplicar a la energía vendida a los centros de consumo”. Precisó que lo que corresponde por esa ley, es sobre la venta de toda la energía de Yacyretá. Si bien el tratado de Yacyretá determina que de los 20.000 mil Gw/h año sean distribuidos en partes iguales a la Argentina y Paraguay, la Argentina consume 18.000 Gwh/ por año, valor sobre el que deben ser calculadas las regalías.
Paréntesis aparte es la decisión de las autoridades del Paraguay de utilizar toda la energía que le corresponde, para lo cual requiere construir primero las redes de 500 y es lo que está en discusión hoy, pero muy probablemente, en 2025 ya Paraguay esté en condiciones de consumir la parte que le corresponde. Con las proyecciones de crecimiento los 10 mil Gw/h de la Argentina, será la demanda de todo el NEA.
Pero volviendo a la batalla por las regalías, destacó el ministro que “bien claramente dice la ley aplicar a la energía vendida”. En esto radica un reclamo al que se sumaron los correntinos y que el entonces ministro Aranguren encontró razonable, pero un día “me tiró una resolución con lo que establecía el 20% que sería descontado de la facturación de Cammesa a Misiones. Rescató la Declaración de la Cámara de Representantes, que por iniciativa de Carlos Rovira movió a los representantes de Misiones en el Congreso Nacional a establecer con fuerza de ley, el pago de regalías hidroeléctricas se hará efectivo en energía y deberá efectuarse dentro del mismo plazo que se define para el pago de las transacciones de energía eléctrica en el mercado. Argumentaba Rovira que las “demoras en el pago y las erróneas liquidaciones de las regalías hidroeléctricas que reciben las provincias vinculadas a Yacyretá provocan severos daños al erario de los Estados provinciales; generando así una importante deuda del Estado Nacional para con nuestras Provincias” Y consideraba que el concepto de regalías indica una participación en la venta de energía producida en función del uso de los recursos naturales provinciales involucrados o del potencial energético zonal. Mencionaba en ese sentido la naturaleza jurídica de la regalía emana del artículo 124º -último párrafo- de la Constitución Nacional reformada en 1994; del artículo 58º de la Constitución de la Provincia de Misiones, complementándose con el Artículo 43º de la Ley nacional 15.336 modificada por la Ley nacional 23.164”.
Ante esta presión, el entonces ministro Aranguren emitió una resolución que permitía a Misiones y Corrientes de cobrar las regalías con energía, pero limitó el cupo al 20%. Sin embargo, ese descuento recién comenzó a practicarse desde noviembre del año pasado; motivo por el cual la Provincia accionó en varios frentes para salvaguardar derechos y que se reconozcan “intereses, meses no liquidados y otros conceptos”.
En julio de 2017, Lanziani planteó una Acción ante los Tribunales Federales donde se discuten 10 años anteriores (período julio 2007 al mismo mes de 2017), que en términos energéticos representan el equivalente a varios años de lo que consume toda la provincia. Misiones fue la única provincia que lo hizo, por lo que el antecedente sirve como un puntapié inicial para establecer un sistema federal de regalías energéticas según pretende la renovación. Anteriormente a los planteos de Misiones, la Nación reconocía las regalías pero en dinero que se percibía en pesos y sin actualizaciones, intereses, capitalización de intereses ni retrasos indefinidos. Sin embargo, cuando CAMMESA cobra sus facturas aplica condiciones muy severas desde el punto de vista financiero, situación que la Provincia también rechazó mediante planteos administrativos y jurídicos.
La resolución 17/2019 de la Secretaría de Energía de la Nación estableció una compensación por la titularidad del recurso; el impacto ambiental, social y económico que aportó la Provincia para la obra y llevó las regalías al 30%, Lanziani sostuvo que seguiremos peleando “hasta que nos paguen todo lo que corresponde según las leyes vigentes; y no lo que decida un porteño sentado en una oficina mediante una simple Resolución Administrativa que conculsa derechos”.
Es el contexto en que la sugerencia del diputado Mela de reabrir el debate por Corpus en Corpus, cobra su real significación.