La referente de Madres de Plaza de Mayo, de 89 años, reclamó en Posadas la libertad de una mujer presa sin pruebas por el asesinato de su vecina. Junto a organizaciones sociales prometen acciones para que la Justicia revea el caso.

Texto y Fotos: Patricia López Espínola

Lunes 11 de noviembre de 2019. Nora “Norita” Cortiñas, una de las creadoras de la Asociación Madres de Plaza de Mayo -Línea Fundadora- , aseguró en Posadas que la sentencia que mantiene presa a Cristina Vázquez “está basada en prejuicios y machismo”.
Después de visitar a Cristina Vázquez en la Unidad Penitenciaria V de Posadas, Cortiñas (de 89 años) habló ante estudiantes en el aula marga de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, acompañada por la directora de cine Magda Hernández Morales y la productora Gabriela Cueto, realizadoras de la película “Fragmentos de una Amiga Desconocida” que aborda el caso de esta joven que cumple una prisión preventiva desde hace más de doce años por un crimen que no cometió, aseguran.
Cortiñas llegó a la Alcaidía de Misiones para apoyar junto a más de quince organizaciones que reclaman ante la “injusticia que están cometiendo contra Cristina” y para quien piden su libertad porque según el expediente “no cometió ningún delito”.
La historia de Cristina Vázquez llegó a Norita a través de Magda Hernández y Gabriela Cueto, documentalistas de “Fragmentos de una Amiga Desconocida”, que narra la vida de la joven acusada de asesinar a su vecina y que en 2010 la Justicia de Misiones la condenó, sin pruebas, por el asesinato de Ersélida Dávalos de Insaurralde (79) mientras familiares, testigos y profesionales del derecho aseguran su inocencia y denuncian un juicio plagado de irregularidades.
Marga Hernández no encontró en la sentencia ninguna prueba que sostenga la condena de Cristina. Junto a unas quince organizaciones sociales comenzaron a trabajar en un pedido de justicia, que rechaza el Procurador General de la Nación. “La sentencia dice textualmente que no existen pruebas directas que vinculen a Cristina Vázquez como autora del crimen. Por lo tanto, pedimos que reabran el expediente y lo lean para encontrar las contradicciones que encontramos nosotres”, expresó.
“El caso de Cristina Vázquez es un verdadero desatino: después de un año de tener la causa para su análisis, el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, dictaminó en contra del pedido de justicia, y opinó que la Corte Suprema debía confirmar su injusta condena. Según el Procurador, el plazo de doce años de prisión preventiva que sufre la joven no viola el derecho a ser juzgada en un plazo razonable. Su sentencia está basada en prejuicios y machismo.
Ahora, la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe expedirse por el reclamo de justicia por la inocencia de Cristina Vázquez”, reclaman Asociaciones como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el IP, Abuelas de Plaza de Mayo, Amnistía Internacional, INECIP, ACIFAD, Fundación Mujeres por Mujeres, AMPA, la Asociación Pensamiento Penal, la Federación Argentina de Colegio de Abogados, la Asociación de Abogados de Buenos Aires, la Asociación Civil Miguel Bru, el Instituto Nacional de la Mujer y la CTA Autónoma de Misiones.

“Cuando hayan derechos vulnerados estaremos en las calles”

Nora Cortiñas con Marchesini

Nora Cortiñas manifestó ante un auditorio repleto en la Facultad de Humanidades, entre quienes estaba la ministra de Derechos Humanos de Misiones, Lilia “Tiki” Marchesini-, “que lo que pasa con Cristina Vázquez es “terrible y arbitrario. No puede ser que sea acusada y no le permitan expresarse; si del Poder Judicial de Misiones no podemos esperar justicia, entonces insistimos nosotras para que reabran la causa y anulen la sentencia. Tenemos que asumir el compromiso de evitar que se sigan cometiendo errores que son horrores. Estamos hablando de la libertad de una persona que no cometió el delito que le imputan”.
Esta referente de la lucha por los derechos humanos en la Argentina dijo además, conmovida, que Cristina Vázquez “es una mujer que espera justicia y debemos ayudarla; cuando existe una injusticia y arbitrariedad contra cualquier ser humano tenemos que defenderlo; vamos a buscar la manera de que se ocupen de este caso, pedir una entrevista con la Corte Suprema, para decir a los jueces que reabran el expediente y lo lean, que pierdan su tiempo en salvar una vida y que a la brevedad Cristina obtenga su libertad”, reclamó.
La Madre de Plaza de Mayo propuso la realización de una marcha para reclamar la libertad de Cristina Vázquez, a la que prometió sumarse, y celebró el cambio de gobierno: “por suerte se va el neoliberalismo”, dijo, pero advirtió que “cuando haya injusticias y derechos vulnerados, estaremos en la calle como siempre”.
En otro tramo de su exposición recordó el papel de las Madres durante la dictadura militar, que permitió que el mundo se entere que “en la Argentina se torturaba, se desaparecían miles de personas y se apropiaban de los bebés de las cautivas con una parte de la Iglesia Católica como cómplice”.

“La Madre de todas las batallas”

Nora Cortiñas

Nora Morales de Cortiñas, Norita, es psicóloga social, militante de los derechos humanos y se caracteriza por ser una luchadora incansable, al punto que la denominan “la madre de todas la batallas”.
Tiene dos hijos. Uno de ellos, Carlos Gustavo Cortiñas, está desaparecido desde el 15 de abril de 1977, cuando fue detenido en Estación de Castelar, Provincia de Buenos Aires, cuando tenía 24 años. Desde entonces su madre jamás cesó en su pedido de justicia.
“Perder un hijo es siempre una tragedia; pero hay que elaborarlo para no quedar prendida en ese laberinto y ayudar a quienes están en la misma situación. La soledad nunca es buena si se quiere saber la verdad”, expresa.
En esa búsqueda colectiva Nora Cortiñas encontró un nuevo sentido para su propia vida. De esa madre-ama de casa dedicada a su hogar, pasó a ser una Madre de Plaza de Mayo. Por estos días, después de su visita a Posadas, Norita está en Chile como parte de las organizaciones que pusieron en marcha una misión internacional, ante las graves violaciones a los derechos humanos desde el inicio de las protestas en ese país, el 18 de octubre.