“El Grupo de Puebla expresa su solidaridad con el pueblo boliviano, su Presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera y con todos los funcionarios que impulsaron políticas públicas de inclusión social, reducción de la pobreza y la desigualdad y de participación ciudadana. Exigimos a los Órganos Internacionales de Derechos Humanos garantizar el esclarecimiento de los actos de violencia cometidos, el juicio y castigo a los responsables, y el restablecimiento del orden, la paz, la convivencia social y la democracia en Bolivia”, sostienen.

Domingo 10 de noviembre de 2019 (Declaración textual del Grupo de Puebla). Una vez más, la constitución y el Estado de derecho de Bolivia fueron violados interrumpiendo un mandato constitucional. Los graves hechos ocurridos en los últimos días se intensificaron en Bolivia. Fuerzas de la oposición desencadenaron movilizaciones políticas acompañadas de actos de violencia, humillación de autoridades democráticamente elegidas, invasión, saqueo y quema de casas, secuestro y amenazas de familiares para llevar a cabo un golpe de estado y forzar la renuncia del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera, legal y democráticamente elegidos.
Todas las iniciativas de diálogo y negociación ofrecidas por el Gobierno del presidente Evo Morales fueron rechazadas. Las recomendaciones de la OEA de una nueva contienda electoral fueron aceptadas por el Presidente Morales, dirigidas al Parlamento boliviano, incluso con la recomendación de una renovación completa de los órganos electorales y la posibilidad de contar con nuevas candidaturas.
Pero la oposición optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática, abriendo un grave antecedente de un nuevo golpe de estado en la larga historia de interrupciones democráticas en el país. Particularmente grave fueron los comportamientos ilegales e irresponsables de las fuerzas policiales y finalmente, de las propias fuerzas armadas que acompañaron al golpe.
Por todo esto, el Grupo de Puebla expresa su solidaridad con el pueblo boliviano, su Presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera y con todos los funcionarios que impulsaron políticas públicas de inclusión social, reducción de la pobreza y la desigualdad y de participación ciudadana.
Exigimos el respeto a la integridad física de todos y cada uno de los miembros del Gobierno, autoridades locales, militantes, líderes sociales y sus familiares. Es inaceptable la violencia a la que ya muchos fueron sometidos.
Nos solidarizamos con el pueblo hermano de Bolivia en estas horas de sufrimiento y reclamamos la continuidad del proceso electoral transparente y sin restricciones.
Y exigimos a los Órganos Internacionales de Derechos Humanos garantizar el esclarecimiento de los actos de violencia cometidos, el juicio y castigo a los responsables, y el restablecimiento del orden, la paz, la convivencia social y la democracia en Bolivia.
Firmado, 10 de noviembre de 2019 por:
Celso Amorim, Cuauhtémoc Cárdenas, Karol Cariola, Luiz Inácio Lula da Silva, Julián Domínguez, Marco Enríquez-Ominami, Fernando Haddad, Camilo Lagos, Fernando Lugo, Clara López Obregón, Esperanza Martínez, Verónika Mendoza, Aloizio Mercadante, Alejandro Navarro, Carlos Ominami, Gabriela Rivadeneira, Dilma Rousseff, Carlos Sotelo, Jorge Taiana, Carlos Tomada.

¿Qué es el Grupo de Puebla?

El Grupo de Puebla es un foro político y académico integrado por representantes políticos, fundado el 12 de julio de 2019 en la ciudad mexicana de Puebla. Su principal objetivo es articular ideas, modelos productivos, programas de desarrollo y políticas de Estado de carácter progresista.
Está compuesto por presidentes, ex presidentes, referentes políticos y sociales dentro del movimiento socialista y por académicos de doce países de habla hispana.
En julio y durante tres días, más de treinta líderes políticos del mundo se reunieron en el Encuentro Latinoamericano ProgresivaMente, en la Ciudad de Puebla, convocados por la fundación chilena Progresa y la fundación argentina Centro de estudios estratégicos de relaciones internacionales (CEERI).
El Grupo de Puebla tiene 32 integrantes, entre ellos, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y el candidato presidencial del Frente Amplio en Uruguay, Daniel Martínez, además de siete exmandatarios: Ernesto Samper, expresidente de Colombia; José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno de España; Rafael Correa, expresidente de Ecuador; Leonel Fernández, expresidente de República Dominicana; Fernando Lugo, expresidente de Paraguay y Lula da Silva y Dilma Rousseff, expresidentes de Brasil.
También lo integran cuatro excandidatos a la presidencia: Fernando Haddad, exministro de Educación y excandidato presidencial de Brasil; Cuauhtémoc Cárdenas, excandidato presidencial de México y fundador del PRD; Clara López Obregón, excandidata presidencial de Colombia y exministra de Trabajo; y Marco Enríquez-Ominami, excandidato presidencial de Chile.