El presidente del bloque de diputados de la UCR, Javier Mela, salió hoy al cruce de las voces del partido que predicen prontas rupturas de Cambiemos argumentando que la nominación de Patricia Bullrich como presidenta del PRO anuncia la bolsonarización del macrismo. “Es un espacio que expresa el mandato del 40% de la sociedad para asegurar un equilibrio republicano”, sostiene para reafirmar el compromiso con la democracia. Adelantó que ante escenarios conflictivos garantizarán la gobernabilidad, no sólo en la Nación sino en Misiones y del federalismo. Respondió con ironía a quiénes piden pureza doctrinaria en JxC cuando en el FdT conviven desde Grabois a Gildo Insfrán.

Martes, 26 de noviembre de 2019. El presidente del bloque de diputados de la UCR, Javier Mela, salió hoy al cruce de las voces del partido, caracterizadas como “alfonsinistas” que, en el orden nacional, predicen prontas rupturas de Cambiemos argumentando que la nominación de Patricia Bullrich como presidenta del PRO anuncia una derechización del macrismo.
“Vamos a seguir sosteniendo el espacio que obtuvo en las urnas un respaldo significativo de la sociedad”, afirmó el diputado que, desde el Bloque, es el radical que tiene el cargo de mayor representatividad institucional de la Provincia.
Entre los alfonsinistas que pronostican el fin de la coalición se encuentra el dirigente Miguel Ponce. En declaraciones en Buenos Aires sostuvo que “con la definición de Patricia Bullrich como presidenta del PRO claramente el radicalismo no tiene nada que hace en el proceso de bolsonarización y derechización que consolida un proyecto conservador y de derecha como es el que encabeza.”
Mela le restó gravitación a esas declaraciones que consideró responden a voces que no tienen influencia en el partido y reveló que en la Convención de Parque Norte lo vio a Ponce entre los treinta dirigentes que gritaban en contra de la conducción partidaria. Pero además, subrayó que la UCR no opina ni se inmiscuye en la vida interna del PRO. Así y todo rescató la trayectoria de Bullrich y su gestión al frente del Ministerio de Seguridad.
Bullrich será la próxima presidenta del PRO cuando termine el mandato de Humberto Schiavoni que por las normas que rigen la vida interna del partido no está habilitado a un nuevo mandato. Si los tiempos de Schiavoni fue de construcción ya que inició su gestión cuando el PRO era meramente un partido municipal y deja como legado su presencia en todos los distritos con un perfil neo-desarrollista, la gestión de Bullrich, que también se iniciará desde la oposición enfrenta el desafío de una nueva etapa, de consolidación, no sólo del partido sino de la alianza, fundamentalmente con la UCR.
Aunque resta la formalidad de las elecciones internas, en las que habrá una sola lista, la nominación de Bullrich por parte de Mauricio Macri, obtuvo el consenso de los presidentes de distritos y la mesa de conducción del PRO reunidos el viernes pasado.
A lo que se preguntan por qué Bullrich, desde el PRO de Misiones invierten el razonamiento y preguntan por qué no Bullrich: “es mujer, hizo una buena gestión, es un peso pesado y tiene consenso interno además de la confianza de Mauricio Macri”.
Es en este contexto que Mela rescata la naturaleza de Juntos por el Cambio que insiste expresa a un 40% de la sociedad argentina y el 33% de la sociedad misionera y con predicamento en las ciudades como Posadas, Oberá o Puerto Rico, entre otras.
“Tenemos 9 diputados, dos nacionales y un senador además de más de 60 concejales”, subraya para poner sobre la mesa la densidad de la representación ciudadana que tiene JxC para recordar que separados como oferta electoral les fue mal en las elecciones.
En reflexiones formuladas en una charla informal con nuestros cronistas, Mela admite que la Alianza está integrada por partidos con miradas heterogéneas, pero que en la convivencia en los últimos años se fue produciendo un equilibrio en la acción referenciada en una agenda en común.
Refuta también el pronóstico de Ponce y otros alfonsinistas con el ejercicio de la mirada espejo. Mientras se le pide pureza doctrinaria a JxC, Mela devuelve la imagen del Frente de Todos. “¿Quién se puede escandalizar por la integración de nuestro Frente y no se escandaliza con el Frente que integran Grabois, Gildo Insfrán, Massa y Cristina, todos referenciados con el Papa?”, ironiza.
En consideración de escenarios futuros mediatos y la posible y probable frustración popular por las expectativas que despierta la Presidencia de Alberto Fernández y una dura como Bullrich en la Presidencia del PRO, Mela descartó de plano actitudes golpistas como se deslizaron en la prensa. “JxC tiene un compromiso indiscutible con la democracia”, enfatizó para agregar que ante cualquier escenario conflictivo, en la Nación y en la Provincia trabajarán para sostener la gobernabilidad.
Ya en el abordaje de cuestiones netamente provinciales, adelantó que JxC Misiones está decidido a defender en las instituciones los intereses de la provincia. No descartó en ese sentido que el gobierno peronista como es su práctica más allá del discurso termine concentrando recursos en el Ejecutivo nacional. “Hemos visto como el peronismo disciplina a los gobernadores con la caja”, dijo para adelantar que Cambiemos no dudará en defender los avances del federalismo que –aseguró- se produjeron durante el gobierno de Macri.
Insistió que hay un mandato del 40% de la sociedad que hay que preservar institucionalmente como garantía de equilibrio republicano para poner paños fríos en las disputas por el liderazgo de la oposición. Reconoció que Macri como ex presidente es un referente insoslayable, pero destracó que existen también otros liderazgos, pero será la práctica política, en al menos los próximos seis meses los que irán definiendo las referencias de JxC.