Teresa Parodi y Ana Prada pasaron por el escenario del Festival Nacional de la Música del Litoral. En conferencia de prensa, hablaron de la situación política de América Latina y de las esperanzas puestas en el Gobierno de Alberto Fernández. Rechazaron la vuelta de la derecha y rescataron el papel de los artistas como voceros del pueblo.

Texto y fotos de Patricia López Espínola.

Jueves 5 de diciembre de 2019. “Amo a esta provincia porque influyó mucho en mi canción y siempre es un placer volver”, dijo la cantora y compositora Teresa Parodi quien, junto a la uruguaya Ana Prada -con la que grabó el disco “Y qué más”, actuaron en el Festival Nacional de la Música del Litoral. Teresa recordó el lazo emocional que mantiene con Misiones, un lugar muy especial para ella desde cuando trabajó como maestra rural en Eldorado y en Puerto Delicia en 1967, y después vivió un tiempo en Posadas con su familia.
Destacó de Misiones su riqueza cultural extraordinaria que continúa en permanente ebullición. “Las mezclas que se dieron acá son muy interesantes y musicalmente está emparentada con mi tierra –Corrientes- y con otras formas musicales que la enriquecen”.
La diferencia que existe entre Misiones y Corrientes son las mezclas de inmigrantes que habitaron la tierra colorada. “Las tengo muy presentes de cuando trabajé en la Picada Suiza en Eldorado. En esa colonia tenía la mitad de las familias que hablaban en alemán y la mitad en guaraní, porque había paraguayos, misioneros, correntinos y mbya guaraní”, recordó, conmovida.

El río y la naturaleza, asociadas a la infancia

 

Parodi Prada 4Ana Prada estuvo por primera vez en Misiones pero se siente parte de la Mesopotamia porque es del litoral uruguayo y como la música no tiene fronteras, “es un placer conocer este lugar”. Para la artista, Uruguay y Argentina son hermanos y su país, “tranquilamente podría haber formado parte de la Argentina ya que éramos una sola Nación y las músicas son regionales”
Marcada por los pasajes de su infancia, asoció los lugares del litoral que la marcaron a las letras de sus canciones: “a la hora de escribir y tratar de poner emoción en las letras que canto, siempre me remiten al río, a los paisajes no tan exuberantes porque en mi Paysandú natal es un poco más discreta la naturaleza que existe en Misiones, y eso le imprime otra textura al estar en esta tierra”, dijo la joven.

“El golpe de Estado en Bolivia nos afecta a todos”

parodi Prada 3

Vivir en Eldorado fue, para Teresa, quizás una de las experiencias más importantes al punto que cambió su vida y su mirada “para siempre. Aprendí a mirar dentro de lo más profundo de la Argentina y después, todo mi trabajo, fue tratar de registrar eso en las canciones, hasta las historias verídicas”.
A la autora de Pedro Canoero le duele “ese golpe de Estado en Bolivia que nos afecta a todos los pueblos del mundo. Es inaceptable lo que está sucediendo, y lo rechazamos con todo el corazón y las fuerzas, como argentinos que somos2, definió, para calificar a lo que pasa en Chile como “pavoroso. No puede ser que haya alguien que pueda dar la orden de disparar a las personas; es algo inhumano. Es casi como una metáfora terrible, sólo por decir que están en contra de una política que dejó afuera a mucha gente. En la Argentina padecimos estas políticas en los últimos cuatro años y vivimos situaciones límites, gravísimas, pero pudimos revertir nuestra historia por el voto popular”.
En países como Chile y Colombia el pueblo que sufre sale a la calle para echar a sus gobiernos neoliberales y a gritar que no va más. “Es inconcebible que un gobierno democrático utilice las armas y desate una violencia desenfrenada. En el caso de Bolivia no hay respeto por la cantidad de Naciones que habitan en su territorio y la dignidad que al pueblo le puede ser devuelta solamente por un Presidente que pertenece a una de esas Naciones”, expresó.
Ese golpe de Estado en Bolivia “nos lleva medio siglo para atrás, a un tiempo que pensamos que nunca volvería. Y nos deja con el alma en vilo, con una gran preocupación por el futuro. Pero los artistas siempre estamos en los momentos críticos y la forma que tienen los pueblos de hablar de sí mismos, es a través de sus artistas. Por eso no sorprende que nos plantemos desde los escenarios a defender la libertad y la dignidad. Por eso confiamos en el gobierno de Alberto Fernández donde uno sus ejes será la cultura y la educación”, dijo la correntina.

También “Bolsonaro nos retrotrae”

Parodi prada 1

Las dos mujeres, Teresa y Ana, también recordaron al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, como un referente de la derecha que da vueltas por el mundo y que quiere anclar en el continente, “con una estrategia que lo vuelve peligroso, a cargo de uno de los países más ricos del mundo pero incapaz de preocuparse -por ejemplo- del Amazonas pero si con conceptos retrógrados que parecían superados por la humanidad. Este hombre vuelve con un discurso discriminatorio, ofensivo para los hombres, para las mujeres, para los negros, para los homosexuales; una etapa totalmente superada pero que vuelve con el discurso de este hombre. Como lo de Bolivia, que vuelven con la Biblia y la virgen para decir que la Pachamama es diabólica. Somos artistas del campo popular y no podemos dejar de marcar esto, compartiendo la lucha en la defensa de la democracia que tanto nos costó conseguir”, aseveraron las artistas populares.

La apropiación cultural busca cambiar la matriz de los pueblos

Para Teresa Parodi la apropiación cultural busca cambiar la matriz cultural de los pueblos. Y en estos cuatro años en la Argentina “muchos nos refugiamos en la cultura porque necesitábamos tener esos lugares para encontrarnos con nosotros mismos, con nuestras raíces y nuestra manera de pensar el pueblo. Vivimos momentos muy duros, tristes como el desempleo, la supresión de derechos, el hambre de millones de personas, y estuvimos resistiendo. Por eso tengo fe en lo que viene, porque tenemos memoria. Al principio será duro; pero debemos estar atentos a lo que nos pasó y que por delante hay una tarea maravillosa. Somos conscientes de los problemas, porque con Bolsonaro en Brasil; (Sebastián) Piñera en Chile y ahora (Luis) Lacalle Pou en Uruguay, será muy difícil el diálogo y crecer juntos”.
En la mirada política, enfatizó lo de “mirarnos más en el espejo de los pueblos originarios que se mantienen vivos hoy con su lengua y su cultura, porque se refugiaron en ella y no abandonaron seguir decidiendo quiénes son”, aseveró Parodi.

“Es terrible” la vuelta de la derecha a Uruguay

Parodi prada 2

Ana Prada lamentó que después de 15 años del gobierno del Frente Amplio gane las elecciones una coalición de derecha. Es terrible que los Partidos que votaban separados se hayan unido contra el Frente Amplio. “Y en realidad el país nunca estuvo mejor. Junto con Bolivia es uno de los países de Latinoamérica y del mundo con mejor distribución de la riqueza en estos últimos 15 años. En 2005 Uruguay tenía un 40 por ciento de pobreza y ahora estamos en un 8 por ciento. Por supuesto que hay mucho por hacer: gente durmiendo en la calle y problemas como los que ocasionan las drogas. Pero no hay una sola escuela en Uruguay que no tenga luz eléctrica que no significa solo prender la lamparita sino contar con una heladera para que no se pudran los alimentos que comen los niños y niñas; la escuela rural en Uruguay va de 10 a 15 horas y almuerzan con control de nutricionistas, con clases de inglés por computadora: cambiamos la materia energética y ahora dependemos de los molinos de viento y de las energías renovables. Ya no dependemos de una central donde gastábamos tres millones de dólares por día. Se cambió muchísimo y no sólo económicamente sino también culturalmente”.

“Nos ganaron la batalla cultural”

Ana Prada opinó que se trabajó mucho; pero que evidentemente no fue suficiente. “Hay algo que no aprendimos, que no hicimos bien, y quizás por eso la historia nos castiga.
También creo que fuimos víctimas de los medios de comunicación, y las democracias se basan en la capacidad crítica de las personas, porque hay que preocuparse por el otro, por la política, el proyecto del país.
Si todo eso importa y tenemos el derecho al voto obligatorio como sucede en Uruguay, la democracia debe ser acompañada por educación y un bagaje cultural; la reafirmación de nuestras raíces, la región, la cultura y nuestra América Latina.
Cuando eso no conforma a los medios y el gobierno trabaja en detrimento de lo que hace pensar a las personas, en definitiva nos ganaron la batalla cultural. Por eso hay que hacer una gran autocrítica y pensar para adelante. Duele, pero hay que seguir luchando”, manifestó la cantante uruguaya.