Misiones cerró los parques turísticos y suspendió las actividades públicas que conlleven aglomeraciones de personas. Desde el viernes, suspendió las clases en todos los niveles educativos que dependen de la Provincia. La Nación definirá esta tarde noche si suspende las clases y ordena una suerte de cuarentena preventiva en todo el país.

Domingo 15 de marzo de 2020. El Gobierno nacional analiza suspender las clases en todo el país como una medida para frenar el avance del coronavirus que, al igual que en el resto del mundo, cada día se registran nuevos casos también en el país: hasta el sábado fueron 45 casos positivos en la Argentina.
En Misiones, el jueves anunciaron el cese de las actividades escolares en todos los niveles que dependen del sistema educativo provincial como una medida más relacionada con la propagación del dengue, un flagelo que afecta a toda la región, pero también enmarcado en las acciones que buscan minimizar el impacto del coronavirus en la provincia.
En este sentido, el Gobierno de Oscar Herrera Ahuad avanzó con el cierre escolar y la suspensión de toda actividad pública que signifique aglomeraciones de personas y cerró los principales paseos turísticos de la provincia: los parques provinciales permanecerán cerrados hasta que se alivie la situación. De a mina manera, las autoridades de Parques Nacionales –que depende del Gobierno nacional- cerró el ingreso al Parque Nacional Iguazú, el más importante del país, como medida preventiva.
El viernes, el Gobernador misionero reclamó a los ministros nacionales del Interior, Wado de Pedro, y de Seguridad, Sabina Frederic, un refuerzo sanitario para las áreas de fronteras, en el marco de la recorrida que ambos funcionarios nacionales realizaron por los principales pasos fronterizos del país, entre ellos, Puerto Iguazú.
Herrera Ahuad solicitó ayuda a partir de la gran cantidad de ingresos migratorios al país a través de las fronteras misioneras que en su gran mayoría se atienden en el sistema sanitario público. En ese sentido, “prácticamente nos transformamos en un país diferente”, graficó.

“Parar el país”

El presidente Alberto Fernández definirá en la tarde de este domingo 15 de marzo si suspenden las clases en todos los niveles educativos del país frente al avance del coronavirus y analiza la posibilidad de ordenar una cuarentena obligatoria para todos los ciudadanos.
Los anuncios se realizarán al término de la reunión que comenzará hoy domingo, a partir de las 17, en la Residencia Presidencial de Olivos.
“Todos los científicos nos dijeron que no era conveniente suspender las clases en la escolaridad primaria y secundaria porque el grado de infección en esos chicos es muy bajo. ¿Dónde quedan los chicos si los padres se van a trabajar? Con los abuelos, que son la capa etaria más vulnerable a la enfermedad. Ahí, los especialistas recomendaron seguir con las clases y hacer monitoreo diario para ver a qué velocidad crece la pandemia”, dijo el Presidente durante una entrevista con Radio 10 de Buenos Aires.
Consciente de lo que impica parar el país, Alberto Fernández dijo que ante esa complejidad, analizan al menos “parar la circulación durante diez días. No salir de casa, minimizar la salida. Lo ideal sería parar todo por una cantidad de tiempo. Ahí garantizamos que los padres se queden con los chicos. Si no, los chicos quedan con sus abuelos o en las calles. Si paro todo, se para todo. La producción, el consumo… Es meterle un freno a la Argentina. Creo que nos ayudaría mucho. El virus circula porque nosotros circulamos. Lo llevamos, lo expulsamos. Todas estas cosas hay que cuidarlas”, reflexionó.

“Habrá consecuencias”

Por otra parte, Fernández aseguró que su Gobierno será “inflexible” con quienes no cumplan con la cuarentena después de llegar a la Argentina de un país afectado por la pandemia del coronavirus: “no es mano dura, es protección”.
“Paremos la Argentina durante diez días y quedémonos en casa, evitemos la circulación. Hasta acá todos los casos que tenemos son importados, sólo dos casos son de contacto estrecho con alguien, pero que también vino del exterior. Si eso es así, entonces paremos durante diez días, algo que no cause mucho daño económico, porque cuanto antes frenemos esto, menos riesgoso será el invierno”, dijo.
También aseguró que siguen “trabajando igual” en materia económica con el ministro de Economía, Martín Guzmán, respecto a la situación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional y también a la economía en general, ya que asumió que “el cambio de escenario con el coronavirus”, con gente que debe quedarse en su casa, “hace que la recesión se profundice” y haya que “buscar mecanismos de compensación”.
Admitió que el Gobierno está “analizando la posibilidad de hacer un corte” y “tomar una serie de medidas para que cada uno se quede en su casa” para evitar la circulación del virus y remarcó que “la idea está avanzada, pero estamos esperando el momento” debido a las consecuencias económicas.
“Si logramos que en una semana entera la gente se quede en su casa el virus no circularía, pero eso tiene consecuencias económicas”, admitió.