El Presidente anunció la medida después de la reunión en la que analizó los pasos a seguir para frenar la propagación del virus: supensión de clases hasta el 31 de marzo; cierre de fronteras para extranjeros y suspensión de actividades multitudinarias.

Domingo 15 de marzo de 2020. El presidente Alberto Fernández anunció minutos antes de las 20 de este domingo la suspensión de las clases, el cierre de fronteras y la disposición de licencias para mayores de 65 años, como algunas de las medidas para detener la propagación del Covid-19. Fue tras la reunión con sus ministros en la residencia de Olivos, acompañados por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Larreta.
“Vamos a suspender las clases hasta el 31 de marzo pero las escuelas no van a estar cerradas. Atenderán las otras funciones como las relacionadas con los alimentos de los alumnos” dijo el Presidente, al anunciar medidas que buscan que el virus no se convierta en autóctono. Hasta ahora los casos son contagios en el extranjero”, explicó, para recordar que este problema, dinámico, se está desarrollando en forma virulenta en todo el mundo.
“Ganar tiempo es muy importante. Así podemos administrar la cuestión sanitaria”. La suspensión de clases se tomó en función de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a tomar “medidas drásticas para atacar en conjunto todo lo que se pueda, para impedir la proliferación del virus”, dijo Fernández.
“Tomamos la decisión de suspender las clases desde mañana hasta el 31 de marzo. Lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de los alumnos y del virus. Que no se dicten clases no significa que las escuelas estarán cerradas. Por 14 días los alumnos no tendrán clases”, dijo, para analizar después de esa fecha la situación y tomar nuevas medidas. “Por ahora se suspenden las clases y se cierran las fronteras de la Argentina por 15 días”, sostuvo.
Respecto a las Universidades, que son autónomas, dijo que estas toman sus propias decisiones pero entiende que tiene “más lógica suspender las clases”.
Respecto a los precios, este lunes habrá anuncios para frenar la remarcación: “la Argentina de los vivos se terminó. Vamos a actuar con lo que nos permite la Ley. No debe haber temor al desabastecimiento”, dijo finalmente.