Desde las principales confederaciones empresariales denuncia que los bancos no cumplen con la cobertura de los cheques y exhortan medidas del Banco Central para garantizar la supervivencia de las Pyme. Piden más rigor en los controles por parte del Estado.

Jueves 9 de abril de 2020. La inacción del sistema financiero argentino sigue siendo foco de denuncias y cuestionamientos. La Confederación General Económica Argentina (CGE) y la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGRA) exigen que los bancos definan su accionar respecto a los cheques diferidos de las pequeñas y medianas empresas (Pyme) que tienen en su poder. En un comunicado aseguran que rechazaron el 25 por ciento de los cheques, que constituyen un 45 por ciento de los montos.
Las confederaciones piden que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emita nuevas resoluciones y disposiciones, sin dejar de exigir y controlar el cumplimiento de las vigentes, para garantizar el pago de salarios y no cortar la cadena de pagos. “Si desde el próximo lunes abren sus puertas al público, los bancos tendrán masiva presencia de empresarios solicitando el auxilio urgente a los problemas económicos que dejó la cuarentena obligatoria”, declaró Marcelo Fernández, presidente de CGERA, quien sostiene que el presidente Alberto Fernández “cuenta con el apoyo de nuestras cámaras y entidades para tener la mayor dureza con los bancos que le den la espalda a las Pyme”.
Por su parte Roberto Marquinez, presidente CGE, advirtió que desde su Confederación están convencidos que esta crisis presenta la oportunidad histórica para reconstruir la Argentina, “lejos de mezquindades, egoísmos, grietas sociales e ideológicas, improvisaciones y carencia de visión estratégica; sin embargo los bancos siguen con la actitud egoísta de ponerle palos a la rueda de la economía empujando a las Pyme a su desaparición y sin Pyme no hay país posible”, expresó.
Marquinez pidió, “ante la gravísima situación que vive la Nación”, que el presidente Alberto Fernández “convoque a todos los sectores representativos de la actividad económica, con el convencimiento de que el diálogo constructivo es prioritario y vital”.
Las ganancias de los bancos
En el comunicado difundido en conjunto por las entidades detallan las ganancias que tuvieron los bancos durante los últimos dos años y sobre esa base demuestran que el sector financiero tiene los recursos para contener al sector productivo argentino, realidad que no se está dando según los empresarios.
Los bancos ganaron 325.000 millones de pesos en 2018 y 800.000 millones de pesos en 2019 a través de las colocaciones de Leliqs con tasas al 80%. Las entidades bancarias poseen actualmente 1,3 billones en Leliqs, que no quieren desarmar.
En intereses por la financiación de las tarjetas de crédito tienen ganancias de 600.000 millones de pesos, en el marco de las tasas de financiación de hasta 120 por ciento. En préstamos personales las cifras llegan a los 700.000 millones de pesos. Es decir que con la sumatoria de Leliqs, intereses de tarjetas y préstamos personales el monto en poder de los bancos podría suponer un holgado margen para contener la crisis económica desatada en el sector productivo.

 

 

 

foto: Bloomberg