El Presidente lo afirmó desde la Residencia de Olivos, tras una reunión que mantuvo con gobernadores y el jefe del gobierno porteño, Rodríguez Larreta, para interiorizarlos de la oferta que realizará Argentina para reestructurar la deuda externa.

Jueves 16 de abril de 2020 (Télam y Redacción). El presidente Alberto Fernández pidió a gobernadores y legisladores del oficialismo y de la oposición que se muestren “unidos” detrás de la propuesta del gobierno a los acreedores externos, de la misma manera que se exhibieron en la batalla contra el coronavirus.
“Lo que más necesitamos ahora es que, así como estamos unidos contra la pandemia, estemos unidos a la hora de resolver el problema de la deuda”, dijo Alberto Fernández en un mensaje luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, diera los detalles de la propuesta de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera.
El presidente estuvo acompañado de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; el ministro Guzmán; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta; y el jefe de la cámara de Diputados, Sergio Massa.
Siguieron el discurso los gobernadores de distintas provincias y diferentes signos políticos, algunos de forma presencial y otras de manera virtual, a través de teleconferencias.
El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, a través de su red social en Twitter, escribió: “Ahora en Olivos acompaño al presidente Alberto Fernández en la presentación del ministro Martín Guzmán. El Presidente firme sin ocupar la pandemia como una oportunidad para negociar la deuda sino con el mensaje claro. Primero reactivar, producir y pagar”, publicó.
Ese llamado a la unidad fue el mensaje fundamental que dio el jefe de Estado, ya puesto a prueba en la lucha contra el coronavirus, y ahora nuevamente en la víspera de la presentación formal de la propuesta argentina a los acreedores externos.
“Mañana será un día definitorio para la Argentina porque van a saber lo que la Argentina está en condiciones de pagar y cumplir”, dijo el presidente.
Agregó que se propusieron “con Cristina (Kirchner) Martín (Guzmán) y todo el gobierno un sendero que era pedirle al FMI que viera y auditara la realidad de la economía argentina”.
“Así fue como el FMI dijo en algún momento que la deuda era insostenible en la Argentina, deuda sostenible para nosotros es una que no postergue a la Argentina, que se pueda pagar sin postergar las necesidades que la Argentina tenía en diciembre y que se han incrementado a partir de toda la debacle que ha generado la pandemia”, aclaró el jefe de Estado.
Consideró que “tal vez esta sea la oportunidad para empezar a construir otro país, un país más justo, más solidario y más igual, un país realmente más federal”.
Entre los gobernadores que escucharon el mensaje estaban el de Santa Fe, Omar Perotti; de La Rioja, Ricardo Quintela; Catamarca, Raúl Jalil; Mendoza, Rodolfo Suárez; Córdoba, Juan Schiaretti; y Jujuy, Gerardo Morales.
Además, estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García; el diputado y titular del bloque Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner; y el senador y ex canciller Jorge Taiana.
Otros gobernadores escucharon el mensaje del Presidente a través de videoconferencia, como fue el caso del bonaerense, Axel Kicillof, quien en una entrevista radial dijo que “por una cuestión de responsabilidad” no asistirá al acto, ya que el viernes pasado concurrió a un hospital en la localidad de San Martín donde se confirmaron 15 casos de coronavirus.
Aclaró que, aunque no presenta síntomas, se sometió a una prueba para confirmar no haberse contagiado.
Los gobernadores, según fuentes oficiales, no estaban al tanto de la propuesta, sino que la conocieron en el momento en que, minutos antes que diera su mensaje el Presidente, la explicara el ministro de Economía.
La propuesta incluye “un período de gracia” de tres en el que no se pagará capitales ni intereses “por tres años”.
También una quita del 62 por ciento sobre los intereses y del 5,4 por ciento en el capital.
El presidente Alberto Fernández aseguró que la negociación con los acreedores fue llevada adelante “con la misma buena fe” que hubo desde el principio, pese a la pandemia del coronavirus, y reafirmó que Argentina “no aprovechó esa coyuntura mundial para dilatar la solución al problema”.
Dijo también que “no quedó nada del país del 1 de marzo”, cuando dio su mensaje ante la Asamblea Legislativa, pero aseguró también que lo que se está comprometiendo el país es a “cumplir”.
“A lo que nos estamos comprometiendo hoy es lo que Argentina va a poder cumplir, no estamos firmando cheques en blanco. Fue un trabajo hecho muy a conciencia. Necesitamos que estemos unidos a la hora de responder al tema de la deuda, así como frente al coronavirus”.
En ese marco, expresó su esperanza de que la crisis a la que llevó la pandemia represente a futuro “una oportunidad de barajar y dar de vuelta” para que no haya tanta desigualdad en Argentina, y construir un país que contenga a todos y que sea solidario con todos.

deuda03