Domingo Paiva, secretario general del Soime, advierte que en medio del parate por el aislamiento obligatorio, algunos madereros atemorizan con posibles desvinculaciones, pese a la reactivación temprana del sector.

Jueves 23 de abril de 2020. El secretario general del Sindicato Obrero de la Industria de Eldorado (Soime), Domingo Paiva, fue muy duro con aquellos empresarios que “ponen como excusa la cuarentena por el coronavirus y asustan a sus trabajadores con posibles desvinculaciones” y celebró, por otra parte, que el sector maderero se está reactivando.
Por ahora, le parece prematuro hablar de crisis preventiva de empresas y anticipó que el gremio solicitará al Gobierno de Misiones créditos blandos y reducción de un 50 por ciento en el costo de la energía para los trabajadores.

-¿Cuál es hoy la situación del sector maderero vista desde el Sindicato Obrero de la Industria Maderera de la zona -abarca los departamentos de Eldorado, Montecarlo, San Pedro y General Belgrano)?
-Hay una situación real y una virtual. Las empresas madereras comenzaron a trabajar al cien por ciento con los protocolos de seguridad correspondientes. Sólo no lo hicieron aquellas empresas que venían con problemas, es decir las que están en crisis -algunas empresas de terciado y aserradas de la zona de Montecarlo-. Las demás están trabajando muy bien, incluso las que estaban exportando comenzaron a trabajar semanas anteriores. Respecto a la virtual, me refiero a aquellos empresarios que aprovechan la situación y atemorizan a los trabajadores. Dicen una cosa y hacen otra reitero con tal de asustar al operario.

-¿De qué forma aprovechan la situación los empresarios?
-La cuarentena recién lleva 30 días y varios empresarios ya quieren presentar la crisis preventiva de empresa. De esta forma atemorizan a los trabajadores cuando sabemos que están trabajando muy bien y que sólo pararon un par de días y que por esos días de parate ya plantean que no pueden pagar en tiempo y forma los salarios

-Los empresarios madereros plantearon que en marzo pudieron pagar las quincenas y que el problema se les ocasiona en el mes de abril. Según usted los empresarios estarían faltando a la verdad…
-En abril cuando los empresarios puedan materializar los beneficios que otorgan los Gobiernos nacional y provincial no tendrán inconvenientes en abonar los salarios, por eso es prematuro hablar de crisis preventiva de empresas; si el empresario recibe dichos beneficios solo aportará entre el 30 y 40 por ciento de los salarios. Estamos viendo, a la vez que si otras provincias que son consumidores de nuestros productos terminados no abren el abanico de trabajo, habrá complicaciones.

-¿Hubo reducciones de personal?
-No. Por ahora no se produjeron despidos.

-Trascendió que el Soime tiene previsto solicitar que el Gobierno provincial vea la posibilidad de otorgamiento de créditos a los trabajadores a tasas cero o subsidiadas…
-Así como al empresario se le está dando préstamos blandos para el pago, pro ejemplo de servicios, nosotros solicitaremos al Gobierno provincial que se otorguen préstamos del mismo tenor a los trabajadores. El importe no debe superar un salario y medio. Hay un porcentaje de trabajadores que están en situación de crisis porque venían golpeados debido a que las empresas en las que trabajan les están pagando con demoras o reduciendo la cantidad de horas laborales. También solicitaremos un descuento del 50 por ciento en el pago de las facturas de servicios.