El comercio encarnaceno está en terapia intensiva, anuncian o denuncian los comerciantes de Encarnación. Hace unos días, pidieron a través de una reunión virtual que abran las fronteras y principalmente que abran el puente Internacional San Roque González de Santa Cruz.

Los comerciantes paraguayos quieren reabrir las fronteras. Les interesa, acá en la región, recuperar a los compradores argentinos de Posadas y a los brasileños de Foz de Iguazú y del Guairá. Es que ese comercio que creció para posicionarse como una de las economías informales más grandes del mundo necesita de sus compradores vecinos.
El comercio encarnaceno está en terapia intensiva, anuncian o denuncian los comerciantes de Encarnación. Hace unos días, pidieron a través de una reunión virtual que abran las fronteras y principalmente que abran el puente internacional San Roque González de Santa Cruz.
Necesitamos venderles a Posadas, admiten y reclaman. Quieren que con el puente abierto, las autoridades de ambos países acepten la venta online y la entrega por delivery, con motosmandados, cumpliendo con los requisitos sanitarios. Podemos entregar la mercadería en la cabecera del Puente, proponen.
El gobernador misionero Oscar Herrera Ahuad se plantó ante este pedido y dijo que no. El Gobernador de Itapúa, Juan Alberto Schmalko, trató de convencerlo tanto como al canciller argentino Felipe Solá con argumentos económicos, sociales, culturales, familiares.
Misiones va a seguir preservando la salud. Va a seguir restringiendo la mayoría de las actividades que faciliten la circulación del virus y también avanza, con cuidado, con la apertura de actividades donde no aparecen riesgos. Abrir el puente o las fronteras no está en la agenda inmediata.
Si, es cierto que Posadas y Encarnación son ciudades hermanas por cercanía, por tradición y por cultura. De hecho, la ciudad de Encarnación fue fundada de este lado de la orilla, donde hoy se asienta Posadas y trasladada a la orilla de enfrente para poner al río como barrera de los ataques de los bandeirantes y buscadores de esclavos de las coronas. Roque González fundó aquella ciudad Nuestra señora de la Encarnación de Itapúa, de este lado y después, esta ciudad nuevamente acá, con los nombres de Trinchera de Itapúa o Trinchera de los Paraguayos o Trinchera de San José, o Rinconada de San José, quién sabe, donde habían quedado los corrales del ganado.
Desde entonces el ir y el venir es una práctica que ejercemos hace más de 400 años, interrumpida ahora por la pandemia.
En Paraguay están preocupados por el impacto económico que produjo el cierre de frontera desde marzo, cuando las naciones se aislaron por los contagios de coronavirus. El 80 por ciento del comercio de esa ciudad se sostiene con Posadas. En los últimos cuatro meses cerraron entre el 70 y el 90 por ciento de los locales de esa ciudad y para revertir necesitan que el Gobierno paraguayo invierta cerca de 100 millones de dólares. Y que abran las fronteras. Y venderle a la Argentina.
Economistas de Paraguay y el propio ministro de Hacienda de Misiones Argentina, Adolfo Safrán, coinciden que el cierre del paso internacional retuvo en Posadas, en Misiones, unos 5,6 millones de pesos, dinero que no ingresó al circuito comercial encarnaceno. Pero los paraguayos ahora también esgrimen que la apertura total del puente beneficiará también a Posadas “porque el cambio favorece que los paraguayos crucen a comprar mercaderías a Posadas”.
Si los posadeños cuadruplicaron las ventas con el cierre, con este cambio que ahora favorece a Paraguay van a octuplicar sus ventas, aseguran.
Encarnación tiene unos 7200 comercios y esta situación a causa del aislamiento preventivo y obligatorio dejó a unos 5.000 empresarios y empleados del sector sin trabajo, a los que hay que agregar, aseguran, a los cuentapropistas como paseras, taxistas, mototaxistas, vendedores ambulantes.
Por ahora, Itapúa insiste y Misiones no quiere. Está por encima de ese intercambio económico la cuestión de la salud. Por ahora, el comercio posadeño tampoco quiere, pero si el cambio sigue como va, acá muy pronto, comenzarán con los mismos planteos.