El asesinato de dos niñas por parte del Gobierno paraguayo y el uso que hizo la derecha de los vínculos con el EPP tiene el propósito de deslegitimar reclamos campesinos sin tierra. Washington pretende instalar una base militar en la zona. La senadora paraguaya Esperanza Martínez aseguró a Misiones Plural que el Frente Guazú y Fernando Lugo “nunca apoyaron al EPP” y que Abdo Benítez es funcional a Cartes y a Trump.

Viernes 18 de septiembre de 2020. “El Gobierno de Mario Abdo Benítez es funcional a Horacio Cartés y Donald Trump. Es un Gobierno débil que sin el apoyo de ellos hubiera caído constitucionalmente”, afirmó la senadora paraguaya Esperanza Martínez, una de las personas de mayor confianza del ex presidente y actual senador Fernando Lugo.
El Frente Guazú, que lidera Fernando Lugo, se despegó totalmente del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) cuando Myrian Villalba -mamá de la niña Lilian, asesinada por el grupo militar de élite- sostuvo que Lugo fue quien acompañó al movimiento campesino cuando era obispo y luego presidente, durante la conformación de este grupo que se abrió del expresidente Lugo cuando este promulgó, en 2010, la Ley Antiterrorista.
“Nunca el Frente Guazú ni el expresidente Fernando Lugo, ni siquiera cuando ejercía como obispo, apoyó al EPP. Es una acusación que se instaló después del golpe parlamentario de 2012 y para deslegitimizar la presentación de Lugo en los comicios de 2013 como candidato a Senador. Inclusive en 2018 nos presentamos ante la Fiscalía Nacional para denunciar los atropellos del EPP y la supuesta vinculación que se nos hizo con este grupo terrorista”, explicó la senadora Martínez.
La legisladora explicó a Misiones Plural que Fernando Lugo fue obispo en la zona de San Pedro, “donde opera esta fuerza delictiva, pero no tuvo vinculación alguna con sus integrantes”.

-Cuando el entonces presidente Lugo promulgó la Ley contra el Terrorismo de Estado, ¿el EPP, molesto, fue uno de los que actuaron para su derrocamiento en 2012?
-No. El golpe parlamentario de 2012 fue preparado por la oligarquía empresarial ligados con los sectores políticos paraguayos. El EPP es un grupo relativamente pequeño que a pesar de que opera hace más de 20 años, actúa en uno o dos departamentos de la zona norte, sin fuerza política como para contribuir en ningún tipo de derrocamiento político.

-¿Cree que los reclamos justos que llegan a extremos de violencia terminan haciéndole el juego a la derecha? Le pasó al expresidente Salvador Allende en Chile. Si el EPP no fue responsable del derrocamiento, ¿contribuyó a crear un clima destituyen de ese Gobierno? ¿Son funcionales, hoy, a la pretensión de Washington de instalar una base militar en la zona?
-El EPP es un grupo que se radicalizó y tomó la opción de armarse; evidentemente reivindican los reclamos sociales del Norte del país, una zona empobrecida sin el apoyo ni el desarrollo que tiene la zona Sur y, por consiguiente, la población tiene altos indicadores de desigualdad y pobreza. Ante esto buscan, de una forma ilegal, recomponer la situación de los pobladores ya que en los secuestros piden, también, que los familiares de las víctimas entreguen alimentos a cambio de la liberación. Al propio presidente Lugo le tocó secuestros como el del senador Zabala y esto motivó que en ese momento el Gobierno nacional declare a los integrantes del EPP como delincuentes. Por eso le reitero que la posición de Lugo siempre fue muy clara.

-¿Cómo analiza el Frente guazú el accionar militar del presidente Mario Abdo Benítez que mató a dos niñas de 11 y 12 años?
-Desde un principio el Frente guazú se opuso al accionar de este grupo militar. Esta fuerza fue creada en 2013 al poco tiempo de asumir el expresidente Horacio Cartes, violando la Constitución Nacional donde estas medidas de fuerza que pueden intervenir en un territorio X, por un corto tiempo, tienen que ser muy delimitados; no pueden pasar más de tres meses y su accionar debe ser informado al Congreso. Estas medidas transitorias se convirtieron en medidas permanentes a través de una Ley en 2013 y eso, a nuestro criterio, es inconstitucional. Tenemos denuncias de poder donde aparentemente hubo excesos en el accionar de estas fuerzas Elite. En el Norte la gente quedó atrapada entre el EPP, las fuerzas de Elite y el narcotráfico. La Elite entorpece el desarrollo social de la zona donde antes habían organizaciones campesinas que terminaron criminalizándose detrás del EPP o sirven de escudo a los narcotraficantes.

-¿Quiénes, a su entender, están financiando al EPP?
-Usan todos los mecanismos delictivos posibles para autofinanciarse. Secuestros, extorsiones a los empresarios y dueños de los capos y no descarto que estén vinculados con el narcotráfico porque es sabido de la producción de marihuana en esa zona.

-Trascendió que una de las niñas asesinadas, Lilian Villalba, sería la hija biológica de la líder del EPP Magna Meza, y la habría entregado en adopción a Myrian Villalba -que negó esa versión a Misiones Plural-. ¿Usted tiene conocimiento alguno al respecto?
-No. Pero más allá de quién fuera la madre biológica, el Gobierno nacional mató a dos niñas de 11 y 12 años y quedó claro que la Fiscalía quiso ocultar la situación que se planteó con este hecho.

-¿Qué responsabilidad le atribuye al Gobierno de Abdo Benítez sobre la permeabilidad para que estas niñas ingresen al país y se introduzcan en el campo guerrillero del EPP? ¿No cree que, como dice su madre, dejaron que ingresen, las siguieron, para usarlas como gancho para atrapar a sus padres, líderes del EPP?
-Por eso digo que se debe establecer cuál fue la real actuación del grupo Elite, porque al parecer el ingreso al país de estas niñas era conocido por el Estado paraguayo. Entonces nos preguntamos por qué no se tomaron las medidas del caso. Por qué no hubo una política de protección para con las menores. No está clara la actuación del Gobierno.

-¿El EPP recluta niños y adolescentes?
-Según el grupo Elite, hay reclutamiento de jóvenes y adolescentes; se está investigando si de niños también y a través de un desprendimiento del exgrupo terrorista Agrupación Campesina Armada (ACA) que se habría incorporado al EPP.

-El presidente Abdo Benítez, ¿es funcional al ex presidente Horacio Cartés y a Donald Trump? ¿Es aprendiz de su padre, el ex secretario de Alfredo Stroessner?
-Abdo Benítez revindica al stroessnismo; no tiene una posición contraria a la dictadura ya que opina que trajo beneficios a Paraguay. Indudablemente que responde a Trump. Él está protegido por la Embajada norteamericana; esto se demostró cuando tuvo el apoyo para sortear el supuesto golpe constitucional. Con respecto a Cartés que si bien es su adversario político interno, necesita negociar y esto lo obligó a una supuesta alianza entre ambos.

-La actitud de mostrar el asesinato como un triunfo de parte del propio presidente Abdo Benítez produjo reacciones contrarias de los grupos humanistas y de gobiernos de otros países. ¿Cuál es su apreciación?
-Abdo Benítez cometió la torpeza política que ocasionó falta de credibilidad. Está enfrentando una serie de hechos que le ocasionan fragilidad política. Su Gobierno está salpicado por la corrupción, tiene una imagen debido a la baja conducción y con conflicto internacionales. Hay un deterioro de su capital político.

-¿Está garantizado el sistema constitucional paraguayo?
-En este momento pareciera que no están dadas las condiciones para un golpe constitucional. La alianza con su adversario interno, Horacio Cartés selló un pacto de gobernabilidad. Sinceramente no sé cuánto durará el pacto, no obstante, veo difícil que se puedan dar las condiciones para un golpe institucional.

Médica y política
La senadora Esperanza Martínez, médica, se recibió con honores de la Universidad de Medicina de Asunción. Fue miembro del Centro de Estudiantes de la Facultad de Medicina, clara oposición al exdictador Alfredo Stroessner.
En 2008, al asumir Lugo como presidente, la nombró ministra de Salud Pública. Durante su gestión se implementó la Atención Primaria de la Salud (APS). Fue presidenta de la organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2009 y vicepresidenta de la Asamblea Mundial de Salud (OMS) en 2012.
En la actualidad es presidenta de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado.

Fotografía tomada de Internet.

AFS – Misiones Plural