El Reino Unido avanza en una nueva ley que exige que sus empresas se aseguren que los productos y alimentos que importan no contribuyan a la deforestación ilegal en el mundo. Pero las empresas dicen que la prohibición “no van lo suficientemente lejos”. Según Greenpeace, en los últimos 30 años se han perdido 8 millones de hectáreas de bosques nativos para correr los límites de la frontera agrícola.

Jueves 8 de octubre de 2020 (Periodistas por el Planeta). Los principales supermercados del Reino Unido, los productores de ganado y los fabricantes de alimentos, incluidos McDonald’s, Tesco, Lidl, Nandos, Nestlé, Greencore y Pilgrim’s Pride le dijeron en una carta abierta al gobierno del Reino Unido que sus planes para prohibir los productos de la deforestación en las cadenas de suministro no son suficientes y pidieron reglamentaciones más estrictas.
La carta fue publicada el lunes 5 de octubre, día en que se cerró un proceso de consulta del Gobierno de Boris Johson sobre una propuesta de ley para prohibir la deforestación ilegal. La ley propuesta del gobierno requeriría que las grandes empresas que operan en el Reino Unido muestren de qué zona viene sus materias primas como el cacao, la soja, el caucho y el aceite de palma. Sería ilegal utilizar productos que no cumplan con las leyes para proteger la naturaleza en esas naciones de origen.
Sin embargo, las principales empresas de alimentos dicen que las leyes propuestas no van lo suficientemente lejos. Dicen que la ley debe aplicarse a toda la deforestación, no sólo donde se ha definido como ilegal en los países individuales. También dicen que las leyes necesitan aplicarse a las empresas en base a su impacto en la deforestación en lugar de su volumen de negocios.
Esta es una señal muy importante por parte de las empresas para países como la Argentina, donde la deforestación ha sido rampante. Según Greenpeace, en los últimos 30 años se han perdido 8 millones de hectáreas de bosques nativos para correr los límites de la frontera agrícola.
La carta dice: “Aplaudimos el esfuerzo del Gobierno para presentar una legislación que creará un campo de juego nivelado”. Este es un paso adelante, pero actualmente no se prevé que sea suficiente para detener la deforestación y alentamos al Gobierno a que vaya más allá para adoptar requisitos que aborden esta cuestión”.

Citas de la Carta:
Chris Brown, Director de Abastecimiento Sostenible de Asda, dijo: “Acogemos con satisfacción los esfuerzos que el gobierno ha hecho hasta ahora para hacer frente a la deforestación. Los planes actuales no harán lo suficiente para proteger los frágiles ecosistemas que reducirán el riesgo de un cambio climático catastrófico. No podemos resolver este problema por nuestra cuenta y necesitamos una legislación que garantice la presentación de informes completos y normalizados a lo largo de la cadena de suministro, junto con incentivos para los proveedores que avancen hacia una producción más responsable desde el punto de vista ambiental”.
Robin Willoughby, Director de Mighty Earth en el Reino Unido, dijo: “La legislación propuesta continuaría permitiendo la deforestación desenfrenada en lugares críticos como Indonesia y Brasil. Casi 90 millones de hectáreas de bosques brasileños podrían ser talados legalmente bajo el alcance de esta ley – cuatro veces el tamaño del Reino Unido. Con la Amazonia en llamas y los bosques siendo talados a un ritmo alarmante, la naturaleza no reconoce la diferencia entre la deforestación legal e ilegal. Apoyamos este llamamiento de las empresas para que el gobierno sea mucho más ambicioso y apunte a alimentos y productos libres de deforestación que entren en el Reino Unido – y se asegure de capturar a las empresas que tienen más probabilidades de haber causado este problema en primer lugar”.
Tanya Steele, CEO de WWF dijo: “La naturaleza está en caída libre a nivel mundial, impulsada por nuestro sistema de alimentos rotos. Ahora las empresas de renombre a lo largo de nuestra cadena de suministro de alimentos están exigiendo leyes aún más estrictas que las que ya están sobre la mesa. Antes de la cumbre climática COP26 en Glasgow el año que viene el Gobierno del Reino Unido debería atender este llamamiento y presentar una legislación que ponga fin a nuestra destrucción de lugares preciosos como el Amazonas”.

Reino Unido a favor de los bosques
El Reino Unido avanza en una nueva ley que exige que sus empresas se aseguren que los productos y alimentos que importan no contribuyan a la deforestación ilegal en el mundo.
La ley busca hacer frente a la perdida de bosques tropicales asociada a la producción de soja, aceite de palma, cacao y carne vacuna, según informó la Asociación Civil Periodistas por el Planeta. El Reino Unido importa este tipo de productos desde América Latina, África y el sudeste Asiático. La Argentina está en el listado de sus proveedores.
Una reciente encuesta de YouGov demostró que el 55% de las personas en aquel país europeo consideraría no comprar carne que provenga de zonas deforestadas. Ante la creciente preocupación de los consumidores por contribuir de forma indirecta al desmonte del Amazonas, el gobierno le impuso a las empresas la responsabilidad de saber de dónde proceden sus productos.
Esto afectaría de forma directa a Brasil, que es uno de los países que más exporta al Reino Unido. Si bien la actual administración brasilera fue muy criticada por el avance sobre el Amazonas, su Gobierno hizo caso omiso a este tipo de cuestionamientos y continúan en aumento las tasas de deforestación. Empresas como Burger King y Tesco –la cadena de supermercados más grande de Reino Unido- mostraron la negativa a seguir comprando productos de Brasil.
Según las organizaciones RSPB y WWF, se necesita una superficie media anual de 21,3 millones de hectáreas para abastecer la demanda de productos básicos de Reino Unido. Esto equivale a un 88% de su propia superficie terrestre. Entre 2011 y 2018, las emisiones de de CO2 de este país escalaron un 8%.

Los firmantes de la Carta
La carta, emitida al gobierno británico, lleva la firma de:
Minoristas: Lidl, Aldi, Asda, Marks & Spencer, Islandia, J Sainsbury plc, Ocado, Tesco plc, La Cooperativa, Waitrose & Partners, Wm Morrison Supermarkets, Plc.
Marcas: Nestlé, Mondelez (propio Cadbury).
Restaurantes: McDonald’s, Nandos, Asociación de Restaurantes Sostenibles.
Productores de ganado: Eight Fifty Food Group (Young’s, Karro), El Parque Moy (uno de los mayores productores de pollos del Reino Unido), Pilgrim’s Pride (uno de los mayores productores de carne de cerdo en el Reino Unido), Cranswick, Mariscos de Young.
Fabricantes: Greencore (gran productor de alimentos).